La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 30 de agosto de 2018

Andaba en bicicleta por el barrio: lo pararon y le dieron dos tiros

La víctima tiene 25 años y fue internada en el Hospital Interzonal General de Agudos. Los agresores le robaron las zapatillas pero se sospecha que el ataque pudo haber estado vinculado a la venta de drogas.

Un joven de 25 años fue baleado cuando andaba en bicicleta por el barrio Autódromo y si bien los agresores le robaron las zapatillas, se sospecha que el ataque pudo haber estado vinculado a la venta de drogas.

El hecho ocurrió este jueves a las 9 de la mañana y la víctima debió ser internada en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde quedó bajo el cuidado de los médicos. En simultáneo, la Justicia y la policía investigan el caso, y tienen identificados a dos sospechosos que al cierre de esta edición todavía no habían sido detenidos.

La hipótesis de que la agresión estuviera motivada por cuestiones de drogas obedece a que hace algunas semanas hubo un allanamiento en el lugar de los hechos donde se secuestraron 2 kilogramos de marihuana.

Las fuentes extraoficiales que consultó LA CAPITAL informaron que todo se registró en pocos minutos en el cruce de las calles Vértiz y 238, en la periferia de Mar del Plata. En ese mismo lugar, dos días antes había sido baleado el abuelo de la víctima.

Esta vez, el joven circulaba en bicicleta cuando dos personas que en aquella zona de la ciudad son conocidos con los apodos de “Chuky” y “Narigueta” lo sorprendieron.

Casi sin mediar palabras, según refirieron los informantes, uno de los dos extrajo un arma de fuego y le disparó a la víctima en dos oportunidades. Un balazo lo hirió a la altura de la rodilla izquierda, y el otro en la tibia y el peroné de la misma pierna.

De inmediato, los atacantes escaparon del lugar. Pero antes le sustrajeron al joven el par de zapatillas que llevaba puesto.

El herido pidió ayuda a los vecinos del mencionado sector de la ciudad e instantes más tarde fue trasladado al HIGA, donde los médicos le realizaron las curaciones necesarias, y dispusieron su internación mientras evoluciona su estado de salud. De todas formas, las fuentes del caso aclararon que está fuera de peligro y se encuentra estable.

Al entrevistarse con el personal policial de la comisaría undécima, con jurisdicción en el lugar del hecho, la víctima denunció el robo del calzado. Sin embargo, los uniformados notificaron a la fiscal Sánchez y se inició una investigación judicial a la cual se le sumó una serie de averiguaciones con diversos testigos.

En ese marco, y conforme trascendió, los pesquisas pudieron saber de los vecinos que el conflicto podría estar vinculado a la comercialización de los estupefacientes. De todas maneras, se mostraron reticentes a dar más detalles de lo ocurrido.

Cabe destacar que el hecho se produjo dos días después de que fuera baleado el abuelo de la víctima, cuyo fue allanado recientemente en una causa por infracción a la ley 23.737. Ese hombre también se encuentra fuera de peligro.