CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
El Mundo 7 de abril de 2024

Seis meses de la guerra de Israel en la Franja de Gaza: una radiografía en cifras

Murieron más de 33.100 gazatíes, según datos el Ministerio de Sanidad, controlado por Hamas. Israel asegura que unos 13.000 muertos son milicianos. La escalada del conflicto se inició con la matanza de 1.200 civiles israelíes.

Familiares visitan el lugar en memoria de las víctimas fallecidas durante el festival de música Nova en los ataques de Hamas del 7 de octubre de 2023, cerca de la frontera con la Franja de Gaza, sur de Israel. Foto: EFE | Abir Sultan.

Pese a una acusación “plausible” de genocidio contra Israel en la Corte Internacional de Justicia, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU demandando un alto al fuego “inmediato” y un informe de la relatora de la ONU para los Territorios Palestinos acusando a la comunidad internacional de inacción, la guerra que Israel mantiene en Gaza cumple seis meses.

Estas son las principales cifras de una crisis bélica, humanitaria y sanitaria sin precedentes en el enclave palestino de 365m² y 41 kilómetros de largo:

Unos 600 soldados muertos frente a 33.100 gazatíes

Más de 33.100 gazatíes murieron: 9.560 mujeres y 14.500 niños, según datos del Ministerio de Sanidad, controlado por Hamas. Además, hay 7.000 cuerpos bajo los escombros y más de 75.800 palestinos heridos.

Israel asegura que unos 13.000 muertos son milicianos, aunque Hamas afirma que son la mitad. El Ejército israelí atacó unos 32.000 objetivos de Hamas, que lanzó unos 9.100 proyectiles.

Del lado israelí murieron 260 soldados en la ofensiva y suman 604 incluidos los caídos en el ataque de Hamas del 7 de octubre, que dejó unos 1.200 fallecidos.

Israel cuestiona estas cifras, pero en guerras previas en Gaza han sido fidedignas y organismos como la ONU o la Organización Mundial de la Salud (OMS) las consideran, incluso, conservadoras.

También murieron 95 periodistas, casi todos palestinos, según datos del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), que lo califica como el conflicto “más peligroso” para la prensa.

Más de la mitad de rehenes siguen en Gaza

De los 253 secuestrados por Hamás el 7 de octubre quedan unos 129 cautivos, una treintena de los cuales ya estarían muertos, según la inteligencia israelí, aunque los islamistas elevan la cifra a 70 “por bombardeos israelíes”. Otros cuatro rehenes llevan años en Gaza, dos de ellos muertos.


Carmel Gat, tomada como rehén por militantes de Hamas durante los ataques del pasado 7 de octubre. Foto: EFE.

Carmel Gat, tomada como rehén por militantes de Hamas durante los ataques del pasado 7 de octubre. Foto: EFE.


Israel y Hamas acordaron un acuerdo de tregua de una semana a finales de noviembre, durante la que 105 rehenes fueron liberados por 240 prisioneros palestinos. Hamas había liberado a otros cuatro rehenes en octubre; mientras que sólo tres han sido rescatados por el Ejército israelí en una operación militar. Doce cuerpos de cautivos fueron recuperados, tres de ellos asesinados “por error” por soldados israelíes.

Cerca de 500 trabajadores médicos asesinados

Pese a ser contrario al derecho internacional humanitario, Israel atacó sistemáticamente los hospitales bajo la premisa de que Hamas los utiliza como base. En total, 484 trabajadores médicos fueron asesinados y 32 de los 36 hospitales del enclave están totalmente fuera de servicio, según el Ministerio de Sanidad gazatí; además de otros 53 centros médicos.


El estacionamiento del hospital Al-Ahli destruido tras una explosión en la ciudad de Gaza. Foto: EFE | EPA | Mohammed Saber.

El estacionamiento del hospital Al-Ahli destruido tras una explosión en la ciudad de Gaza. Foto: EFE | EPA | Mohammed Saber.


Tras dos semanas de asedio, el Hospital Shifa, el mayor de la Franja, quedó el lunes totalmente inoperativo. El Ejército israelí aseguró haber matado a unos 200 supuestos combatientes y arrestado a 513 “miembros de Hamas o la Yihad Islámica”; mientras que el Gobierno de Hamas estima más de 400 muertos. Según la OMS, al menos 21 pacientes murieron en este operativo.

Al borde de la hambruna

Organizaciones humanitarias y la ONU acusan a Israel de usar el hambre como arma de guerra. Al menos 31 personas murieron de inanición, 27 de ellas menores por malnutrición y deshidratación, según la ONU.

La mitad de la Franja -más de un millón de personas- está en riesgo de hambruna inminente; más de 677.000 gazatíes sufren inseguridad alimentaria “catastrófica” y unos 28.180 niños padecen malnutrición -uno de cada tres menores de dos años tienen desnutrición aguda-, según un reciente informe respaldado por la ONU.


Palestinos oran junto a las ruinas de una mezquita destruida por una incursión israelí en Rafah. Foto: EFE | EPA | Haitham Imad.

Palestinos oran junto a las ruinas de una mezquita destruida por una incursión israelí en Rafah. Foto: EFE | EPA | Haitham Imad.


Pese a ello, cientos de camiones siguen varados en los únicos dos pasos terrestres abiertos por Israel. En marzo, 160 camiones diarios entraron de media a Gaza, un repunte frente a meses anteriores. Antes de la guerra lo hacían medio millar al día, dice Naciones Unidas.

Israel impide la llegada de ayuda en “inspecciones arbitrarias” y exhaustivas, en donde pueden requisar desde dátiles hasta pastillas purificadoras y ordenar a los camiones empezar el proceso de cero.

Además, Israel ha atacado de forma repetida puntos de reparto de ayuda, y en esta guerra ya han muerto 197 cooperantes, según la ONU, tres veces más que en Somalia o Afganistán.

La situación empeoró tras el ataque mortal con 7 muertos contra el convoy de World Central Kitchen, la ONG fundada por el chef español José Andrés, que decidió suspender el reparto de alimentos. Otras como Anera hicieron lo mismo, en un temido efecto dominó que no podrá ser paliado con el lanzamiento de ayuda aérea.

El 87 % de población desplazada

Antes de la guerra, en la urbe sureña de Rafah vivían unas 275.000 personas, lo que aumentó a 1,4 millones tras un influjo masivo de desplazados; hacinados en tiendas sin espacios privados o higiene.

De 2,3 millones de gazatíes, dos millones están forzosamente desplazados, el 87 % de la población. 360.000 viviendas han quedado destruidas o inhabitables por los bombardeos, en los que Israel ha lanzado 70.000 toneladas de explosivos que han dejado 26 millones de toneladas de escombros, según Hamas.

Entre los desplazados, más de un millón sufrieron enfermedades contagiosas y 10.000 enfermos de cáncer no reciben tratamiento. Además, 230.000 enfermos crónicas carecen de acceso a medicamentos.

EFE.



Lo más visto hoy