10 de enero de 2019
Comentarios

En esta nota

Red de carnicerías cometía fraude eléctrico: el consumo no iba al medidor

La empresa EDEA detectó la irregularidades en tres sucursales de un conocido frigorífico de Mar del Plata y aplicó las sanciones correspondientes.

Un conocido frigorífico de Mar del Plata con una red de carnicerías distribuidas en distintos puntos de la ciudad estaba cometiendo fraude eléctrico, con un consumo que no era registrado por los medidores, por lo que se aplicaron sanciones, según informaron desde la empresa EDEA.

Con la llegada de la temporada de verano, la empresa distribuidora de energía reforzó sus controles para detectar el robo de luz e intensificó sus inspecciones en diversas zonas comerciales y residenciales de la ciudad.

Desde los últimos días de diciembre a la fecha, informaron, se han labrado más de cincuenta actas de fraude, entre las cuales se destaca el caso de un conocido frigorífico que contaba con tres de sus carnicerías con conexiones directas, que evitaban el registro de energía.

Los locales donde se detectaron las irregularidades se encuentran ubicados en Libertad entre Italia y Misiones; en avenida Juan B. Justo esquina Vignolo; y Luro entre Amaya y Carrillo. En los tres casos una parte de la energía consumida no era registrada por el medidor ya que contaban con conexiones directas a la red.

Con la intervención de personal especializado, la empresa está llevando a cabo en distintos sectores de la ciudad un barrido de la totalidad de los suministros existentes, tanto comerciales como residenciales, lo cual ha permitido detectar también en una despensa de Corrientes entre San Martín y Rivadavia, la manipulación de un medidor que registraba menos energía de la consumida y una conexión ilegal, por dentro de una columna soporte, que luego se extendía bajo tierra para alimentar las instalaciones de un camping ubicado en el barrio San Eduardo del Mar, en calle 99 entre 14 y Diagonal de la Torre.

En cuanto a las sanciones aplicadas en estos casos, tal lo establecido en el contrato de concesión, las acciones realizadas dan lugar al cobro de facturas complementarias para el recupero de la energía eléctrica consumida y no facturada, que incluyen conceptos relativos a la energía tomada ilegalmente, más las penalidades y cargos correspondientes, según informaron desde EDEA.

Subir