26 de septiembre de 2017
Comentarios

Ecos de una noche en la que Aldosivi invitó a soñar

Los goles de Fernando Telechea, las asistencias de Antonio Medina, la experiencia de Leandro Somoza y Diego Villar. El conjunto marplatense goleó a Nueva Chicago y tiene armas para ser protagonista.

por Víctor Molinero

 

Tal como había sucedido en Tandil en el debut triunfal ante Santamarina, Aldosivi dejó en claro que parece estar dispuesto a no perdonar al rival cuando se le presenta una oportunidad. El lunes, en el partido que cerró la disputa de la segunda fecha de la Primera B Nacional, Aldosivi goleó a Nueva Chicago con tres tantos de Fernando Telechea, el balcarceño al que le bastó un puñado de minutos para borrar de la memoria de los hinchas portuenses su exitoso pasado en Alvarado.

Es que Telechea se metió rápidamente en el bolsillo a los aldosivistas con la principal herramienta que tiene un delantero: el gol. El jugador que fue clave en aquel ascenso de Alvarado del Federal B al A en 2008, lleva cuatro tantos en dos partidos. Al margen de esas valiosas conquistas Telechea demostró en los dos partidos disputados hasta aquí su carnet de delantero completo. Asistencia para Antonio Medina en Tandil, inteligencia para jugar de espaldas al arco y pivotear (el lunes, en ese rol, asistió de primera a Roberto Brum para dejarlo con la posibilidad de un remate franco) y un gran estado físico para aguantar y pelear con la defensa rival del primer al último minuto del partido.

ALDO-CHICA 15

Fernando Telechea lleva cuatro goles en dos partidos.

Y algo que puede ser fundamental para el equipo de Walter Perazzo es el gran entendimiento que ha desmotrado con Antonio Medina, el otro hombre de punta. Porque el chaqueño también las pelea todas y lo busca. De hecho Medina ya suma dos asistencias y un gol propio.
El lunes Medina recuperó las dos pelotas que terminaron en salida rápida y goles de Telechea (segundo y tercero). Esa parece ser una de las marcas de este nuevo Aldosivi: la velocidad y contundencia con la que sale de contra cuando puede recuperar la pelota con el rival volcado en ataque. Al menos esa fue hasta aquí su principal arma de fuego.

No obstante, esa sociedad picante en ataque cuenta con un respaldo valioso de una línea de volantes experimentada, que aporta orden, sacrificio e intenta jugar.

Diego Villar y Leandro Somoza, otros dos “veteranos”, fueron importantes el lunes. El marplatense en el ida y vuelta por derecha y el ex campeón con Boca y Vélez buscando siempre clarificar con un toque de primera. Contra Chicago, no siempre estuvo preciso pero cuando lo logró, con su gran lectura de juego, ganó tiempos vitales para hacer una rápida transición de defensa a ataque.

A Roberto Brum ya lo conocen todos en el puerto. Un incansable perro de presa que en este torneo parece contar con un mayor respaldo y que también -como frente a Chicago- puede animarse a pisar el área de enfrente.

El cuarto volante, Arnaldo González fue más importante en el debut en Tandil. En el Minella arrancó bien, con protagonismo sobre la izquierda, pero luego se fue diluyendo. De todos modos se lo ve bien, capaz de aportar cosas interesantes al equipo.

Del medio hacia atrás hay que decir que Sebastián Moyano aportó seguridad en el arco, que Ezequiel Parnisari rápidamente se ganó el liderazgo de la línea de fondo y que por los costados Chicago desnudó algunas desatenciones que afortunadamente para los intereses marplatenses no pasaron a mayores.

De los que entraron desde el banco, a Iván Pérez se lo vio muy bien con la pelota y dejó una muestra de su gran pegada cuando ejecutó con zurda un tiro libre que dio en el palo y estuvo cerca de ser el cuarto. Esteban Orfano y el colombiano William Palacios también mostraron cosas interesantes.

Antonio Medina, un gran socio para Telechea en este arranque.

Antonio Medina, un gran socio para Telechea en este arranque.

Así, paradójicamente, este Aldosivi 2017/2018 parece tener muchos más recursos que el anterior, que se terminó yendo al descenso dilapidando la buena renta de puntos que había cosechado en 2015. Individualmente, al menos, ya quedó claro que es así. Habrá que ver si con el correr de los partidos también lo logra en lo colectivo. Aunque, la pobrísima actuación del semestre pasado le hará sencilla la tarea.

Con orden y esta contundencia, Aldosivi ya es bastante más que aquel equipo sin alma y sin gol.
Algunos números son contudentes para vislumbrarlo mejor. El goleador de Aldosivi en su última temporada en Primera División fue Sebastián Penco, que hizo cuatro tantos. Telechea, en dos partidos, ya alcanzó esa cantidad.

El lunes, además se volvió a ganar en Mar del Plata, algo que no sucedía desde el 26 de marzo ante Arsenal (2-1). En el medio habían pasado seis partidos, con un empate (0-0 ante Independiente) y cinco derrotas. A lo largo de esos seis partidos Aldosivi apenas marcó un gol y recibió 17. El gol había sido frente a Estudiantes, el 7 de abril, en un 1-4 en contra.

Por eso se entiende también el gran desahogo de los hinchas en el Minella el lunes. Había avidez por gritar buenas noticias. Y llegaron todas juntas. Por el puerto esperan que se prolonguen, para poder alimentar el sueño de un rápido regreso a Primera División.

El domingo en Tucumán, ante el siempre protagonista San Martín, este equipo de Perazzo que lidera con números perfectos junto a Brown de Adrogué, tendrá una exigencia aún mayor. Parece que tiene con qué para estar a la altura.

Subir