La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 31 de julio de 2020

En la antesala del tercer examen, irrumpieron los peores números

A horas de registrarse el récord de casos de coronavirus en Mar del Plata, las autoridades provinciales y municipales comenzarán a definir en qué fase se encontrará Mar del Plata a partir del lunes. Una vuelta a la fase 3 impediría la concreción de numerosas actividades hoy habilitadas, como la gastronomía o la obra pública. Desde la ciudad se insistirá en la capacidad de camas en terapia intensiva y la disponibilidad de respiradores para permanecer en fase 4

Por Marcelo Pasetti

Se cierra julio de la peor manera. Con un récord de casos de coronavirus: 84 nuevos contagios. Mar del Plata, en fase 4, espera este fin de semana que las autoridades provinciales no decidan lo que nadie quiere escuchar: una vuelta a la fase 3.

Desde la Provincia se monitorean los casos registrados de domingo a viernes. En el caso de General Pueyrredon, en ese lapso se produjeron 230 casos, 8 más que la semana anterior.

Será este el tercer fin de semana de examen. Los dos anteriores salimos airosos. En largas conversaciones, el jefe de Gabinete de la provincia, Carlos Bianco, analizó junto al intendente Guillermo Montenegro (fotografía de nota) la realidad sanitaria y los nexos epidemiológicos de los casos. La ocupación de camas en terapia intensiva -36 por Covid en el distrito y cinco respiradores- no es una cifra alarmante, dicen en la comuna, aunque se monitorea con atención desde la Provincia.

Bianco estuvo en Mar del Plata días atrás para la inauguración del Hospital Modular. Escuchó cómo el presidente Alberto Fernández le pedía a marplatenses y batanenses que “no se enojaran con Guillermo” (por Montenegro) si no abría más actividades.

“A esta altura a todos nos preocupa y nos desvela poder mantener a raya la capacidad de atención de los pacientes en terapia intensiva”, subrayó el hombre de confianza de Kicillof.

A todo esto, en realidad, salvo la apertura de gimnasios (se decidió dar marcha atrás el martes con esta posibilidad) y las reuniones sociales de hasta 10 personas, prácticamente el resto está habilitado. Mar del Plata está viviendo de hecho una fase “4 y medio”, con la realización de actividades deportivas al aire libre y la apertura de shoppings. Volver a fase 3 sería un golpe más que impactante para la economía local. Entre otras cosas, no se permitirían las obras privadas, ni tampoco la actividad gastronómica. El lunes, si en el Boletín Oficial se anuncia que General Pueyrredon vuelve a fase 3, será responsabilidad del intendente acatar y hacer acatar la disposición de la Provincia. No será una cuestión menor, siempre, claro está, que, por tercer fin de semana consecutivo permanezcamos en la actual fase 4.

Las declaraciones de una funcionaria de Salud de la Provincia encendieron todas las luces de alarma. La subsecretaria de Gestión de la Información del Ministerio de Salud bonaerense, Leticia Ceriani, calificó de “compleja” la situación sanitaria de Mar del Plata y no descartó que el lunes, cuando la Provincia anuncie en qué fase del aislamiento se encuentra cada municipio, retroceda a la 3.

“Mar del Plata es uno de los municipios que venimos siguiendo muy de cerca, porque justamente es de esos municipios donde se ha empezado a dar una situación compleja en términos de número de casos”, avisó la funcionaria del gobierno bonaerense en declaraciones formuladas en la mañana de ayer en LU6. Casi en paralelo, la secretaria de Salud de la comuna, Viviana Bernabei, aseguraba (antes de informarse el récord de casos, claro está) que Mar del Plata, por ahora, está “bastante lejos” de tener transmisión comunitaria, por lo que si se toma en cuenta ese criterio no debería retroceder a la fase 3 del aislamiento. En esa cuestión también pivotea el intendente, quien reconoció que “el virus circula” en la ciudad pero advirtió que la transmisión “no es comunitaria”.

Se va julio con un saldo para el olvido. 773 casos en 31 días, y 21 personas fallecidas. En más de 110 días, cabe recordarlo -desde que se registró el primer caso el 12 de marzo hasta el 30 de junio- Mar del Plata acumuló 49 casos con 4 fallecimientos. Entidades empresariales, trabajadores, autoridades políticas y sanitarias estarán expectantes este fin de semana. No es poco lo que se define. Quizás, las horas más cruciales desde que el coronavirus irrumpió en nuestra ciudad.