La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 21 de febrero de 2020

Crimen en Parque Hermoso: 10 años y 8 meses de prisión para Páez

El Tribunal Oral N°3 compuesto por Mariana Irianni, Juan Manuel Sueyro y Fabián Riquert condenó a 10 años y 8 meses de prisión a Juan "Pepo" Páez por el asesinato de Ricardo "Riqui" Rodríguez

“Declarar a Juan Carlos Páez autor penalmente responsable del delito de homicidio simple cometido con empleo de arma de fuego y condenarle a la pena de 10 años y 8 meses de prisión”.

Las palabras se escucharon en el Tribunal Oral N°3 (integrado por Mariana Irianni, Juan Manuel Sueyro y Fabián Riquert) y fueron el final del juicio que se le siguió a Páez (20) por el asesinato de Ricardo “Riqui” Rodríguez (26), un crimen signado por el enfrentamiento barrial, por la violencia marginal de quienes viven en esas condiciones y rodeados de delincuencia.

El 2 de octubre de 2018, a las 3 de la madrugada, “Pepo” Páez disparó varias veces contra Rodríguez en calle 65 al 9800 aunque un solo proyectil que impactó en el tórax lo transformó en asesino.

Todo se había iniciado un par de horas antes cuando un joven, a bordo de su motocicleta de mediana cilindrada, se dirigió a comprar drogas a un point conocido como “El Chapón”. Mientras estacionaba su vehículo marca Honda se le acercaron tres jóvenes que lo asaltaron y se lo robaron.

El dueño de la moto regresó al barrio para ir a la casa de Rodríguez, ya que alguien le había dicho que él debía saber quién le había robado.

Rodríguez, el dueño de la moto y otro joven (al que entendían vinculado a los autores del hecho) iniciaron una búsqueda que concluyó en la casa “Pepo” Páez. Rodríguez le increpó por la desaparición de la moto.

Cuando Páez negó su participación comenzó una disputa a gritos e insultos que derivó en un tiroteo. Rodríguez llevaba un arma y Páez extrajo otra de sus prendas de vestir y disparó también.

Rodríguez tenía un muy mal concepto en Parque Palermo y era temido junto a su hermano por los vecinos del lugar.

La víctima murió tras ser trasladada al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).

El planteo de legítima defensa que había realizado la defensa de Páez quedó descartado por los jueces ya que se contrapuso a la propia declaración del imputado que había dicho que el jamás disparó el arma.

Antes de cerrar la sentencia la juez Mariana Irianni expuso en un par de párrafos una descripción de gran exactitud de lo que sucedió en este caso y que se replica en la periferia marplatense.

“Resulta controvertido valorar como agravante –dijo- la utilización de la violencia en este contexto que he analizado al inicio de la primera cuestión, toda vez que se ha tornado un modo de  supervivencia en las periferias de las grandes urbes. La ausencia de mecanismos políticos-sociales-educativos eficaces de intervención vinculado con el descontrol del uso abusivo de drogas, no puedo valorarlo para agravar la sanción toda vez que es una cuestión que excede la situación particular y nos afecta a todos como parte de esta sociedad”.