La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Pibxs 2 de diciembre de 2019

Scorsese lo hizo de nuevo

The Irishman (El Irlandés) se lleva todas las miradas. Una de las películas más esperadas del año, con un elenco de primera categoría que lleva la historia de forma dinámica y atrapante a lo largo de las 3 horas y media que dura el film.

Martin Scorsese demuestra una vez más ser de los mejores cineastas, con una sucesión de hechos sólida y coherente que retratan con exactitud el contexto de la época, el ánimo popular y las claves para la culminación de todo.

Las tres grandes figuras protagónicas son nada más y nada menos que Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci, quien salió de su retiro de la actuación sólo para formar parte de este largometraje. Es gracias al primero que El Irlandés cobró vida, De Niro leyó el libro I Heard You Paint Houses, de Charles Brandt, y decidió llevarlo a un nuevo nivel. Compró los derechos y contactó a Scorsese para contarle la historia, el director no dudó y supo ver el potencial de lo que hoy es uno de los eventos cinematográficos más significativos de los últimos años.

Tanto el libro como la película siguen al sicario Frank Sheeran, quien de alguna forma se vió involucrado con uno de los enigmas más grandes de la historia norteamericana del siglo XX, la desaparición del líder camionero Jimmy Hoffa. El protagonista (De Niro) es un veterano de la Segunda Guerra Mundial y camionero, devenido en asesino a sueldo de la mafia de Filadelfia. Fue cercano al mafioso Russell Bufalino (Pesci), y a través de él y del crimen organizado, se relacionó con Hoffa (Al Pacino), líder de la poderosísima Hermandad Internacional de Teamsters, y que desapareció de forma misteriosa en 1975. Antes de morir, Sheeran dijo que él lo había matado.

Será un Sheeran anciano en un asilo el que relata su apasionante historia de crímenes, traición, acción, peleas sindicales, juicios, alianzas y búsqueda de redención. La inversión para realizarla fue de 150 millones de dólares apróximadamente, necesarios para conseguir la ambientación correcta de las décadas del 50´, 60´ y 70´ que tiene El Irlandés. Es el argentino Pablo Helman uno de los responsables de los maravillosos efectos visuales que rejuvenecieron a los personajes para narrar sus vidas desde la juventud hasta la vejez.

Mar del Plata fue la primer ciudad del país en proyectar la película, en motivo del 34° Festival Internacional de Cine de la ciudad. Contó con dos funciones, ambas el último día del evento, una a las 9am y otra por la tarde noche en la ceremonia de cierre. Ambas en el Teatro Auditorium con entradas agotadas.

Por Julia Sartora para Pibxs