La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 13 de junio de 2019

San Jorge, un club “joven” que llegó como sorpresa a la final

Alvarado lo enfrentó tres veces en las últimas dos temporadas y lo eliminó el torneo pasado.

San Jorge de Tucumán, fundado hace apenas una década y que desde hace ocho temporadas disputa el Federal A, será el rival de Alvarado en la definición por el segundo ascenso a la Primera B Nacional de fútbol, que comenzará este domingo desde las 16 en el Estadio Angel Pascual Sáez.

San Jorge inició su camino en la Primera B tucumana, en la que permaneció una sola temporada, ya que enseguida logró el ascenso. En el primer torneo en la máxima categoría local logró la clasificación al Torneo del Interior. Y en su segunda experiencia a nivel nacional ya tuvo dos oportunidades de ascenso: cayó en la final con Huracán Las Heras de Mendoza y en la promoción ante Cruz del Sur de Bariloche. Sin embargo, su campaña le valió la invitación al Argentino B por mérito deportivo.

Su paso por esa categoría fue fugaz. Porque en la temporada 2011-12 cayó en la final con Guaraní Antonio Franco y ascendió vía promoción contra Comisión de Actividades Infantiles: perdió 1-0 la ida como local y logró un sorprendente triunfo 3-1 en Comodoro Rivadavia.

Ese mismo año Alvarado también logró el ascenso, en forma directa, luego de la recordada definición por penales ante Deportivo Roca.

Después de algunas campañas irregulares, en 2015 el club tucumano sufrió una crisis económica y estuvo al borde del descenso. Pero en la temporada 2017/18 avanzó hasta la segunda fase de play-offs de la Reválida, cuando se topó justamente contra Alvarado. Igualaron 1-1 en Tucumán y 0-0 en Mar del Plata, pero los de Mauricio Giganti se impusieron por penales.

El arquero tucumano Nicolás Carrizo fue figura en el Minella pero no pudo atajar ningún remate desde los doce pasos. El “1” continúa en San Jorge como Alejandro Pérez, David Valdez, Martín Peralta y Jorge Zambrana, entre otros. De Alvarado jugaron esos partidos Emanuel Urquiza, Gonzalo Lucero, Francisco Molina, Matías Caro y Tomás Mantia (ahora no estará por lesión).

En esta temporada, San Jorge clasificó en el cuarto lugar de la Zona 4 (Alvarado fue primero en la Zona 1) en la fase inicial y después entró como mejor tercero en la Zona B (Alvarado fue primero en la Zona A) en la segunda instancia. En el Pentagonal por el primer ascenso, los tucumanos terminaron cuartos, un puesto detrás de Alvarado. En el choque entre sí, en el Minella, volvieron a igualar 1 a 1. En el conjunto tucumano, dirigido por Víctor Nazareno Godoy, se destaca Ricardo Tapia, autor de 11 goles. El experimentado volante derecho ya logró el ascenso en 2017 con Mitre de Santiago del Estero.

A la “sombra” de los dos grandes tucumanos (Atlético y San Martín), San Jorge no tiene muchos seguidores. Su estadio tiene capacidad para 2.000 espectadores y la sede está en la localidad de San Andrés, seis kilómetros al sur del centro de San Miguel de Tucumán.