6 de julio de 2018
Comentarios

Sigue sin haber un acuerdo que permita restablecer la recolección de residuos

El gremio mantiene el paro por la falta de pago de los sueldos y los aguinaldos debido a que el municipio le adeuda a la empresa los servicios de mayo y junio. Hubo reuniones con funcionarios que no arrojaron resultados. No se descarta una conciliación obligatoria. En La Plata las explicaciones del municipio causaron malestar.

Las tratativas entre el gobierno municipal y el sindicato de Camioneros para restablecer el servicio de recolección de residuos, suspendido desde la noche del jueves por el incumplimiento en el pago de los salarios y el medio aguinaldo, parecen continuar estancadas.

Por esa razón y a pesar de que se espera que haya nuevas reuniones, en las últimas horas comenzó a incrementarse la inquietud frente a la posibilidad de que el conflicto persista durante buena parte de este fin de semana largo.

La medida de fuerza dispuesta por Camioneros es en reclamo por el pago de los sueldos del mes de junio y del medio aguinaldo de los trabajadores de Transportes 9 de Julio.

“En la empresa dicen que no tienen el dinero porque el municipio todavía no les pagó el servicio correspondiente a los meses de mayo y junio“, explicó el secretario adjunto del sindicato, Juan Vargas.

Durante la mañana de hoy hubo reuniones entre dirigentes del gremio y algunos funcionarios, durante las cuales no se logró ningún avance.

De las conversaciones participaron el secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle; el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente y el titular del Ente Municipal de Vialidad y Servicios Urbanos, Eduardo Leitao.

En esos encuentros, los funcionarios habrían reclamado que el sindicato deje sin efecto la medida de fuerza, pero sin ofrecer a cambio ninguna solución concreta ya que, aparentemente, la comuna no dispone de fondos propios para hacer frente a los compromisos que mantiene con la empresa.

Para empeorar la situación, este viernes la Municipalidad pretendió desligarse del origen del problema, intentando depositar las culpas en la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal.

A través de un comunicado que en La Plata fue recibido con muchísimo malestar, la comuna atribuyó el conflicto a “problemas administrativos” del gobierno de la provincia de Buenos Aires para girarle fondos, supuestamente, provenientes desde la Nación.

Sorprendidos ante esa justificación, fuentes de la gobernación aseguraron estar al tanto de la medida de fuerza y afirmaron que están siguiendo de cerca su evolución. E indicaron que hay algunos funcionarios, como el ministro de Gobierno, Joaquín De la Torre, dispuestos a colaborar en la medida que el intendente Carlos Arroyo intervenga en el tema y se comunique con él.

No obstante, es sabido que la relación entre el ministro y el jefe comunal no atraviesa por su mejor momento.

“Lo que resulta llamativo es que el municipio no haya hecho las previsiones necesarias para pagar un gasto corriente y básico como es el de la recolección de residuos y que para ello dependa del envío de recursos desde otras jurisdicciones, justo antes de que se inicie un fin de semana largo”, deslizó una fuente.

Mientras tanto en Mar del Plata, ante a la falta de acuerdo entre el municipio y el gremio, comenzó a ser considerada la posibilidad de que el Ministerio de Trabajo dicte una conciliación obligatoria.

No obstante, desde el sindicato dejaron entrever una escasa predisposición para acatar esa medida.

Según trascendió, de momento están siendo evaluadas distintas alternativas con vistas a un nuevo encuentro que las partes tienen previsto realizar pasadas las 17 horas de este viernes.

Subir