11 de octubre de 2018
Comentarios

En esta nota

Alvarado, un visitante ilustre

Tres victorias consecutivas en esa condición por cuarta vez en su historia. Lo había logrado solo una vez en la categoría, en el torneo Transición 2016. Está a un triunfo de su mejor racha, alcanzada en el Regional 1982/83 y el Federal B 2000/01. Aunque en este último torneo ganó seis seguidos fuera de la ciudad.

El festejo de uno de los goles en Puerto Madryn. Crédito: Mariano Di Giusto

Alvarado concretó su mejor arranque en once temporadas en el Federal A de fútbol. Para eso, debió hacerse fuerte como visitante, en canchas que históricamente le fueron adversas y con muchos kilómetros recorridos en pocos días de competencia.

El equipo marplatense obtuvo 16 puntos en sus seis presentaciones. Fuera de la ciudad cosechó 9 de 9. Es decir, hilvanó tres victorias consecutivas, algo que había logrado previamente (en cualquier etapa de un torneo) apenas una vez en la categoría y tres en toda su historia en campeonatos de índole regional o nacional.

En la segunda fecha, Alvarado obtuvo su primera victoria en La Visera de Cemento -donde había sumado solo dos puntos en sus diez visitas previas-, por el 1-0 frente a Cipolletti gracias al agónico gol de Gaspar Gentile. A fines de septiembre derrotó 3-2 a Deportivo Roca, también en Río Negro, con tantos de Emanuel Urquiza, Rodrigo Depetris -olímpico- y Emiliano López. Y este miércoles se impuso 3-1 a un Deportivo Madryn que llevaba casi un año invicto en el Coliseo del Golfo -con 11 victorias y 3 empates-, con un doblete de Gaspar Gentile y otro gol de Depetris.

Alvarado solo había conseguido tres triunfos al hilo en el Federal A en el Torneo Transición 2016. Pero sus mejores rachas de victorias seguidas como visitante fueron en el Regional 1982/83 y el Federal B 2000/01, con cuatro. Claro que si se toman los partidos fuera de la ciudad, en el último torneo mencionado logró ganar seis veces al hilo, ya que previo a esos cuatro triunfos empató con Banfield de esta ciudad en el Minella -de visitante según el fixture- y antes acumulaba otras dos victorias.

En el Regional 1982/83, Alvarado superó consecutivamente de visitante a Independiente de Madariaga 1-0 (gol Castillo), Independiente de San Cayetano 5-0 (Eresuma, Stele, Galay, Castillo y Maldonado), Atlético Tapalqué 2-1 (Eresuma -dos-) e Independiente de Tandil 3-1 (Galay, Eresuma y Castillo). Después cayó tres veces seguidas como visitante en el cuadrangular final. Florencio Varela de Chivilcoy le cortó la racha (1-0) y también lo vencieron Douglas Haig de Pergamino y Loma Negra de Olavarría, que finalmente clasificó al Nacional ’83.

En el Federal B 2000/01, el equipo marplatense, dirigido por Daniel Salgado, superó 2-1 a San Vicente de Pinamar (Santa Cruz -dos-) y 4-1 a Atlético Lezama (Cuevas -dos-, Valverde y Serfaty). Después empató con el Banfield de Rubén Giménez (0-0), como visitante en teoría, porque obviamente contó con mayoría de público en el estadio Mundialista. Tras eso superó 3-1 a Villa Garibaldi de Chascomús (Daguerre -dos- y Valverde), 2-0 a Sport Club de Magdalena (Padilla y Daguerre), 2-0 a Rivadavia de Necochea (Serfaty y J.Junco) y 2-0 a Ferro Carril Sud de Olavarría (J.Junco y Cuevas). Se terminó esa seguidilla (de cuatro triunfos como visitante y seis fuera de la ciudad) con una derrota 3-2 (Serfaty y Daguerre) en un partido “caliente” contra Sporting de Punta Alta, que junto a El Fortín de Olavarría clasificó en ese cuadrangular de la segunda fase.

En el Federal A de Transición 2016, con Duilio Botella como entrenador, Alvarado metió tres victorias seguidas de visitante, vitales para la clasificación a los octavos de final por el único ascenso. Derrotó 2-0 a Defensores de Belgrano Villa Ramallo (Compagnucci -dos-), 3-2 a Ferro de General Pico (Compagnucci y A.Blanco -dos-) y 1-0 a Tiro Federal de Bahía Blanca (A.Blanco). En el siguiente partido empató con Mitre en Santiago del Estero (Morant), al que eliminó en el cruce de primer play-offs con otro empate como local. En el siguiente cruce fue eliminado por Libertad de Sunchales, sin caer como visitante (había perdido antes 6-3 de local). Pero los triunfos seguidos fueron tres.

Por eso, si en diez días Alvarado derrota a Sol de Mayo en Viedma, logrará algo inédito en la categoría y alcanzará la mejor marca en su historia en esa condición. Aunque deberá llegar a seis -para eso tiene que vencer después a Independiente de Neuquén y Villa Mitre de Bahía Blanca- si se cuentan los triunfos seguidos fuera de la ciudad.

Subir