16 de abril de 2018
Comentarios

Quilmes lo ganó con un gran aporte del banco de relevos

Oportuna victoria de Quilmes sobre Estudiantes. Los suplentes ratificaron su buen momento y maquillaron una noche poco feliz de Flor y Ruiz. Entre Sansimoni, Cantón y Basabe anotaron 40 puntos contra los 13 del banco entrerriano.

Por Sebastián Arana

Un equipo de básquetbol no lo hacen cinco titulares. El papel de los relevos es cada vez más importante y los de Quilmes hoy atraviesan uno de sus momentos más felices de la temporada. La formidable actuación del banco local encarriló un claro 87-72 sobre Estudiantes de Concordia que contribuyó a superar el mal trago del juego que se escapó con Atenas y a subir en la tabla de posiciones de la Liga Nacional de Básquetbol.

El partido comenzó torcido para Quilmes. Si bien consiguió hacer entrar seguido en juego, y bien, a Basualdo, sufrió por sus flaquezas defensivas. El plan de los entrerrrianos fue cuidar la pelota y habilitar cerca del canasto al cubano Rivero.

Les salió a las mil maravillas. El cubano se tornó incontenible para Sánchez y Basualdo y fue una máquina de anotar: 14 de los 21 de su equipo en el cuarto inicial. Lo mejor para los visitantes, no obstante, fue su mejoría defensiva en la segunda mitad del cuarto. Quilmes apenas si pudo anotarle cuatro puntos en esos cinco minutos finales. En consecuencia, los de Lucas Victoriano obtuvieron una luz máxima de ocho puntos (21-13) en los segundos finales de ese cuarto de apertura.

Sin embargo, algo había cambiado en el partido en ese pasaje favorable a los entrerrianos. Quilmes, para protegerse de Rivero y en menor medida de Doblas, pasó a defender zona y logró poner un palo en la rueda adversaria. En el epílogo de ese último cuarto ya se habían acabado los puntos fáciles de Rivero.

Faltaba lo otro, la mejoría ofensiva. Porque los de Bianchelli abollaron el aro en buena parte del primer cuarto. Como ante Atenas, las soluciones llegaron desde el banco con los ingresos de Sansimoni, Basabe y Cantón.

El primero aportó seguridad en el traslado, defensa y tiro abierto. El segundo su acostumbrada intensidad en los dos canastos y la contundencia con la que correr la cancha. El pivote, por último, gol abundante. De cerca y también de lejos, con dos bombazos claves para darle la vuelta al marcador.

No tuvo Estudiantes -disminuido por el alejamiento de Tucker, la lesión de Domínguez y la baja forma física de Orresta- una respuesta tan confiable de sus hombres de refresco.

El duelo entre los suplentes, en esa primera etapa, Quilmes lo ganó 26-1. Todo dicho. Tan contundente fue que los de Javier Bianchelli minimizaron el flaco aporte goleador de Flor (2) y Ruiz (0) en los primeros veinte minutos para irse 46-35 al frente al descanso.

La otra gran explicación del vuelco fue la eficacia con la que Quilmes se cerró cerca de su canasto para cerrarle espacios de maniobra a Rivero, doblado y permanentemente anticipado en casi todo el segundo cuarto.

En el tercer Estudiantes insinuó una recuperación volviendo a las fuentes del juego interior. Pero apenas llegó a ponerse a seis puntos. A partir de la salida de Flor y de la descalificación de Enzo Ruiz (antideportiva y técnica), otra vez con los relevos en cancha, Quilmes volvió a sacarle lustre a los argumentos del segundo cuarto. Mejor defensa interior -con regresos a la defensa zonal-, circulación ofensiva generosa y gol con Basabe y Cantón. “Ricky” Sánchez sintonizó esa onda y se sumó a la fiesta con ocho puntos valiosos en una ráfaga.

Así el equipo marplatense cerró 65-52 el tercer parcial y llegó a sacar quince en el comienzo del último. Dándole valor a cada pelota, esta vez Quilmes cuidó la victoria con uñas y dientes. Pudo haberse quedado también con la ventaja en un eventual empate de puntos con los concordienses, que habían ganado por 16 puntos en su cancha. Pero Victoriano pidió minuto, preparó una jugada y Orresta clavó un triple en el último segundo que le devolvió esa tranquilidad.
Para Quilmes, sin embargo, lo importante era levantar la guardia y ganar. Y cumplió su objetivo con creces.

La síntesis

Quilmes 87
N. Ferreyra 15, E. Flor 2, E. Ruiz 2 (expulsado), R. Sánchez 14 e I. Basualdo 14 (FI); B. Sansimoni 7, E. Basabe 15 y O. Cantón 18. DT: Javier Bianchelli.

Estudiantes (Concordia) 72
L. Vildoza 0, M. Bolívar 6, A. Smith 18, J. Rivero 23 y D. Doblas 12 (FI); A. Zurbriggen 4, S. Orresta 3, S. Uranga 6 y L. Landi 0. DT: Lucas Victoriano.

Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas”.
Arbitros: Juan Fernández-Alejandro Ramallo-Pedro Hoyo.
Parciales: 15-21, 46-35 y 65-52.

Subir