La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Opinión 6 de noviembre de 2016

¿Qué hacer con la plata del blanqueo?

por Pablo Castagna

La etapa inicial del blanqueo está finalizando. Los contribuyentes estuvieron, los últimos meses, analizando con los especialistas fiscales como instrumentarlo de la mejor manera, de acuerdo a las posibilidades que la nueva ley de sinceramiento fiscal otorga.

Ahora comienza, la etapa más importante que es empezar a ocuparse del nuevo patrimonio post-sinceramiento fiscal.

Para ello, los inversores se están acercando a los especialistas en inversiones, para entender las diferentes alternativas que ofrece el mercado de capitales.

Los inversores deben estar muy atentos al comportamiento de las principales variables: tipo de cambio, inflación y nivel de endeudamiento y a partir de allí tomar las mejores decisiones de inversión.

El primer paso es definir los plazos y la moneda dónde los inversores se sienten cómodos.

Diversificar entre pesos y dólares es una muy buena opción, y una recomendación profesional es estar muy atentos a la volatilidad que presenta el tipo de cambio.

Entre los instrumentos que recomendamos los especialistas para esta estrategia se cuentan las alternativas de inversión en pesos, en dólares y en acciones.

En pesos, las Lebacs, siguen siendo muy atractivas, y es recomendable invertir en el plazo de 35 días e ir renovándolas, ya que actualmente presentan tasas de rendimiento de 26,75% con una expectativa de tipo de cambio en $16 para fin de año y cercana a $ 18 para el promedio de 2017.

Claramente, los inversores individuales debieran analizar estas tasas reales potencialmente positivas en dólares.
A su vez, muchas de las principales provincias están acercándose al mercado de capitales a licitar Letras provinciales, en muchos casos con rendimientos en pesos del orden de 1,5% por encima de las Lebacs.

En estas opciones tenemos los ejemplos de las Letras de Mendoza y Chubut, emitidas durante las últimas semanas.

En una segunda opción, los inversores tienen al alcance de su evaluación los bonos en dólares, que, además de la cobertura frente a la volatilidad del tipo de cambio, tienen el carry del cupón.

Los operadores del mercado encontramos atractivo el tramo medio de la curva en dólares, especialmente en títulos provinciales, donde encontramos rendimientos superiores al soberano.

A modo de ejemplo se pueden citar el Bono de la Provincia de Córdoba 2021, que rinde 5,75% anual.

También está el Bono de la Provincia de Salta 2024, con un rinde de 7,50% anual y el Bono de la Provincia de Mendoza 2024, que rinde 7,75% anual.

Y para aquellos inversores más conservadores, recomendamos el Bono de la Ciudad de Buenos Aires 2021, con un rendimiento del 5,5% anual en dólares.

Tanto las Lebacs como los bonos provinciales, están exentos del Impuesto a las Ganancias y a los Bienes Personales para las personas físicas, algo que es un dato muy importante para la Argentina que se viene con posterioridad al Sinceramiento fiscal.

También hay muy buenos rendimientos en Bonos Corporativos, como los de Irsa 2023, rindiendo 6,50% anual en en dólares o la disponibilidad de la emisión de YPF 2024, que ofrece un rendimiento de 7% anual en dólares.

Tomando como una tercera opción a las acciones, en el mercado bursátil, conviene observar los portfolios de aquellos inversores más experimentados y dispuestos a asumir riesgos de volatilidad en los precios.

En este segmento, los especialistas entendemos que existen muy buenas alternativas en Renta Variable, que serían las principales ganadores con la recuperación económica, de cara a las expectativas macroeconómicas para 2017.

En este caso es clave, estar diversificado en diferentes industrias que pueden definirse de la siguiente manera:
En bancos habrá que observar las acciones de los bancos que tienen gran concentración de clientes en el segmento del consumo. En este sector, las perspectivas de recuperación del consumo y del crédito interno serán elementos muy importantes para evaluar las perspectivas de crecimiento de cada acción. Uno de estos ejemplos, se puede visualizar en el grupo Financiero Galicia (GGAL).

Evaluando acciones del sector financiero en base a criterios de inversión más técnicos, los papeles del Banco Macro (BMA) están entre nuestras recomendaciones. La entidad está muy bien posicionada para enfrentar los desafíos económicos, con alto ratio de capitalización y liquidez que le permitiría incrementar su exposición al crédito y aumentar ingresos.

En otro frente de potencial atractivo para las inversiones que pueden derivar del blanqueo o sinceramiento fiscal, se encuentran el petróleo y el gas que son sectores estratégicos para el Gobierno.

Especialmente el segmento de papeles vinculados a la producción de gas, tiene entre sus roles protagónicos potenciales a YPF, cuyo negocio está centrado en la extracción de este fluido, que en el mediano y largo plazo le va aportar mucho valor a la compañía.

Pero también recomendamos Pampa Energía (PAMP), a través de su subsidiaria Petrolera Pampa ya que, mediante la reciente adquisición de Petrobras Argentina, está muy bien diversificada en el sector.

En otros segmentos atendibles para inversión, por la asociación con las perspectivas del consumo, está la acción de IRSA, cuyo principal negocio es el alquiler de oficinas y los ingresos a través de los shoppings, dos de los principales sectores que se verán beneficiados ante la recuperación económica esperada.

(*): director del segmento Individuos en Casa Financiera Puente.