CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 16 de diciembre de 2021

Preocupa a la pesca la falta de lugares para aislamientos

Un contagio en un buque pesquero evidenció una problemática que enfrenta el sector. “Como ya estamos en la temporada, los hoteles no nos quieren tomar”, aseguran desde Simape.

Puerto de Mar del Plata

La pesca enfrenta por estos días una nueva problemática que preocupa a todo el sector: la falta de lugares para aislamientos ante casos positivos de Covid-19, tal como lo marca el protocolo dispuesto para la actividad.

Esta situación quedó evidenciada tras la detección de un contagio en el buque pesquero “Tesón”, lo que provocó que haya que buscar un hotel para que el caso positivo y sus contactos estrechos realicen el aislamiento correspondiente, pero numerosos establecimientos se negaron a recibirlos porque se encuentran a las puertas de una esperada temporada estival en la que aguardan volver a trabajar con una cantidad importante de turistas.

“Hubo un contagio y a partir de ahí hay una serie de otros tripulantes que tienen que ser aislados. Al principio les costó conseguir hotel, después pudieron encontrar y algunos decidieron realizar el aislamiento en su domicilio”, le comentó al respecto el presidente del Consorcio Regional del Puerto, Gabriel Felizia, a LA CAPITAL.

“El problema que hay, lo que está sucediendo, es que el año pasado había hoteles disponibles y este año con el tema de la temporada ya no hay”, agregó.

En la misma línea se pronunció el secretario gremial del Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape), Julio César Ramírez, quien remarcó que “como ya estamos en la temporada, los hoteles no nos quieren tomar”.

Frente a este panorama, Ramírez adelantó que los gremios del sector se encuentran trabajando en conjunto con el objetivo de conseguir un lugar para que los trabajadores de la pesca puedan realizar los aislamientos en caso de que lo requieran y no tener que estar buscando permanentemente lugares para ello.

“Estamos buscando un lugar para que cuando venga un barco con un par de casos vayan los muchachos y se aíslen ahí”, dijo y agregó: “Estamos teniendo conversaciones, todavía no hay nada concreto, pero estamos conversando con el municipio y la Provincia”.

Protocolo

En este marco, Felizia explicó que la pesca tiene “el mismo protocolo que quedó desde el año pasado”. “Son protocolos de intervención que tienen que ver básicamente con respuestas que exigen las normas vigentes, tanto provinciales como nacionales, y que tienen que ver con el cuidado de la salud de las y los trabajadores”, añadió.

Seguidamente, el presidente del Consorcio Portuario destacó: “A nosotros lo que nos corresponde en el muelle es aplicar el protocolo y no vamos a dejar de actuar como lo hicimos siempre porque es la forma en la que mantuvimos el puerto operativo”.

“Nuestra función llega hasta ahí -continuó-, después lo que las cámaras o los gremios puedan llegar a resolver para mejorar la situación nosotros lo vamos a apoyar, porque siempre vamos a priorizar dos cosas: primero la salud de los trabajadores y después que el puerto siga activo porque es lo que necesitamos”.

Ramírez también se refirió al protocolo y consideró que “por supuesto que hay que actualizarlo”, mientras que fuentes del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), que se encuentra en elecciones, coincidieron en que “algo hay que hacer”, al tiempo que adelantaron que la próxima semana podrían juntarse “todos los gremios” para debatir al respecto.

Más casos

Por último, Felizia señaló que en el sector “han subido los casos” positivos de coronavirus. “Cuando vos ves que empiezan a llegar buques con problemas es porque la situación está empeorando. Pasó lo mismo cuando hubo los otros dos picos. Ojalá que no siga, pero nosotros vemos que hay algo más de contagios”, manifestó.

En concordancia con Felizia, Ramírez también destacó un alza en los casos y agregó: “Acá cuando un barco viene con un contagiado te enterás enseguida, generalmente con los barcos chicos son pocos, pero con un barco grande es mucha más la gente que hay que aislar”.

“Tenés un contagiado en un barco factoría y son 30 personas la que necesitan aislamiento”, alertó el secretario gremial del Simape y recalcó que, tras las fiestas de fin de año, “cuando empiece a moverse el grupo grande de barcos, vamos a tener que tener un lugar para eso”.