La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 7 de octubre de 2018

Cometió un crimen, le dieron arresto domiciliario y salió de su casa a robar

Alberto Pereyra (67) fue detenido luego de que asaltara un comercio en la zona de Constitución. En junio la Justicia de La Plata lo había condenado por homicidio y concedido el beneficio de prisión domiciliaria en Mar del Plata.

Un delincuente de 67 años fue detenido este domingo tras asaltar un comercio de la zona de Constitución pero lo más sorprendente es que se trata de un hombre condenado por homicidio en La Plata, y que momentos antes de cometer el hecho había solicitado permiso a la Justicia para salir de la vivienda donde cumplía arresto domiciliario, con la excusa de concurrir a un hospital.

El caso se registró en la avenida Carlos Tejedor al 800, donde está ubicada la granja a la que ingresó a robar armado el recluso. De acuerdo a la reconstrucción de lo ocurrido, el hombre llegó sobre el mediodía y exhibió una pistola, con la que amedrentó al dueño del negocio. Luego, escapó con el dinero en efectivo en dirección desconocida.

Minutos más tarde, la policía tomó conocimiento del hecho a través de la denuncia de la víctima y se inició la búsqueda del ladrón. Y lo detuvieron a pocas cuadras de allí, en Ingenieros al 800.

Al identificar al aprehendido, los uniformados supieron que se trataba de Alberto Pereyra y vieron que tenía colocada una pulsera del Servicio Penitenciario. Acto seguido, averiguaron quién era y determinaron que el delincuente era un recluso condenado por homicidio en La Plata.

Además de continuar con los correspondientes peritajes, notificaron del caso a la fiscal de Flagrancia, Ana Caro. En poder del detenido hallaron 8500 pesos, precintos y una pistola calibre 9 milímetros cargada con 12 municiones.

Luego de las averiguaciones de rigor, los investigadores establecieron que Pereyra se encontraba bajo arresto domiciliario, después de una morigeración que dictó el Juzgado de Ejecución Penal N° 2 de La Plata, donde a su vez había sido condenado a 14 años con inicio el pasado 9 de junio, pena que finalizará el 10 de octubre de 2025.

Según pudo saber LA CAPITAL tras consultar fuentes del caso, el delincuente contaba con permiso de salida de su domicilio a las 11.30 para dirigirse al hospital. Sin embargo, luego de ser detenido por el asalto, se ordenó su traslado urgente a la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán.

Por el hecho se inició una causa judicial caratulada como “tentativa de robo agravado por el uso de arma y portación ilegal de arma de guerra” en la que Pereyra quedó imputado.