La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 25 de marzo de 2020

Trabajadores textiles fueron incluidos en la lista de exceptuados

Lo decidió el municipio luego de un pedido de la Cámara Textil. Varias empresas del sector fabril y confeccionistas realizarán barbijos y camisolines que serán donados a la comuna.

Los trabajadores de la industria textil que se encuentran abocados a la fabricación, producción y confección de barbijos y camisolines fueron incluidos dentro de la lista de excepciones de cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el presidente Alberto Fernández.

La decisión fue tomada por el Municipio de General Pueyrredon a través de una resolución firmada por los Secretarios de Gobierno, Santiago Bonifatti, y de Desarrollo Productivo e Innovación, Fernando Muro, en el marco de la emergencia sanitaria y la situación epidemiológica actual, y tras un pedido de la Cámara Textil de Mar del Plata al intendente Guillermo Montenegro.

Entre los motivos, la medida precisa que los trabajadores textiles “constituyen insumos fundamentales para el personal que se encuentra trabajando en la emergencia sanitaria contar con barbijos y camisolines” y agrega que “distintas empresas del sector fabril y confeccionistas ofrecieron realizar los insumos referidos con material y personal propio donándolos luego al Municipio de General Pueyrredon“.

En ese sentido, desde la comuna informaron que los empleadores cuyo personal se encuentre incluido en la fabricación, producción y confección de dichos insumos deberán enviar un mail a la casilla [email protected] con la nómina del personal afectado a la actividad e indicar: nombre completo, DNI, categoría laboral, domicilio y horario de trabajo.

La Cámara Textil de Mar del Plata había solicitado al intendente Montenegro ser exceptuados de la cuarentena obligatoria para la fabricación de barbijos y camisolines.

“Desde la industria textil en todos sus ámbitos, queremos aportar nuestro granito de arena ante esta situación sin precedentes. Si bien nuestras empresas hoy están cerradas, creemos que podemos brindar mayor apoyo encendiendo nuestras máquinas y con la alta capacidad productiva de nuestros empleados para fabricación de los insumos anteriormente mencionados”, indicaron desde la entidad en un comunicado.

“Creemos que estas acciones, despojadas de todo efecto económico particular, ayudarán a combatir a un enemigo invisible y diferente a lo que acostumbramos a enfrentar, pero que todos juntos podremos darle batalla y vencerlo”, agregaron.