8 de mayo de 2017
Comentarios

En esta nota

Novelas de terror para los más chicos, editadas por Norma

La editorial Norma acaba de lanzar tres nuevos libros dedicados al joven público lector y vinculados al terror, un género que cobra espacios cada vez más importantes en el mundo del entretenimiento para chicos y chicas. Como se recordará, desde el cine a la literatura pasando por los juegos en red tienen al terror y a sus subgéneros como aliados de las nuevas audiencias.
Para aprovechar este gran interés, el sello lanzó la serie Cuentos de Terror y en ella colocó las tres novedades: “Cuentos de terror de la boca del túnel”, “Cuentos de terror del Barco Negro” y “Cuentos de terror de mi tío”, los tres escritos por Chris Priestley, un autor inglés que vive en Cambridge, ilustrador, caricaturista y exitoso entre los lectores del Reino Unido.
“Cuentos de terror de la boca del túnel” cuenta el encuentro entre Robert, quien deja atrás a su asustadiza madrastra y emprende un viaje en tren, con la Mujer de Blanco, una misteriosa presencia que le relatará historias aterradoras sobre niños vengativos y monstruos macabros.
“Cuentos de terror del Barco Negro”, por su parte, es la historia de Ethan y Cathy, quienes esperan en la vieja posada que su padre regrese con el médico y entretanto aparece un visitante misterioso: un marinero lleno de cuentos horrorosos que despierta la ansiedad en los jóvenes. Una historia de marinos en medio de la tempestad.
En tanto, en “Cuentos de terror de mi tío”, el autor relata la colección de objetos malditos que tiene el tío de Edgar, mientras éste debe atravesar un bosque antes de que oscurezca.
Por otra parte, este mismo sello editorial lanzó para chicos el libro “La ciudad perfecta”, de Laura Escudero Tobler y Matías Aldaz, en la colección Torre de Papel. Ella es cordobesa, docente y psicóloga. El autor, en tanto, nació en Entre Ríos y es abogado, músico y escritor. Publicó varios libros de cuentos. En “La ciudad perfecta” cuentan lo que le pasó a Gaspar, quien debió mudar una ciudad entera frente a un peligro que se avecina.

Subir