7 de noviembre de 2018
Comentarios

Osmar Núñez, “Las patas en las fuentes” o la reflexión sobre “el país del equívoco”

Dirigido por Analía Fedra García, el artista le pone cuerpo y voz a "el solicitante" este personaje que reclama trabajo, justicia, pero sobre todo afecto, amor. La función será este sábado en la sala Payró de Auditorium.

Osmar Núñez es "El solicitante" en "Las patas en la fuente".

 

Osmar Núñez llega a Mar del Plata con “Las patas en las fuentes”, la versión teatral del poema de Leónidas Lamborghini que, habla “del país del equívoco”.

Bajo dirección de Analía Fedra García, con vestuario de Paula Molina, diseño de luces de Marco Pastorino, diseño sonoro de Gustavo García Mendy, asistencia técnica de  Bárbara Nahir Mercado y asistencia de dirección de Facundo Beret, Cintia Miraglia, la puesta subirá a escena este sábado a las 21.30 en la sala Roberto J. Payró del Teatro Auditorium.

En charla con LA CAPITAL, Núñez, quien se pone en la piel de este “solicitante” que creó el poeta en 1965, reflexionó que “me gustó tanto el texto, la posibilidad de desplegar este universo tan particular en el que Leónidas nos mete, en ese laberinto en el que estamos metidos siempre los argentinos, en lo que se pierde en este país que va hacia la izquierda, hacia la derecha, el país del equívoco, que hace cuatro años que seguimos, al pie del cañón, haciéndolo”.

“Cada día tiene más vigencia el texto” indicó Núñez, conocido por sus interpretaciones de Juan Domingo Perón, en distintas instancias de su vida. Y reflexionó que “lamentablemente no nos hemos modificado tanto, seguimos igual o quizás peor. Se supone que uno debe evolucionar, aprender de los errores, pero parece que es difícil, nos cuesta mucho a los argentinos”.

Para Núñez, el poema tiene “tanta teatralidad, tanta vitalidad, que parece una obra más que un poema”.
En referencia a la estructura y características del texto, que trabaja mucho con lo que no dice, señaló que “hay muchas cosas que son muy explícitas y otras no. Incluso aquellas que no, o aquellas que están empañadas con cierta ironía, humor y tragedia y con pensamiento crítico”.

En cuanto a la construcción del personaje, apuntó que “es maravilloso porque si, es un solicitante de todo, de trabajo, de afecto, de contención, de justicia, de amor, pero es un personaje teñido de muchísimos colores, sobre el que con Analía hemos trabajado y buceado mucho, porque los textos son muy traccionados, pareciera que lo que viene no tiene que ver con lo anterior, pero después nos damos cuenta que todo tiene que ver con todo. Y el poema tiene un increscendo dramático tan fuerte, tan marcado, que lo hace muy atractivo”. Y continuó señalando que “el texto habla de tantas cosas, pero deviene en el amor, en esa cosa tan importante y a la vez tan lejana. Y después de reflexionar acerca de la protesta, el grito, el pedir, el reclamar, de quedar muy vapuleado por todo esto que necesita, se da cuenta que lo más importante es el amor, el amor de su hija en este caso”.

Asimismo definió la puesta como “muy épica. En estos tiempos en los que el realismo a veces raya en la tontería, tiene una fuerza poética muy fuerte, maravillosa”.

Perón, en una nueva plataforma

Mientras se prepara para las últimas funciones con esta puesta y con su personaje para una nueva producción en la Televisión Pública, Osmar Núñez participó de la miniserie “Arde Madrid”, que se estrena mañana, en España y Latinoamérica, por la nueva plataforma de Movistar. Su presentación oficial fue en el reciente Festival Internacional de San Sebastián.

Núñez, se pone por tercera vez en la piel de Perón. “Esta vez me toca interpretarlo en su sircunstancia más extraña o más fea, en la que incluso corrió peligro su vida, que es el exilio” contó el actor.

La ficción, “una producción muy importante, en blanco y negro, con muchos actores” según definió Núñez, narra la vida de la actriz norteamericana Ava Gardner durante su residencia en Madrid en los años 60, desde el punto de vista de sus empleados domésticos y en plena época franquista.

“Me toca un personaje periférico, Perón fue vecino en el exilio de Ava Gardner y no tenía buena relación con ella. Las fiestas no lo dejaban dormir, además de que estaba un poco desquiciado porque estaba fuera de su país en un contexto ajeno”.

Valoró que la propuesta muestra “varias caras de la españa, la del glamour español, la del servicio doméstico que son los verdaderos protagonistas, el franquismo y el exilio”.

“Fue un desagfío total y una gran experiencia, trabajar fuera de tu país, con otro equipo, con otra gente. Tenía muchas expectativas, pero la verdad que fue muy bien, muy ameno” reconoció.

Subir