La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 20 de mayo de 2020

Comerciantes en pie de guerra, números en rojo en todos lados, y el nombre del hospital sería Dr. Ramón Carrillo

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata

Crece el malestar de los comerciantes marplatenses, quienes claman por volver a abrir sus locales tras casi dos meses de inactividad. De hecho, ya en muchos barrios de la ciudad se ven comercios, no autorizados, abriendo diariamente. Aducen en muchos casos que hay desigualdades con lo que sucede con los supermercados. Lo cierto es que el intendente sigue recibiendo los pedidos, y en todos los casos la respuesta es la misma: “Seguiremos insistiendo con los protocolos para la aprobación de Provincia y Nación, cuidando la salud de todos los vecinos de General Pueyrredon”, reitera. De allí tiene que llegar el ok.

“La situación epidemiológica de General Pueyrredon permite reabrir la actividad comercial”, señaló Montenegro. “Estamos evaluando todas y cada una de las alternativas para seguir acompañando a los comerciantes minoristas de nuestro partido”, agregó en uno de los encuentros con los comerciantes. “Los vamos a seguir acompañando porque sabemos que el reclamo que hacen es justo. La foto de hoy en Mar del Plata nos permite volver a la actividad comercial tomando los recaudos que sean necesarios. Y claramente vamos a ser los primeros en dar marcha atrás si –desde lo sanitario- notamos un retroceso. Todos estamos involucrados con la mayor de las responsabilidades”, concluyó el intendente. Montenegro celebró también el proyecto de creación de una Comisión Especial de Reactivación Económica, una iniciativa del concejal Alejandro Carrancio que propone “impulsar un permiso precario para el desarrollo de aquellas actividades económicas, hasta tanto la Provincia autorice o rechace las pertinentes solicitudes de autorización o el municipio detecte condiciones negativas para la salud”, entre otros aspectos.

……………………

Las consecuencias de la pandemia también golpean con dureza a la economía lugareña. El 73 por ciento de los marplatenses cree que la pandemia afectará su economía, según un destacado trabajo realizado por el monitoreo ciudadano “Mar del Plata entre todos”, en el cual además se estima que el 96 por ciento de los consultados cree que la economía de la ciudad se resentirá. De hecho, dan fe de ello en la Municipalidad, donde la recaudación cayó casi un 50 por ciento y de hecho ya arrancó un conflicto con los trabajadores municipales que no están dispuestos a sufrir un recorte del 10 por ciento en sus salarios, debiéndose recordar que los sueldos de abril pudieron abonarse gracias al socorro financiero de la Provincia. En tanto, se conoció el informe del Observatorio de la Dinámica Laboral del partido de General Pueyrredon de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNMdP. De la consulta a trabajadores de distintas actividades del sector público y privado, surge que durante el transcurso del aislamiento social, el 31% no está percibiendo ingresos y el 23% percibe menos que antes de la cuarentena. El 85% de las personas que respondieron la encuesta pertenecen al sector privado.

Situaciones similares se replican a lo largo y a lo ancho del país. Y la provincia de Buenos Aires no permanece al margen. La pandemia se llevó casi la mitad del Producto Bruto Interno de la provincia, según un informe exclusivo de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de la Plata publicado por el diario “El Día” de la capital bonaerense. Se consigna que el impacto económico del coronavirus en la provincia afecta al 48 por ciento de su Producto Bruto, mientras que desgranado por municipios, el golpe es más grande en las localidades con mayor densidad poblacional y más inserción del comercio y la industria, y menor en los que están ligados a la actividad agrícola-ganadera. La Plata tendrá un impacto de “mediana intensidad” por la combinación de tener una población con ingresos constantes debido a la fuerte incidencia del empleo público y docentes que siguen cobrando sus salarios, pero al mismo tiempo un sector comercial muy castigado, lo que lleva el impacto en la actividad en el orden del 39 por ciento. Un panorama muy similar al de Mar del Plata. Aquí, según el estudio, el impacto es del 41 por ciento.

Se terminó la mentira… Durante los últimos meses de su olvidable gestión, el ex intendente Carlos Arroyo, repitiendo lo que no se cansaba de señalar quien fuera su secretario de Economía, Hernán Mourelle, quien ante cada micrófono amigo, aseguraba que después de muchos años se cerraría su intendencia con superávit fiscal, lo cual desde estas mismas páginas se aclaró que se trataba de una nueva mentira. La comisión de Hacienda del Concejo Deliberante rechazó por unanimidad la rendición de cuentas 2019 de la administración central del municipio. Incluso el concejal Alejandro Carrancio sostuvo que el superávit fiscal “no existió” y recordó que el municipio, durante la intendencia de Arroyo, “no avanzó en muchos proyectos por propia desidia o mala praxis”. Para que no queden dudas de las falacias que se pregonaban como verdades en busca de votos –finalmente Arroyo no llegó a obtener el 4 por ciento de los sufragios-, Carrancio reveló que “algunas cosas se escondían debajo de la alfombra para mostrar un balance superavitario que era engañoso”.

El concejal de Acción Marplatense, Horacio Taccone, no se quedó atrás. “No vamos a avalar la gestión de un gobierno que maquilló las cuentas públicas a los efectos de generar un superávit tan fantasioso como los actos de gobierno que se querían difundir”. Vilma Baragiola, por su parte, recordó que el gobierno anterior, con la eliminación de las bonificaciones docentes “puso en riesgo el sistema de educación municipal. Tenemos que afrontar una deuda por no haberles pagado a los trabajadores. En tanto, el Ceamse está arrastrando una falta de pagos por obras que tenía que hacer el municipio. Hay una deuda de 180 millones de pesos, lo que pone en riesgo la continuidad de la empresa”, informó. Parte todo del “paquetito” que dejó la gestión anterior. “No se hizo el centro de salud de Las Américas, el de Batán y tampoco se hicieron las obras de los polideportivos, la ampliación de la casa del futuro y la ampliación del CEMA”, recalcó por su parte Virginia Sívori, del Frente de Todos. En definitiva, desidia, mala praxis y superávit ficticio caracterizaron el último año de gestión del doctor Arroyo.

…………….

Cambia, todo cambia…En tanto, parte del “arroyismo residual” volvió a los medios en las últimas horas. En la mañana del lunes, el ex secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, y el ex secretario Legal y Técnico, Gustavo Gil de Muro, en plena cuarentena fueron parte de una pequeña concentración de algunos abogados frente a Tribunales, para solicitar que se habilite el ejercicio profesional de los abogados en la provincia y que se declare esencial a su actividad. Sin dudas, no dejó de ser curiosa la participación de ambos en esta intervención frente a Tribunales, con reclamos al Poder Judicial, luego de los cientos de días con protestas y acampes frente al municipio sin diálogo ni recepción con las organizaciones y manifestantes por parte de la gestión que integraron ambos. Ahora en el llano, sin cargos públicos, son los ex funcionarios quienes esperan respuestas del Estado…

De todos modos, Vicente y Gil de Muro tuvieron mucho más suerte que los marplatenses que fueron infraccionados el fin de semana por violar la cuarentena y el aislamiento. Y de hecho, mucho más fortuna que sus pares de Córdoba. En “la docta”, tres abogados fueron detenidos mientras se manifestaban frente al Palacio de Tribunales de la ciudad de Córdoba exigiendo al Tribunal Superior de Justicia que retome las actividades. Los detenidos formaban parte de un grupo de más de 20 letrados que participaban del reclamo.”Los detenidos no pudieron justificar su presencia en el lugar. Quedaron imputados por quebrantamiento de cuarentena”, informó el comisario Gonzalo Cumplido a Cadena 3. Un caso idéntico al de Mar del Plata, aunque hasta el momento con diferente final.


Antes de que se iniciara la pandemia, Gil de Muro y Vicente, ambos socios en un estudio jurídico, habían estado en Tribunales pero para dar explicaciones en relación al polémico decreto firmado por Arroyo y otros funcionarios minutos antes de finalizar su gestión, para habilitar el funcionamiento de un boliche bailable en la cochera de Playa Grande, y que fue derogado por su sucesor, Guillermo Montenegro, a las pocas horas de haber asumido. A propósito de esta investigación que se realiza desde la Fiscalía de Delitos Económicos, la misma se paralizó desde que comenzó la cuarentena. Los denunciantes en esta causa vienen solicitando que se continúen tomando declaraciones y testimonios o bien en forma presencial –el personal no está concurriendo- o bien a través de otros medios como el Zoom. Con expectativas se aguarda el testimonio que allí deberá brindar Ricardo Gutiérrez, a quien se sindica como uno de los máximos impulsores del citado decreto. De hecho fue él quien ya entrada la noche, en el último día de la gestión de Arroyo, se trasladó hasta una escuela donde estaba dando clases el ex secretario de Educación, Luis Distefano, para que estampara su rúbrica, algo a lo que se habían negado la mayoría de lo funcionarios.

A propósito de Gutiérrez, cabe recordar que fue trasladado a la oficina privada de Arroyo –trabajaba en Obras- por pedido del ex intendente para analizar algunos expedientes en los que el entonces lord mayor tenía especial interés. Gutiérrez, recuerdan históricos empleados de la comuna, durante la gestión de Elio Aprile estuvo envuelto en un escándalo cuando fue acusado de pedir coimas por parte de concesionarios de balnearios, en una caliente reunión del Concejo Deliberante. Con la asunción de Montenegro, volvió a Obras, donde desde el vamos se decidió alejarlo del manejo de cualquier expediente. Sin embargo, en tiempos de pandemia y de funcionarios ocupados en otras cuestiones de importancia, para Gutiérrez parece volver a salir el sol. Lo contó un concejal opositor. “Estoy seguro que el intendente no tiene idea de quién se trata, pero el subsecretario de Coordinación Administrativa (se refería a Mauro Asdrubal Martinelli), quien ni bien asumió se llevó a la ex directora de la privada de Arroyo, la abogada Alejandra Buffet, ahora quiere a Ricardo Gutiérrez al frente de la Dirección de Administración. Sería algo insólito –refirió la fuente- ya que su rol sería el de controlar todos los expedientes municipales”. ¿Será verdad?

¿Se coló la política en el conflicto con los recicladores informales que volvieron a bloquear el predio de disposición final de residuos, reclamando que les permitan trabajar y un subsidio, al tiempo que impidieron que haya recolección de residuos? Según pudo establecerse, el gobierno provincial diseñó un protocolo para que vuelva la actividad en los predios de residuos, pero las condiciones que exigen no pueden cumplirse en Mar del Plata. “No queremos más mesas de diálogo. Queremos una solución concreta para los trabajadores”, expresó una vocera de la protesta. La Iglesia, a través de la Pastoral y con el compromiso del obispo, vino trabajando intensamente con la mayoría de los recicladores. “Hay gente que quiere que todo se rompa y que la comuna se enfrente con la Iglesia y se arruine el buen trabajo que se viene desarrollando”, reveló una fuente municipal. En tanto, otro de los voceros de los trabajadores informales confió que “acá seguimos esperando a la concejal de la oposición que prometió traer varias IFE pero nunca más apareció”. Lo cierto es que este miércoles tampoco pudo concretarse la normal recolección de residuos en la ciudad -en medio de una pandemia-porque continúa el bloqueo. Las bolsas se acumulan en las calles y las fuertes luvias saturaron las bocas de tormenta.

 

grabois

El que se sumó al reclamo de los “cartoneros”, según él mismo los definió, fue el dirigente social Juan Grabois. “Los cartoneros de Mar del Plata acampan frente al basural. El Estado los abandonó ahí. Ellos se inventaron el trabajo y se organizan como pueden”, escribió en sus redes sociales. Y añadió que “algunos pudieron ingresar a una planta de tratamiento, muchos otros se quedaron en la montaña de basura tratando de que las máquinas compactadoras no los aplasten y que los compradores no los estafen. El basural les da de comer y hoy no pueden trabajar. Hay hambre y las respuestas del Estado no pueden ser las balas”, añadió. Según Grabois, “este basural fue un agujero negro de fondos desviados. Por el actual intendente macrista, Guillermo Montenegro, pero también por gestiones anteriores”. Finalmente, el dirigente oficialista sostuvo: “Levanto con ellos mi voz para pedir una urgente respuesta”.

¿Se llamará Dr Ramón Carrillo el hospital modular que se está terminando de levantar en el predio adyacente al Hospital Interzonal General de Agudos para atender la emergencia sanitaria? La concejal Mercedes Morro presentó un proyecto a través del cual se solicita al Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires que imponga el nombre del doctor Ramón Carrillo al hospital modular. En los fundamentos se reseñó que durante la gestión de Carrillo, en el Ministerio de Salud Pública la capacidad hospitalaria del país se duplicó. Por lo pronto, el busto está. A través de una iniciativa de los dirigentes sindicales Carlos Theiller y Carlos Vaquero, se encuentra en ejecución la realización de un busto del doctor Carrillo que en principio iba a ser destinado al hospital Oscar Alende pero que ahora, de aprobarse la iniciativa, piensan instalar en el hospital modular.


Siguiendo un estricto protocolo, el Concejo Deliberante de Mar del Plata volverá a sesionar este jueves. No podrán ingresar ni asesores ni la prensa y los ediles deberán usar tapaboca y llevar su propio alcohol en gel o líquido al 70 por ciento, al tiempo que sólo podrán descubrirse su boca al hacer uso de la palabra. En tanto, la sesión de la Cámara de Diputados de la Provincia del pasado jueves va a ser recordada en la historia de la política bonaerense ya que fue una inédita sesión mixta en la que las autoridades de la Cámara y los presidentes de los bloques estuvieron en el recinto y el resto de los diputados conectados desde sus oficinas vía internet. Pero también fue la primera sesión desde el comienzo del estado de emergencia por Covid y tras la insistencia de la oposición de volver al funcionamiento pleno de los tres poderes del Estado. El Ejecutivo y Juntos por el Cambio, de la mano del marplatense Maxi Abad, jefe del bloque de la oposición, diagramaron la agenda de la sesión. El Ejecutivo envió tres proyectos de ley a los que Juntos por el Cambio les introdujo modificaciones para mejorarlos y los acompañó.


Pero el plato fuerte de la sesión fue la incorporación de la violencia de género dentro de la ley de Emergencia, una iniciativa de la diputada Noelia Ruiz, acompañada por toda la bancada de Abad y que fue votada por el resto de las fuerzas políticas. “Perdemos la batalla contra la violencia si no hacemos de esta tema una política de Estado”, dijo Abad al terminar la sesión. “Unidad –expresó el marplatense- no significa unanimidad. Vamos a acompañar todas las decisiones que busquen respuestas concretas para superar la pandemia, y vamos a seguir poniendo el hombro y garantizando el funcionamiento del poder Legislativo, pero no vamos a convalidar tentaciones autoritarias ni vamos a convalidar la liberación de delincuentes peligrosos que mataron, que violaron o saquearon el Estado, pretendiendo utilizar a la pandemia como excusa”. Y remató diciendo que “no vamos a poner a nuestros valores, ni a los poderes del Estado en cuarentena, y cuando haya que levantar la voz lo vamos a hacer”.