La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 13 de mayo de 2019

Están las fechas del play-offs de Atenas y Quilmes

El directivo Marcelo Jiménez se quejó de perjuicios económicos y deportivos. Se jugará 18, 20 y 27 de mayo y los eventuales cuarto y quinto están previstos para el 29 y el 1 de junio.

Víctor Fernández no tiene consuelo. Quilmes debe reaccionar rápido y preparar su serie ante Atenas.

La AdC confirmó las fechas de la definición del único descenso a la Liga de Argentina de básquetbol entre Atenas de Córdoba y Quilmes de esta ciudad y la programación fue recibida con malestar en el club marplatense.

En principio, el play-off de Permanencia iba a disputarse los días 16, 18, 23, 25 y 28 de mayo. Sin embargo, la ocupación del Polideportivo “Islas Malvinas” de esta ciudad entre el 19 y el 26 de mayo por el Campeonato Nacional de gimnasia artística obligó a una modificación a los planes originales.

En definitiva, los dos primeros partidos, en el Polideportivo “Carlos Cerutti” de Córdoba, se jugarán el sábado 18 (desde las 20) y lunes 20 de mayo (21.30). Después se producirá un parate de una semana antes de que la serie se mude a Mar del Plata. El tercer juego se programó para el lunes 27 (a las 21) y el eventual cuarto para el miércoles 29 (21), ambos en el Polideportivo. Y un hipotético quinto, tres días más tarde en el Polideportivo “Carlos Cerutti”, el sábado 1 de junio (20).

El dirigente Marcelo Jiménez no ocultó su desagrado por este cambio y anoche envió una nota a la AdC para pedir que se respeten las fechas originales.

“Esta reprogramación nos perjudica ecónomica y deportivamente. No entiendo por qué no se juega en las fechas previstas en Once Unidos, que es nuestra cancha alternativa. Si el estadio es igual de seguro que el Cerutti, incluso más, con tribunas en las cuatro caras y dos accesos. Con esta frecuencia de partidos y con una semana de parate entre el segundo y el tercero, no tenemos el Polideportivo para entrenar en toda la semana, no sé si estará disponible el mediodía previo al partido para ir a tirar.  ¿Por qué tenemos que dar esa ventaja?”, se preguntó.

“No son los únicos perjuicios. Patear la serie para adelante le da a Atenas la posibilidad de recuperar a Maximiliano Stanic y a Walter Herrmann. Y si termina el 1 de junio nos obligará a pagarles una quincena más a nuestros extranjeros”, continuó Jiménez.

“A nosotros económicamente nos hubiera servido jugar en Once Unidos. Nuestros hinchas van en mayor número a ese estadio que al Polideportivo, está comprobado, se lo discuto a cualquiera. No entiendo este cambio. No entiendo que no nos dejen jugar en Once Unidos. Y no me quiero ni acordar del cambio de árbitros para el clásico en el mediodía previo al partido. Son muchas cosas”, finalizó.

Vale recordar que los árbitros designados originalmente para controlar el decisivo Peñarol -Quilmes eran Alejandro Ramallo, Danilo Molina y Oscar Brítez. Este último, el único que se mantuvo de la terna original, terminó acompañando a Pablo Estévez y Javier Mendoza, quienes no tuvieron un buen desempeño.