La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de septiembre de 2019

Vecinos del Boquerón, La Polola, Batán y Otamendi, “aislados” por el trastorno de viajar en colectivo

Dependen de las "bajísimas" frecuencias de los micros de la empresa Costa Azul, que pasan llenos y los dejan a la deriva. Reclaman una línea de colectivo local. Pagan entre 45 y 65 pesos por el boleto y no tienen SUBE ni pases estudiantiles.

Las dificultades con las que conviven los vecinos de El Boquerón, La Polola, Batán e incluso la localidad de Otamendi en materia de transporte ponen en riesgo hace tiempo el acceso a la educación y el trabajo. Llegar tarde o directamente no poder llegar se volvió una complicación cotidiana. Pese a formar parte de General Pueyrredon, los barrios no cuentan con ninguna línea de colectivo local y se ven “atados” a las “bajísimas” frecuencias de los micros de la empresa Costa Azul -que se hizo cargo del servicio de El Rápido del Sud-, que “cuando pasan llenos siguen de largo”, no tienen SUBE y además “dejaron de aceptar el pase a los estudiantes”.

Cuando logran subir a las unidades, los vecinos pagan entre $45 y $65 para viajar, tres veces más de lo que cuesta el boleto en Mar del Plata.

Molestos por la calidad del servicio que reciben, se organizaron y se contactaron con usuarios de Otamendi y Miramar, que se ven envueltos en una situación similar: cuentan con muy pocos horarios, situación que se agravó desde que el servicio de El Rápido del Sud comenzó a ser cubierto por Costa Azul.

Los vecinos ya enviaron cartas a la Municipalidad y a la Defensoría del Pueblo, con el objetivo de exponer los reclamos, que en gran parte tienen que ver con la necesidad de “dejar de depender” de Costa Azul y contar con “un transporte local”, es decir, una o más líneas que extiendan su recorrido y garanticen el derecho de los habitantes de El Boquerón y La Polola. En más de una oportunidad se manifestaron sobre la Ruta 88 y este fin de semana organizaron una volanteada en Batán.

Vecinos El Boquerón

En General Alvarado, por estos mismos problemas, ya existe una asamblea de vecinos llamada “Armando Bondi”. Los reclamos llevan años.

Los reclamos

Los reclamos son varios, aunque el más urgente pasa por incrementar las frecuencias, pero el principal apunta a contar con una línea de transporte público local, como ocurre en Sierra de los Padres y parte de Batán.

En mayo, cuando El Rápido del Sud estuvo varios días sin servicio por una medida de fuerza, el gobierno municipal resolvió extender el recorrido de las líneas 715 y 720 -de la empresa Batán S.A- hasta El Boquerón y La Polola. Funcionó, pero duró poco. Cuando Costa Azul se hizo cargo, volvieron a quedar “aislados”.

Celeste, como muchas vecinas de El Boquerón, donde viven casi 700 personas, acostumbra tomarse “El Costa” para venir a trabajar a Mar del Plata. El pasaje le cuesta $45 de ida y otros $45 de vuelta. “Las frecuencias son muy bajas, pasan muy distanciados. Los días de semana, en horarios pico van llenísimos y no ponen adicionales“, dijo.

“Entonces el que pasa a la una por El Boquerón a veces no para a los que están en la garita porque no entra nadie más, pero es el único que pasa. Y cuando es así, te quedás sin poder viajar”, relató y aclaró que los fines de semana y feriados la situación se complica todavía más.

Por su parte, Romina, otra de las usuarias, indicó: “El último micro sale a las 22, tanto en invierno como en verano. Así que tampoco tenemos derecho a ir a un evento familiar o cultural”.

“Sentimos mucha impotencia porque pertenecemos al partido de General Pueyrredon y somos los únicos que no contamos con una línea”, expresaron.

Vecinos El Boquerón2

Los usuarios afectados se manifestaron este fin de semana en Batán

Sin Boleto Educativo ni SUBE

En el marco de la volanteada realizada este fin de semana, evidenciaron que “a los estudiantes, la empresa les exige usar los horarios que ellos dicen; si no tienen que pagar”.

Y con respecto a los estudiantes de Batán y El Boquerón que van a escuelas subvencionadas, “les quitaron el pase, algo que hacía años que por el Rápido si accedían”.

En la comisión de Transporte del Concejo Deliberante comenzó a tratarse este punto, contemplando en particular las dificultades de los alumnos del Instituto Mixto de Estudios Secundarios “Domingo Faustino Sarmiento” para acceder al Boleto Especial Educativo, ya que al concretarse el traspaso de la concesión de El Rápido del Sud a la empresa Costa Azul, perdieron la posibilidad de abonar el Boleto Especial.

Por otro lado, al no contar con la red SUBE -otro de los reclamos, como también la colocación de al menos un punto de recarga por barrio-, el problema no es solo tener que pagar en efectivo, sino que además “los jubilados, discapacitados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo tampoco acceden a la tarifa social”.

“Te da bronca que nuestros hijos no tengan el pase libre. Da bronca que siempre haya trabas para que la gente se eduque y progrese”, expresó otra vecina que fue a manifestarse en la volanteada realizada el sábado.

“La verdad es que estamos con los derechos vulnerados y nos sentimos totalmente discriminados. Somos parte de General Pueyrredon pero nos tienen aislados”, comentó otra mujer.