La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 8 de octubre de 2019

Tiempo de definiciones, vienen todos y sueldos y gastos que sorprenden

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata

 

Arrancan horas cruciales para los candidatos a intendente de este distrito. Dentro de tres domingos uno de ellos será elegido nuevo jefe comunal. Todo parece evidenciar claramente que la lucha se circunscribirá a tres personas: Fernanda Raverta (Frente de Todos), Guillermo Montenegro (Juntos por el Cambio) y Gustavo Pulti (Acción Marplatense). Mar del Plata se apresta a vivir una elección crucial que puede convertirse en una bisagra para el futuro, tras cuatro años de gobierno del intendente Carlos Arroyo, con un retroceso en todos los campos y caída en todos los indicadores. Le tocará asumir al sucesor del actual jefe comunal en la ciudad con mayor desocupación del país, donde el 29,5% de la población vive debajo de la línea de la pobreza. No será fácil. No obstante, ninguno de los candidatos podrá aducir que desconoce el panorama con el cual se encontrará cuando asuma el 10 de diciembre.

Se vive cierta tensión en los bunkers de los principales candidatos. Se ingresa en el último tramo de la campaña y se sabe que el menor error puede arrojar por la borda todo el trabajo realizado durante años. Se mide cada paso, cada declaración, cada foto, cada acción. Mientras, comienzan a circular encuestas y se incrementan los debates que en realidad terminan siendo exposiciones de los candidatos sobre variados temas, sin cruces ni choques. Y a todo esto, llegan “visitas” de referentes provinciales o nacionales porque en definitiva, todos quieren ser gobierno en Mar del Plata.

………………

Fernanda Raverta tendrá un viernes especial. Ese día llegará a Mar del Plata el candidato a gobernador, Axel Kicillof. Raverta se mostrará junto a él y volverá a insistir en la necesidad del trabajo mancomunado entre comuna, provincia y Nación. La gran preocupación entre quienes manejan la campaña de la candidata, la más votada en forma individual en las PASO es “luchar contra la tijera” en octubre. En tal sentido, necesitan diferenciarse del ex intendente Gustavo Pulti, quien va con boleta corta. Raverta obtuvo en las PASO 111.491 votos, el 28,9% del total, pero quienes analizan las planillas en su búnker no dejan de percibir que la diputada nacional cosechó 45.907 sufragios menos que Axel Kicillof y 51.172 menos que Alberto Fernández. “Hay que subir el piso”, dicen, ya que es similar al obtenido dos años atrás cuando Marcos Gutiérrez, en las legislativas, como candidato a concejal, tuvo apenas 7.476 votos menos que Raverta.

Muchas fueron las sorpresas en varias casas de la ciudad. “Florecer” es la palabra clave. Una pieza gráfica que cuenta con una imagen del reconocido artista plástico Felipe Giménez y un texto de Fernanda Raverta: “Hace tiempo aprendí que cuando se pone empeño, trabajo y paciencia las ideas crecen. Tengo una idea que viene germinando: Vivir en una ciudad nueva. La ciudad que nos merecemos, la de las oportunidades para todos y todas. Creo en los marplatenses y estoy orgullosa de eso. Por eso te invito a acompañarme, a plantar tu semilla, a sumarte en esta maravillosa idea de ver florecer la ciudad”. La tarjeta va acompañada de un papel plantable con semillas. “Para nosotros la escucha es el punto de partida para buscar las mejores soluciones y propuestas a cualquier problemática”. Con ese espíritu, la candidata del Frente de Todos, continúa los días de campaña. Se reúne con empresarios de distintos rubros, mantiene encuentros con jubilados (durante este fin de semana estuvo acompañada de la diputada nacional Mirta Tundis), recorre los barrios y realiza encuentros en distintas plazas y otro sinfín de acciones que la tienen como protagonista.

“Por primera vez en nuestra historia los marplatenses y batanenses -insiste- tenemos un desafío y una oportunidad: permitir que las instituciones municipales, provinciales y nacionales estén en sintonía. Esa va a ser la forma de poner a Mar del Plata en marcha”, dice Raverta. Sueñan en el Frente, que en la ciudad ocurra en octubre lo que sucedió en 1983, cuando ganaron “los tres de la tres” (Alfonsín, Armendáriz y Roig) o en 2015, cuando se impuso la sábana de Arroyo, Vidal y Macri. “¡El arrastre solo no alcanza, pero no tenés idea de cómo ayuda!”, señalaba el sábado por la noche uno de los colaboradores de Raverta en colorida peña.

Y a propósito de antecedentes locales, en las oficinas de Gustavo Pulti se aferran a la tijera y a lo sucedido en 1995, cuando Elio Aprile, apelando al corte, le ganó al candidato justicialista Eduardo Pettigiani por 15 mil votos. Entusiasmado por las últimas encuestas, el ex intendente dice que para octubre parte de un piso del 18,3% logrado en las PASO (70.480 votos) y que diariamente percibe que se suman adhesiones. Sabe, no obstante, que con su boleta corta, el trabajo es más arduo pero en su equipo confían en volver a realizar “una tarea de docencia, en cuanto al corte de boleta, casa por casa, barrio por barrio, porque esta vez los marplatenses y batanenses elegimos intendente. El resto ya está definido”, sostienen.

“Sabemos lo que hay que hacer a partir del 10 de diciembre y nos duele ver el estado en que se encuentra hoy la ciudad. En cada recorrida, en cada visita que hacemos a los barrios, se constata el abandono de esta gestión”, sostiene Pulti, quien en las últimas horas mantuvo contactos -que decidieron no hacer públicos en su búnker- con quienes seguramente tendrán la responsabilidad de gobernar la provincia y la Nación. “La improvisación sigue siendo una amenaza”, señala. Dos candidatos a concejales de la lista de AM se seguían lamentando el lunes, en charla informal con un colega, por habérsele impedido a Pulti competir en las PASO con Raverta para definir al candidato del Frente de Todos, tal cual sucedió en Juntos por el Cambio entre Vilma Baragiola y Guillermo Montenegro. “Hoy la historia sería totalmente distinta”, asegura el más joven de los candidatos.

Guillermo Montenegro, en tanto, recibió la visita de la gobernadora María Eugenia Vidal y mientras camina la ciudad, apuesta a seguir junto a las máximas figuras del PRO, lejos de quienes han optado por cortarse solos tras los resultados de las PASO. De hecho, Montenegro, de acá hasta las elecciones, recibirá en dos oportunidades más a Vidal y a Mauricio Macri. La primera será a propósito de la realización del coloquio de IDEA -entre el 16 y el 18 de octubre- al tiempo que el miércoles 23 de octubre -un día después del Boca-River y un día antes del cierre en Córdoba- Montenegro estará junto a la gobernadora y el presidente en la “Marcha del Sí se puede” que se concretará en nuestra ciudad. El diputado nacional y candidato a intendente, también viene recibiendo a ministros provinciales y nacionales, quienes resaltan su capacidad de gestión.

………………………….

Entre reuniones y actos de campaña, Montenegro le reclamó al intendente Arroyo que deje de nombrar personal municipal antes de su retirada. “La política tiene que dar el ejemplo con la transparencia de sus actos, y con una administración responsable, porque el dinero no es de los políticos, es de cada marplatense. Hay que frenar el excesivo gasto y los nombramientos en la planta municipal que perjudican la economía municipal, y en consecuencia, a los vecinos”, expresó Montenegro, quien también necesita sumar votos si quiere ser intendente. En las PASO logró 83.118 votos (el 21,5%), y confía ahora en sumar muchos de los 57.238 que cosechó su rival, Vilma Baragiola, quien sigue jugando al misterio en cuanto a sus respaldos para octubre, pese a que la UCR ya hizo público su apoyo al candidato de la coalición gobernante. En realidad, Baragiola ha hecho “silenzio stampa” desde las PASO. Según el reciente trabajo de una consultora, de su caudal de votos, el 60 por ciento lo retendría Montenegro y el otro 40% se dividiría ente Raverta y Pulti. “Que nadie espere una foto de Baragiola con algunos de los candidatos aunque su teléfono suena constantemente”, explicó uno de sus más estrechos colaboradores.

Mientras tanto, en estos días distintas carteleras de la ciudad empiezan a cubrirse con afiches que muestran unidos a Abad con Guillermo Montenegro. “La presencia de Maxi, como la figura más relevante del radicalismo en esta ciudad, en la campaña apuntalando y jugando fuerte para Guillermo, demuestra la vocación de ganar la ciudad y sumar todo lo que se pueda para arriba”, dijo un importante funcionario de Vidal, durante su breve estadía en Mar del Plata. Abad divide su tiempo entre una intensa agenda en La Plata, en la que afina conversaciones con la conducción política provincial para el desarrollo de la campaña en sectores clave de la Provincia; el trabajo en Mar del Plata, quizá el desafío más importante en el interior bonaerense; y el compromiso asumido con intendentes y legisladores de la quinta sección electoral de hacer visitas y darle visibilidad a “las transformaciones que cada jefe comunal de Juntos por el Cambio logró en estos 4 años”.

…………….

En la recta final a las generales, la actividad es intensa y la cantidad de kilómetros recorridos es amplia. En los últimos días, además, sumó su voz a la de los radicales Mario Negri y Luis Naidenoff al cuestionar la actitud de los gobernadores que reclamaron por la quita del IVA en los productos de primera necesidad: “Hay que ser coherentes y aliviar la situación del que más lo necesita”, dijo después de un acto en Miramar en apoyo a la candidatura de Fabián Barberini, candidato a intendente de General Alvarado. Abad apuesta al triunfo de la gobernadora, quien en Mar del Plata logró 162.970 votos en las PASO (43,8% del total), aventajando apenas a Kicillof por 5.572 sufragios.

………………

A todo esto, en la municipalidad ya son muchos los secretarios que sólo esperan la llegada del 10 de diciembre para emprender nuevos desafíos. Consideran que es imposible que el intendente Carlos Arroyo pueda lograr la reelección tras haber obtenido en las PASO un contundente rechazo de marplatenses y batanenses. Lo votaron apenas 20.451 personas, el 5,3% del total de sufragantes. Es tal la desazón y el desánimo en el arroyismo que no dejó de sorprender el posteo en la cuenta de Instagram del jefe comunal y candidato, buscando fiscales para el 27. “Si fuiste mi alumno/a y querés acompañarme fiscalizando en las elecciones del 27/10 te invito a acercarte a La Rioja de lunes a sábado de 9 a 18”, se leía, como si se tratara de un aviso en la sección clasificados. Arroyo, quien de elogiar en cuanta oportunidad tenía al presidente Mauricio Macri pasó a criticarlo con virulencia desde que lo “invitaron” a dejar de pertenecer a Cambiemos, hoy tiene como máxima aspiración llegar al 8,33% de los votos, el piso como para al menos poder sumar un concejal al deliberativo local.

A propósito del Concejo Deliberante, sigue el conflicto con el pago a los asesores de los ediles, que lejos estaba de resolverse en las últimas horas. Es que, según señalan desde el Ejecutivo -siempre fue tensa la relación con el Concejo, y de hecho hay una presentación judicial ante la Corte pendiente de resolución sobre un supuesto conflicto de poderes en relación a la bonificación de los docentes municipales-, el Deliberativo ya gastó el 2% del presupuesto municipal que le corresponde por ley. Al margen, el tema no podrá ser ignorado por las próximas autoridades municipales, más en tiempo de crisis económica. “El debate sobre el gasto de la política va a estar en la agenda del próximo intendente”, se coincide en señalar en los bunkers de los principales candidatos.

…………………

“Lo que sucede en el Concejo es una locura. Se gastan 15 millones de pesos por mes en asesores. Son 254 asesores para 24 concejales, y sólo en sueldos de los mismos tenés 200 millones de pesos por año. A eso hay que sumarle los sueldos de los concejales más los del personal de planta. Alguna vez tendrá que debatirse este tema porque el gasto es obsceno. Y no todos los concejales tienen la misma cantidad de módulos. Hasta hay uno, un solo concejal, que va por la reelección, que tiene 30 módulos”, expresa con vehemencia un colaborador del intendente, quien asegura que “acá todo se desmadró y alguien tiene que ponerle el cascabel al gato”.

Al cierre de esta columna, el intendente seguía negándose a autorizar el pago de los sueldos de los asesores del Concejo del mes de septiembre. “Están pasados más de un millón y medio de pesos del presupuesto”, se escuchó en la privada. Según un informe al que pudo acceder este diario, en agosto los concejales, en su totalidad, percibieron 3,9 millones de pesos, y los asesores 15 millones, a lo que deben sumarse 5,9 millones de pesos del personal de planta, lo que arrojó un total de 24,8 millones de pesos en agosto. A eso debe sumársele, en septiembre, un 8 por ciento más tras el acuerdo paritario entre el Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales, por lo cual la cifra a erogar llega a los 26,8 millones de pesos. “Multiplica por 12 meses del año y te da 321 millones de pesos, más de cinco millones de dólares. No me digas que no es una locura”, señala el funcionario.

……………………

Desde el Concejo Deliberante rechazan esos argumentos, y afirman que lo que se pretende es “recortar la autonomía del Deliberativo”. En tal sentido, uno de los concejales más “veteranos” admite en estricto off the record que quizás no haya sido ni eficiente ni claro el manejo presupuestario en el último año, aunque sostiene que el sistema de módulos existe en otras ciudades como San Isidro y Vicente López. “Me parece que lo que se pretende es ir hacia el modelo de los distritos del conurbano, donde no hay autonomía de los concejales y todos bailan al compás del intendente, quien te ofrece contratos, designaciones en planta permanente y otras herramientas propias del Ejecutivo para tener disciplinado al Concejo en lugar de los módulos”, detalla. Lo cierto es que es un debate pendiente que debería darse de cara a los contribuyentes quienes, en definitiva, con sus impuestos, son quienes financian esas elevadas erogaciones.

Otro concejal, opositor, se indigna cuando le hablan de cifras y contraataca. “Si quieren revisar los gastos de la política seamos justos y veamos todo. En septiembre -sostuvo planilla en mano- el intendente cobró un sueldo bruto de 409.780 pesos, a lo que le tenés que sumar la antigüedad. Un secretario se llevó de bruto un sueldo de 230.501 pesos. Contemos toda la película”, enfatiza. Lo cierto es que mientras desde un lado y otro se “tiran” con cifras, el debate nunca se produce. “No me mandes en cana públicamente con lo que ganamos y nosotros no los jorobamos a ustedes”, parece ser el pacto tácito que existiría entre funcionarios y concejales. ¿Se animará el próximo intendente o intendenta a poner sobre la mesa esta discusión relacionada con los altísimos sueldos de funcionarios, ediles, asesores, etc. en momentos de crisis económica y cuando constantemente se le pide al contribuyente un esfuerzo más en la ciudad con mayor desocupación del país y con un índice de pobreza tan alto? En pocos meses se podrá determinar.