12 de junio de 2018
Comentarios

Sostenía un comedor y se quedó sin trabajo: el lugar ahora necesita más ayuda

La lucha de Noelia para "Huellitas", en Las Canteras.

Noelia Molina es administradora del comedor Huellitas, que funciona en el barrio Las Canteras. Ella trabaja hace 7 años y, cuando las cosas se empezaron a poner difíciles en el barrio, decidió hacer algo para cambiar la realidad.

En su propia casa y sosteniéndolo con su sueldo, fundó el Comedor y Merendero Huellitas. Al mismo asisten unas 70 personas. Aunque la mayoría son chicos, también comen allí algunas madres solteras y adultos mayores que se encuentran solos y muchas veces sin un plato de comida.

Pero Noelia y su comedor se encuentran hoy en una situación muy difícil. Es que después de siete años, Noelia perdió su trabajo. Aunque su marido y su madre la ayudan, la mayor fuente de sostenimiento del comedor era el aporte de ella. Desde que ella no cuenta con ese ingreso, el comedor funciona tres veces a la semana. Sólo los viernes, ofrece cena. Los martes brindan apoyo escolar y merendero y los sábados merienda y roperito comunitario.

Aunque les gustaría dar de comer más días a la semana, la verdad es que Noelia y su familia no pueden sostener solos más frecuencia. Para poder brindar un servicio extendido, las principales necesidades que tienen actualmente

es carnes, frutas, verduras y alimentos no perecederos.

También reciben botas de lluvia para los nenes, que muchas veces acompañan a sus padres a trabajar al basural, y tener esas botas hace un cambio radical en su estilo de vida.

Contacto

Para colaborar con este comedor, es posible contactarse con Noelia a la página de Facebook: Comedor “Huellitas”.

 

Subir