La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 10 de febrero de 2019

Siguen las polémicas designaciones de personal político en el municipio

El intendente nombró director general de la Secretaría de Cultura a Pablo Jacobo. Días atrás, desde el bloque oficialista pidieron que el intendente "frene la designación de funcionarios".

Las designaciones de personal político en el municipio de General Pueyerredón no se detienen a pesar del rechazo y los pedidos de informes presentados en el Concejo Deliberante.

En las última horas, el intendente nombró director general de la Secretaría de Cultura a Pablo Jacobo, quien tendrá un sueldo básico de más de 100 mil pesos. El cargo era ocupado por Adrián Alvarez quien fue derivado al área de fiscalización de guardavidas.

El principal antecedente de Pablo Jacobo antes de arribar a la dirección de la Secretaría de Cultura se encuentra en la organización del festival de cine independiente, Marfici, actividad que cuenta con el apoyo publicitario del municipio.

Jacobo es hijo del periodista José Luis Jacobo,  quien también cuenta con un fuerte apoyo económico de la Municipalidad con pauta publicitaria según se puede ver en la página web oficial de la Comuna. Además, en los últimos meses el comunicador pasó a integrar parte del círculo cercano del intendente Carlos Arroyo y es uno de los polémicos consejeros que genera  incomodidad en el oficialismo.

Pablo Jacobo y Carlos Arroyo, en el centro del panel.

Pablo Jacobo y Carlos Arroyo, en el centro del panel.

Según pudo saber LA CAPITAL, la designación de Jacobo generó un fuerte malestar entre los empleados de la Secretaría de Cultura e incluso de otros funcionarios políticos. “Hablamos de austeridad y a diez meses de terminar la gestión nombramos un cargo que tiene un sueldo básico de más de 100 mil pesos y que ya tenía un funcionario a cargo”, confió un integrante del gabinete que pidió reserva.

Hace quince días generaron polémica los nombramientos de Verónica Giovanniello como subsecretaria de Hacienda; Mónica Felices como directora general de Asuntos de la Comunidad y Federico Matias, Daniela Castro y Samuel Albarracín como directores coordinadores de la Secretaría de Educación. También hubo nombramientos en la secretaría de Educación. De hecho, desde el bloque oficialista en el Concejo Deliberante, rechazaron la decisión.

“Hablamos de austeridad y a diez meses de terminar la gestión nombramos un cargo que tiene un sueldo básico de más de 100 mil pesos y que ya tenía un funcionario a cargo”, confió un integrante del gabinete.

El concejal radical Mario Rodríguez aseguró que el intendente “debe frenar la designación de funcionarios” y dar una señal de austeridad en el uso de los recursos públicos. El edil aseguró que no comparte esas medidas que, según dijo, “parecen responder más a compromisos preelectorales que a mejorar la gestión”.

También se sumó la concejala de Acción Marplatense, Claudia Rodríguez al asegurar que las designaciones en Educación son “otro despropósito de este gobierno”. “Es impresionante la cantidad de funcionarios que se nombran en las distintas áreas, y eso no se ve reflejado en los servicios que recibimos los marplatenses”, remarcó y anticipó la presentación de un pedido de informes en el Concejo.