10 de octubre de 2018
Comentarios

Un día trepidante e inolvidable de recorrida plena a un ritmo frenético

LA CAPITAL en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Por Marcelo Solari
Enviado especial

BUENOS AIRES – El mejor indicador para certificar que algo que sucede está realmente bueno, sin dudas tiene que ver con que el día resulta escaso. Literalmente, en los YOGBA 2018 no alcanza el tiempo.
****
Tanto hay para ver, disfrutar y aprender, que el día transcurre a una velocidad escalofriante. Y entre todo lo que hay para apreciar, las complicaciones con el tránsito infernal de toda gran urbe también conspira para que las horas resulten insuficientes.
****
El ejemplo de jornada a pura actividad arrancó el miércoles bien temprano, con la esperada recorrida por la Villa Olímpica, en el marco del Media Day. Un privilegio al que LA CAPITAL pudo acceder.
****
La visita guiada estuvo a cargo de Paula Andrade, responsable del área de alojamiento en el excelente complejo ubicado en la zona del Parque Roca, adyacente al Parque Olímpico y en donde hoy viven unas 6700 personas (los 4012 deportistas, más entrenadores, jefes de misión, etc.).
****
Allí también trabajan a diario unas 2400 personas, en áreas de mantenimiento, limpieza y logística, entre otras. En ese número se incluyen 1024 voluntarios de los casi 10.000 (de diferentes partes del mundo) quienes con su voluntad y disposición se convierten en el alma de estos Juegos.
****
El complejo de la Villa consiste en 30 edifcios, de hasta 9 pisos de altura como máximo (los hay de menos), que albergan 1159 departamentos de entre 1 y 3 ambientes. Esas unidades ya están preadjudicadas a través del IVC (Instituto de Vivienda de la Ciudad), con créditos a 30 años. La posesión será a partir de marzo de 2019 y se denominará Barrio Olímpico.
****
Los atletas cuentan con todas las comodidades pero los departamentos no poseen cocina. Esa fue una decisión del COI para alentar la convivencia, el intercambio cultural y todo el valor agregado que implica generar nuevos vínculos con gente de otros países. Por esa razón, después de finalizados los Juegos se procederá a equiparlos y estarán listos después del verano para ser entregados a sus nuevos dueños.
****
Además, dentro de las premisas del Espíritu Olímpico figura una muy importante: el Legado. Dentro de ese apartado, se donarán a diferentes instituciones todas las camas y colchones que hayan utilizado los deportistas durante estas dos o tres semanas de permanencia en la Villa.
****
Entre los adicionales a los que tienen acceso las delegaciones dentro del complejo, existe una sucursal del Banco Ciudad habilitada para operaciones internacionales, un hospital, servicio de lavandería, el comedor, diferentes actividad y juegos a toda hora y hasta un supermercado (con los mismos precios que en sus otras sucursales). Vale la aclaración porque en los Food Trucks, por ejemplo, una Coca de 600 ml cuesta $ 75.
****
También hay un muy confortable hotel con 500 plazas disponibles (deportistas de Venezuela, México y Panamá, por ejemplo, se alojan allí). Una vez concluidos los juegos, parte del Cenard se trasladará el Parque Olímpico. Quedarán entonces dos centros de alto rendimiento. Y el hotel en cuestión se utilizará para concentraciones de atletas y seleccionados. Todo muy bien pensado.
****
Una de las cosas que más sorprende a argentinos y extranjeros, por su tamaño y por el significado, es el gigantesco mural en homenaje a la Generación Dorada o El Alma, es decir el seleccionado argentino de básquetbol que se consagró campeón olímpico en Atenas 2004 y subcampeón mundial en Indianápolis 2002.
****
La obra ocupa toda una pared lateral de uno de los edificios más altos de la Villa, fue diseñada por el muralista Leandro Frizzera y representa a una especie de dragón de tres cabezas, el cual simboliza el espíritu inquebrantable de ese inolvidable equipo. También se incluyen en el mural una pintura de los doce jugadores con sus respectivas medallas, y en otro sector, otra pintura de Rubén Magnano, el entrenador del campeón.
****
Hacia el final de la recorrida, el jefe de misión de la delegación “albiceleste”, Diego Gusmán, dialogó con los periodistas y explicó que “desde el ingreso oficial, el 2 de octubre, estamos instalados en un lugar brillante y disfrutando de todo lo que significa tener unos Juegos Olímpicos en casa. Precisamente ese el mensaje para todos nuestros atletas. Son muy jóvenes y no les exigimos otra que cosa que no sea aprender y disfrutar de esta experiencia. Si vienen resultados destacados, mucho mejor, pero no es el objetivo principal”, señaló Gusmán.
****
La recorrida del extenso y productivo día continuó por los diferentes pabellones del Parque Olímpico, la sede en la que se desarrollan mayor cantidad de disciplinas. Impresiona el estadio Mary Terán de Weiss, aquel que se hizo famoso por la Copa Davis, ahora techado y con todas sus butacas pintadas de diferentes colores.
****
Todos los escenarios son una maravilla, y un clima muy especial se vivió en el estadio de hockey, donde las Leoncitas vencieron por 5 a 2 a India, en su partido más difícil hasta aquí. De hecho, fueron los primeros dos goles que recibieron en la competencia, en la que suman puntaje ideal, con cuatro victorias, 36 goles a favor y apenas 2 en contra. La tandilense Brisa Bruggesser (Los 50) es una de las figuras del equipo.
****
La modalidad Five, por otro lado, le suma atractivos al hockey. Con todo respeto, es como la versión Showball del hockey. El juego es rapidísimo, tiene continuidad, numerosas jugadas de peligro y muchos goles. El público, de parabienes. Y así lo hace sentir llenando el estadio aún cuando no juegue Argentina.
****
Algo similar sucede del otro lado de la ciudad (y la recorrida no parece tener fin). En el Parque Verde, las mayores manifestaciones de clamor popular llegan desde la arena del beach volley. Allí, el miércoles, el marplatense Mauro Zelayeta y el mendocino Bautista Amieva superaron a República Checa por 2-0 (21-17 y 21-15). Jugaron un partidazo y quedaron a un paso de la siguiente ronda. Vuelven a jugar mañana frente a la dupla de Tailandia.
****
El estadio fue una fiesta adentro de la cancha y también en las tribunas. Al margen del triunfo “albiceleste”, el clima que se vive en el beach volley es fenomenal. La animación a cargo del periodista Martín De Rose, la música apropiada y el despligue fenomenal de los deportistas contagia a la gente. Un deporte que lo tiene todo.
****
Como se sabe, varias publicaciones han recopilado los podios de cada día y estos son reflejados en el medallero general. Que no es oficial, porque el COI tomó la decisión de no difundir una tabla de medallas para fomentar que todos se sientan iguales, sin discriminar logros por países. Una determinación con buena intención pero acaso algo contradictoria, porque los atletas compiten, ganan y pierden. Y los mejores se llevan sus medallas. No se las quita nadie.
****
Al margen de las dificultades que puede acarrear tener que trasladarse entre sedes en algunos casos bastante distantes unas de otras (y que por la intensidad del tránsito vehicular parecen aún más lejanas), es muy bueno el servicio de buses de la organización, con diversos recorridos y horarios para llegar a todos los escenarios, a los que se puede acceder presentando la credencial. Asimismo, los óminbus urbanos y los trenes también tienen acceso gratuito para los acreditados.
****
La jornada, tan intensa como productiva, concluyó en el Parque Urbano, en la cotizada zona de Puerto Madero, escenario en el que este jueves, el marplatense Juan Esteban De la Fuente formará parte del equipo del básquetbol 3×3 que marcha invicto y buscará dos nuevas victorias (ante Mongolia, a las 13, y Estados Unidos, a las 14.30).

Subir