CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 26 de mayo de 2024

Alvarado festejó un triunfo caído del cielo: 2-1 a Chacarita

El equipo de Giganti no las tuvo todas consigo. Pero encontró dos goles en sus momentos de mayor confusión y sacó adelante un partido muy complicado.

El festejo del gol de Alvarado. Foto: Diego Berrutti / prensa Alvarado.

Por Sebastián Arana

Los vientos de la fortuna, esta vez, soplaron a favor de Alvarado, que no jugó bien, pero encontró dos goles en sus momentos de mayor confusión para derrotar 2-1 a Chacarita en un partido de la decimoséptima fecha de la Primera Nacional de fútbol.

La dinámica de lo impensado tiene su propia lógica. Le desbarajustó a Alvarado un partido que no llevaba del todo mal en la fecha anterior en Caseros con aquel fatídico segundo gol. Y le permitió encarrilar dos veces su duelo con Chacarita cuando sus méritos habían sido por lo menos discutibles.

La media hora inicial del equipo de Mauricio Giganti fue muy floja. Un concierto de pelotazos e imprecisiones solo interrumpido a los 5’ por un inteligente pivoteo de Belinetz para la llegada frontal en gran posición de Vadalá, cuyo remate fue tan débil que no supuso problema alguno para el arquero Arzamendia.

Chacarita no fue mucho mejor en ese tramo. Pero, al menos, su búsqueda admitía estaciones intermedias y la posibilidad de progresar con pases cortos. Así, aunque con muy poca profundidad, tuvo más la pelota y la perdió menos rápido. Y contó con una gran chance a los 12’, después de una muy buena combinación entre Salinas y Maximiliano Méndez, que concluyó con un remate frontal de Brandán desviado en gran forma por Lungarzo.

Un accidente, sin embargo, lo cambió todo. A los 31’ desbordó Guillermo Sánchez por la izquierda y sacó un centro al primer palo que Oneto se llevó por delante. El rebote fue hacia su propio arco y Arzamendia nada pudo hacer. Uno a cero caído del cielo.

Después de ese gol, Alvarado se tranquilizó, se amigó con la pelota y tuvo un buen cuarto de hora final. Vadalá apareció con algunas gambetas productivas y Arzamendia tuvo que esforzarse dos veces ante un remate de Sánchez y en una salida rápida y lejos de su arco para anticipar al propio Vadalá.

La situación se puso más favorable todavía a Alvarado en el arranque del segundo tiempo. A los 4’ Chacarita se quedó con uno menos porque Loustau penó con rigor excesivo una falta de Brunet a Jaurena que muy bien pudo merecer amarilla.

Si el equipo “funebrero” había sido “livianito” con once, no fue más profundo con uno menos. Pero Alvarado, que volvió a sumergirse en un mar de dudas e imprecisiones, no aprovechó ni los espacios ni el obligado adelantamiento de rival.

Paulatinamente el equipo local se fue refugiando como otras tantas veces cerca de Lungarzo. Los cambios acentuaron esa postura. Por ejemplo, el ingreso de Lamardo por Sánchez, cuando el delantero iba a tener campo abierto para imponer su velocidad.

El dominio visitante, estéril, no lastimaba. Pero a los 40’ Chacarita se encontró con un tiro libre casi sobre la línea del área grande. Y el ingresado Víctor Figueroa, pícaro, ubicó la pelota detrás de la línea de la media luna, tres metros más atrás, y, con ese espacio vital, sacó un derechazo que superó la barrera y el vuelo de Lungarzo para establecer el 1-1.

Los “duendes” de lo impensado, sin embargo, estaban decididos a jugar su partido. Golpeado, Alvarado fue para adelante y encontró un córner en el minuto final. Lo ejecutó Jaurena y Robledo, siempre líder, le puso la cabeza en el primer palo para desviar la trayectoria y derrotar a Arzamendia. Otra “soga” llegada desde el cielo.

El gol más gritado en lo que va del torneo no fue, de todos modos, sinónimo de victoria. En el sexto minuto de descuento el ingresado Belloso tuvo el empate con un cabezazo libre de marcas en el borde del área chica. Pero, con todo el arco a disposición, la tiró afuera. Y recién entonces los hinchas locales le dieron rienda suelta a su alegría. Pocas cosas hay como ganar con un gol en el minuto final.

Síntesis

Alvarado 2

Lungarzo (6); Mariano Bettini (5), Alan Robledo (8), Nicolás Ortiz (6) y Lucas Monzón (5); Jaurena (6), Nery Leyes (5), Matías Mansilla (5) y Vadalá (5); Guillermo Sánchez (6) y Belinetz (5). DT: Mauricio Giganti.

Chacarita 1

Arzamendia (6); Sebastián Álvarez (6), Oneto (5), Brunet (5) y Nicolás Cháves (6); Maximiliano Méndez (6), Pombo (5), Nicolás Watson (7) y Brandán (5); Pisano (5); Rodrigo Salinas (5). DT: Aníbal Biggeri.

Goles: primer tiempo, 31′ Oneto, en contra; segundo tiempo, 40′ Figueroa, de tiro libre, y 45′ Robledo.
Cambios: segundo tiempo, 19′ Lamardo por Belinetz, 28′ Victor Figueroa por Pombo y Cocimano por Brandan, 33′ Beltramone por Cháves y Belloso por Méndez, 35′ Tecilla por Monzón y Rebecchi por Vadalá, 43′ Tobías Fernández por Salinas y Marco Miori por Bettini.
Incidencias: segundo tiempo, 4′ expulsado Brunet.
Cancha: Estadio “José María Minella” (regular).
Árbitro: Juan Pablo Loustau (4).



Lo más visto hoy