8 de enero de 2019
Comentarios

Un arranque de temporada para olvidar, “a moverse” por si adelantan elecciones y de libros y políticos

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata

 

No podía haber sido peor el arranque del último verano de la gestión del intendente Carlos Arroyo. Durante casi un mes no se pudo resolver un conflicto gremial, y las consecuencias las terminaron sufriendo todos los marplatenses. El domingo a la tarde, mientras el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, se reunía con el intendente Carlos Arroyo ofreciendo una mesa de diálogo con los trabajadores municipales (el día anterior, como lo adelantó LA CAPITAL, se había encontrado con el titular de los municipales), desde Chapadmalal, donde descansa con sus hijos, la gobernadora María Eugenia Vidal se comunicaba con su ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, reclamándole una solución urgente. “No se puede seguir con esto en la principal ciudad turística del país”, escuchó el ministro, quien debe soñar con Mar del Plata puesto que desde hace varias semanas se enfocó a este conflicto. Finalmente, el martes por la mañana salió la conciliación obligatoria, ciertamente “forzada”, pero que descomprime y que a la vez aparece como una salida elegante para ambas partes porque la situación, reconocen en ambos bandos, ya no daba para más.

Duele ver a la ciudad en este estado. Cuando Mar del Plata debería estar vestida de gala para recibir a sus visitantes, y al mismo tiempo generar el orgullo de sus habitantes, se presentó con sus peores harapos provocando las más duras críticas, justificadas por cierto, a la luz de lo que se ve en las calles. Plazas abandonados, pastizales en los espacios públicos, falta de todo tipo de controles, parrillas al paso que proliferan en la mismísima peatonal, manteros que ofrecen sus mercaderías frente a los locales cuyos propietarios ya están ahogados financieramente por los cada vez más altos impuestos, comerciantes que no pueden abrir por no poder realizar los trámites de habilitación, caos en el tránsito, automóviles que son estacionados en cualquier lugar, entre otras anomalías, conforman el panorama de estos días. El interminable plan de lucha de los trabajadores municipales y la incapacidad de los responsables políticos de la comuna para encontrar una solución tras semanas y semanas de negociaciones, confluyeron en esta triste situación con la cual no perdió un sector sino toda una ciudad.

Lo cierto es que otro verano Mar del Plata fue noticia y no sólo por sus actividades turísticas. Como en la temporada anterior, cuando las calles aparecían inundadas de basura por el conflicto en el predio de residuos, en estos días volvimos a las tapas de los diarios nacionales y no con fotos de familias disfrutando de la playa. Lo que no deja de sorprender es la falta de “timing” político de quienes debieron colaborar para que el conflicto se fuera diluyendo. ¿Cómo se entiende si no que el mismo día que en La Plata se sentaban en una mesa representantes del Ejecutivo, del Sindicato y del gobierno provincial para intentar llegar a un acuerdo, el intendente amenazara con llevar a la Justicia el conflicto y un rato más tarde, el funcionario más resistido de la reciente historia democrática local, el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle -la tozudez del jefe comunal por mantenerlo en el cargo es otro de los ingredientes que no se pueden dejar de mencionar a la hora de analizar esta delicada situación que se vive en Mar del Plata- prometía iniciar acciones legales contra el Sindicato para recuperar el dinero que la comuna “dejó de percibir” en estos días de conflicto? ¿Desconocía Mourelle que la medida de fuerza puede calificarse de mil maneras pero no de ilegal, algo que ni siquiera el Ministerio de Trabajo se atrevió a mencionar? Mourelle y Arroyo parecían arrojar nafta al fuego, con el agravante y el antecedente de que ya habían llevado a la Justicia otra cuestión que había generado un conflicto anterior cómo lo fue la eliminación de las bonificaciones a los docentes municipales.

.-.-.-.-.-.-.

En la mañana del martes, la mayoría de los funcionarios respiraban aliviados por la “solución” momentánea del conflicto, pero en off the record, coincidían en responsabilizar a Mourelle por la demora en la resolución. “Parece que disfrutara con llevar todo al extremo. De hecho, a los diez minutos de conocerse la conciliación obligatoria ya amenazaba con no pagarles a los empleados del Concejo. Es todo inexplicable”, explicaba ayer uno de los funcionarios que se negó a realizar la persecución a los empleados que realizaban su quite de colaboración, como lo exigía el polémico secretario de Hacienda. Quienes sí lo obedecieron fueron el titular de la Agencia de Recaudación y la flamante subsecretaria de Hacienda, la abogada Verónica Giovaniello, quienes planilla en mano recorrían oficinas marcando a los díscolos. “Ahora cuando se reanuden las tareas convivirán quienes se bancaron la medida de fuerza pese a todo, con los jefes que jugaron a ser botones. Y lo más loco es que el aumento es para ellos también que ya de por sí ganan muy buenos sueldos”, relataba en la sede del sindicato un delegado gremial con una copia del instructivo que envió el intendente al personal jerárquico para sancionar a quienes, tras la conciliación, este miércoles irán normalizando sus tareas.

A todo esto, la gobernadora María Eugenia Vidal se convirtió en testigo directo de lo que se vive en Mar del Plata. De descanso con su familia en Chapadmalal, al igual que varios ministros de su gabinete, no necesitó leer los diarios para constatar la situación local. Muchos de los hombres de la Provincia trazaban un diagnóstico similar al que, en las antípodas ideológicas, mencionaba ante la prensa el concejal de Unidad Ciudadana, Daniel Rodríguez. “Arroyo y su gabinete generan problemas que podrían ser evitados”, coinciden. El edil resaltó que hoy se viven las consecuencias “de todo lo que ya habíamos advertido, y esto no nos pone contentos por más que nos podría convencer políticamente. No nos alegra que al que hoy está gestionando le vaya mal porque en definitiva perjudica a todos los marplatenses y nadie en política puede estar contento cuando a la gente le va mal”.

El descontento es generalizado, transversal, en todos los sectores políticos. Muchos de los representantes de las fuerzas políticas marplatenses se quejan de que el intendente no se deja ayudar. Empecinado en sostener a Mourelle, el hombre que llegó de Lanús y que se peleó con todos los sectores, haciendo de la agresión, el destrato y las amenazas su política principal perdiendo además una y cada una de las batallas que encaró, el jefe comunal hoy se encuentra en el peor momento de su gestión (la última encuesta que maneja la Provincia, y que da a Vilma Baragiola y Gustavo Pulti entre los mejores posicionados, así lo evidencia), esfumándosele el capital político hasta en el propio bloque de Cambiemos del Concejo. El intendente encara los últimos meses de su gobierno con un gabinete totalmente dividido, donde la mayoría parece no entender cuál es el objetivo que se persigue con esta metodología de trabajo donde la confrontación es la estrella. “Debemos recuperar el liderazgo perdido a pesar de Arroyo y su círculo cerrado de toma de decisiones”, avisó el concejal radical Mario Rodriguez (Cambiemos).

.-.-.-.-.-.-.

El que criticó con inusitada dureza fue el secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses, Rubén García, quien incluso participó de algunas de las negociaciones por el conflicto. “Arroyo -dijo- es el Nerón de Mar del Plata, está prendiendo fuego la ciudad por culpa de su ineptitud y sus caprichos. Dudo que esté en sus cabales”, disparó. Y añadió que “hay muchos funcionarios que se quedan por sus suelditos, aunque en algunos casos se trata de sueldazos. Esto se podría haber arreglado en octubre pero fue provocado por el intendente. Fue una decisión del intendente recortar las bonificaciones y hay una voluntad política del intendente Arroyo de confrontar sistemáticamente con los trabajadores municipales”, manifestó García en diálogo con María Delia Sebastiani en la mañana de LU6.

Mientras tanto, en los distintos búnkers políticos de la ciudad, como se supone debe haber sucedido en los restantes 135 municipios bonaerenses, se prendieron las luces de alerta a partir de lo sucedido con la Comisión Bicameral que analiza la posibilidad de desdoblar las elecciones. Los legisladores se reunieron horas después de que la gobernadora María Eugenia Vidal confiara al programa La Contratapa de la FM 93.3 que en febrero se reunirá con el presidente de la Nación, Mauricio Macri, para analizar esta posibilidad. Lo cierto es que existe la firme posibilidad de que los bonaerenses elijan gobernador, legisladores, intendentes y concejales meses antes de sufragar en las presidenciales. Queda un camino por recorrer pero lo que hace unos meses sonaba a delirio, hoy es una posibilidad cierta. El 9 de junio es una de las fechas tentativas que se están barajando, lo cual obligaría a rediagramar toda la arquitectura electoral de los partidos políticos. “Es imposible. Los tiempos no dan. Nos van a entretener a todos hasta marzo”, dicen desde el kirchnerismo.

“En el gobierno provincial nadie quería saber nada con la posibilidad de adelantar comicios. Era sólo un proyecto de Sergio Massa, pero con el correr de los días se terminaron enamorando de la propuesta”, reveló un legislador bonaerense de Cambiemos, quien en short, ojotas y remera disfrutaba del “after beach” en una playa del sur en la calurosa tarde del sábado. Algo parecido revelaba en la noche del viernes el altísimo funcionario bonaerense, mientras la gobernadora -que el sábado se sentará en la mesa de Mirtha Legrand- disfrutaba del espectáculo de Roberto Moldavsky junto a sus hijas y un par de amigas.“De todos modos no se confundan: María Eugenia no va a tomar ninguna decisión que no sea consensuada con Macri. Digan lo que digan, lo que se haga será porque ambos así lo deciden”, dijo, aunque también comentó que hay muchos intendentes entusiasmados con el adelantamiento. Cambiemos hoy gobierna en 65 sobre los 135 municipios. “El dominio territorial no sabe de lealtades”, indicó, disfrutando cerveza artesanal y picada con amigos marplatenses.

.-.-.-.-.-.-.-.-

La bicameral que se reunió en Mar del Plata -los legisladores no se fueron con chiquitas a la hora de contratar el catering para la reunión, acudiendo a los servicios de Sarasanegro- tendrá emitido un dictamen no vinculante para fines de febrero sobre el desdoblamiento. Jurídicamente ya trabajan los especialistas en la posibilidad de plasmar esta iniciativa que, no obstante, deberá contar con el voto afirmativo de dos tercios de la legislatura. “Las negociaciones y roscas van a multiplicarse porque también está en análisis la eliminación de las PASO, siendo una incógnita cómo se definirán las internas, que, presumo, se basarán en consensos políticos”, expresó uno de los legisladores que tomó parte del primer encuentro en Villa Victoria, mientras caminaba por los jardines de la señorial residencia.

Más hacia el norte, el empresario que se niega a las entrevistas, decidía recorrer las nuevas muestras del Museo MAR. Siempre es bueno escucharlo porque maneja “info” de primera de sus amigos funcionarios de Cambiemos. El hombre se toma su tiempo y lanza las definiciones entre citas literarias y comentarios sobre arte. No fue casual que se detuviera, y le pidiera al periodista amigo que contemplara la escultura en madera, “Políticos”, perteneciente a la muestra Naturaleza Muerta, de DOMA (colectivo artístico dirigido por Orilo Blandini y Julián Manzelli). “Este es nuestro monumento a la mentira. Quien crea que la democracia es un sistema eficaz y que el voto es la voz del pueblo, adscribe a una suerte de payaso de circo en el que nadie se divierte”, se leía junto a la obra. “¿Sabés quién va a definir si se vota el mismo día o desdoblan? Durán Barba, las encuestas y nadie más”, dice casi en un susurro antes de sumergirse, extasiado, en las tres instalaciones de Nicola Costantino de la exhibición “Real absoluto”.

¿Cómo repercute en Mar del Plata el posible desdoblamiento? Sin dudas, las miradas mayoritariamente apuntan a lo que sucedería en Cambiemos, con el PRO y el radicalismo dispuestos a quedarse en 2019 con el sillón que hoy ocupa Arroyo. “Si no hay PASO, esa definición será la madre de todas las batallas en el tablero provincial”, especulan los asesores tanto de Guillermo Montenegro (PRO) como de Vilma Baragiola (UCR). La pretendida reelección de Carlos Arroyo no figura en el mapa de los máximos popes de Cambiemos, quienes juran que todo esta abierto en el plano local. “El PRO y Vidal especialmente quieren quedarse con Mar del Plata y la UCR también está encolumnada en ese objetivo. Va a ser para alquilar balcones”, refiere por su parte el consultor político que acaba de ser contratado por un precandidato local. Pero el posible desdoblamiento también obliga a acelerar la toma de decisiones en otras fuerzas. “Para junio falta nada y si esto se decide en los primeros días de marzo hay que estar preparados para salir a dar batalla. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente”, revelaban con ironía en cercanías de Fernanda Raverta, precandidata de Unidad Ciudadana, fuerza que se opone a este desdoblamiento.

.-.-.-.-.-.-.-.

Varios concejales, representantes de diferentes fuerzas políticas, también hacían sus análisis sobre esta posibilidad. “Para Mar del Plata, en el marco de esta crisis política que afronta el gobierno municipal, puede ser auspicioso. Tené en cuenta -ilustraba uno de los concejales más jóvenes- que si se vota el 9 de junio, al día siguiente el intendente electo tiene que sentarse con Arroyo y diagramar la transición hasta la asunción. Llamalo como quieras pero pasa a ser un cogobierno. Y para eso faltan cinco meses y monedas. Nada”, puntualizó. Distendidos, consideraban que con o sin adelantamiento hay que estar preparados, por lo que la búsqueda de consensos, alianzas y candidaturas, se adelantan en estos días.

.

.

En la mesa chica del intendente, contaban, nadie está de acuerdo con que se vote en junio. “Si ahora las relaciones están congeladas con la Provincia, el 10 de junio no te atienden los teléfonos en La Plata ni los ordenanzas. Y hasta el 10 de diciembre, cuando debe producirse la asunción de las nuevas autoridades, va a faltar una eternidad”, detallaba con preocupación el exponente del “arroyismo”. Luego brindaron detalles de lo que le sucedió al presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Sáenz Saralegui, a quien le desvalijaron la casa mientras se encontraba de vacaciones en Salta con su esposa. El “presi” se hizo querer y respetar por los representantes de las distintas bancadas. De hecho, pese a alguna tibia movida “destituyente” nacida desde el seno del gobierno con algún edil aliado, Sáenz Saralegui será reelegido en marzo como presidente del cuerpo deliberativo por un nuevo período.


“Mucha gente, poco gasto”, coinciden en señalar comerciantes y representantes de distintas actividades relacionadas con el turismo, al hacer un primer diagnóstico de la temporada. Si bien es prematuro trazar un cuadro de la realidad que se vive en el verano marplatense, puede señalarse que se ve más movimiento que el año pasado, reiterándose la modalidad de mucho turismo de fin de semana. “Se cuida mucho el mango”, coinciden tanto en Güemes como en Juan B. Justo. En tanto, se aguarda con expectativas el primer “informe” del empresario teatral Carlos Rottemberg sobre la asistencia de público a los teatros.

.-.-.-.-.-.

Aunque el verano recién haya comenzado, ya resuena fuerte el “No más filas” del concejal Ariel Ciano. Lo que fue una promesa de campaña del “Cholito” se transformó en realidad, o mejor dicho en Ordenanza Municipal, y no deja de repetirlo pues se espera que la Oficina de Defensa del Consumidor comience a recibir las denuncias de aquellos vecinos que concurran a los bancos y se encuentren con que no se cumpla el texto ya reglamentado. Es que resulta una prioridad para el edil que la gente sea atendida en tiempo y forma, y más aún “nuestros queridos viejos” como dice él, que para cualquier trámite siempre tienen que esperar. Tal vez uno de los casos más notables sea el del banco Supervielle, del que no hace falta más que pasar los días de cobro y ver las largas filas que allí se forman. Ciano, comenzó su carrera política hace más de 10 años y precisamente en el rol que hoy ocupa Verónica Tambascia, con quien mantiene una excelente relación, habiendo destacado su desempeño en más de una oportunidad. Al momento, si bien no son muchos los bancos que han cumplido con la rúbrica de los libros para sentar las actas de denuncia, la gente ve con buenos ojos la medida y también espera que comience a cumplirse, pues de hecho, son los principales beneficiarios.

El “No más filas” de Ciano tiene sus acompañantes como el Sindicato de Empleados de Comercio y la Asociación Bancaria, ambos que pueden traer viento a favor en el caso de que las entidades bancarias incorporen más personal para cubrir la demanda en las cajas. Mientras tanto, parte del equipo de Ciano y el propio concejal, aprovecharon estos días para repartir en mano volantes con la información de la ordenanza pues pese a que haya salido en varios medios (e incluso hasta tomada de ejemplo por un concejal de la provincia de Córdoba), no está de más remarcarlo para el “No más filas” se trasforme en un éxito, pero no sólo del verano

.-.-.-.-.-.-

A propósito de bancos, la semana próxima llegará a la ciudad la gerenta comercial del Santander Río, Silvia Tenazinha para inaugurar la primera sucursal digital de esa entidad. Estará ubicada en Güemes al 3000. Tendrá horario extendido (9 a 18 horas), tratándose de una banca automática full donde, además de las transacciones habituales, se podrá extraer hasta $50.000 del cajero. Se trata de la cuarta oficina digital de Santander Río, la primera en Mar del Plata. Las otras tres están ubicadas en la ciudad de Buenos Aires (una en Barrio Norte, otra en Belgrano y la última en el Microcentro de la ciudad de Buenos Aires).

 

En la mañana del sábado, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, volvió al Paseo Aldrey, esta vez para comprar libros, acompañada por su hija. A partir de conocerse que se había llevado un ejemplar de “Napalpi atrapada en el viento”, la última novela histórica de la marplatense Gabriela Exilart, se multiplicaron las entrevistas a la escritora marplatense. Y de hecho comentó que ese día había estado dos veces en el Paseo Aldrey. “No me la crucé de casualidad”, admitió, resaltando que en las últimas elecciones su voto había sido para la mandataria bonaerense. “Me encantaría saber qué le pareció el libro. Me interesa la devolución de todos mis lectores”, le dijo Exilart al colega de Infobae, Alejo Santander.


Empiezan a llegar los peso pesados de la política a estas costas. El jueves estará en la ciudad Juan Manuel Urtubey -presenta el Día de Salta en el Torreón del Monje- para también mantener entrevistas con algunos medios. El sábado, Felipe Solá y Facundo Moyano se mostrarán juntos en algunas actividades, y se espera al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, también para esos días. El domingo, en tanto, Daniel Scioli presentará a las 19 el libro “El otro camino” (diálogos con Rubén Tizziani), también en el Torreón. Ese día, por la noche, junto a sus familiares y allegados, el ex candidato presidencial celebrará su cumpleaños número 62.

Cortitas y al pie. Descontrol. Durante estos días se vieron desde ponys y llamas hasta parrillas con garrafas en plena Peatonal, entre manteros que ofrecían sus artículos en la puerta de los locales. Entre las “joyitas” de estos días figura el puesto móvil de comidas que se instaló durante las últimas semanas justo frente al acceso de las playas públicas equipadas de la Provincia en la zona de Constitución. Los bares y restaurantes de la zona “felices” con el “viva la pepa”.// No se calla. La “embajadora de Mar del Plata”, como gusta que la llamen, Mirtha Legrand, no tuvo empacho en señalar que “Mar del Plata está llena de basura”, cuando se encontró con la prensa tras asistir a una obra teatral. “Lamento que se haya dado esta situación justo en verano, cuando la ciudad tiene que estar divina, floreciente y preciosa”, añadió quien volvió a apostar por Mar del Plata con sus programas televisivos.

Subir