La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 10 de julio de 2020

Gana fuerza una hipótesis sobre el origen del brote de coronavirus en Mar del Plata

Varias fuentes afirman que una trabajadora del geriátrico estuvo vinculada a un caso positivo detectado días atrás. No descartan que haya "un enlace" entre el hogar y el Hospital Houssay, principales focos del alza de los contagios. "El brote es uno solo", advierten.

Por Gonzalo Gobbi

En los 10 días que van del mes de julio se detectaron 58 casos de coronavirus en Mar del Plata. Los contagios revisten un repentino brote de la enfermedad y están vinculados a dos instituciones de la ciudad: el hogar de ancianos “Namasté”, en el que ya se confirmaron 22 casos, y el hospital “Bernardo Houssay”, donde ya son 33 los infectados.

Cómo es que se originaron los contagios que dieron lugar a este brote y si existe una vinculación entre el hospital y el geriátrico es lo que busca establecer por estas horas la Secretaría de Salud municipal, en conjunto con el PAMI, responsable del Houssay.

En primer lugar, vale aclarar que la firma a cargo del hogar “Namasté” -ubicado en Catamarca y Tres de Febrero- administra con la misma razón social otro geriátrico de la ciudad, situado en Azcuénaga y Urquiza. En el primero están alojados 35 abuelos y en el segundo 28.

Días atrás, antes de confirmarse que el virus había entrado a la residencia, se concretaron traslados de adultos mayores -por razones particulares- de un hogar al otro, por lo que los 30 trabajadores del lugar -primero- y los residentes -después- fueron debidamente hisopados.

Viviana Bernabei, titular de la cartera sanitaria del Municipio, deslizó que habría una trabajadora del geriátrico “Namasté” que habría estado en contacto con una persona que a su vez estuvo en contacto con un caso positivo de coronavirus.

Claudia Colla, la médica a cargo del geriátrico “Namasté”, reafirmó la hipótesis de que “el virus haya entrado por alguno de los empleados” debido a que al hogar “solo ingresa personal indispensable” pero “no permite visitas” o mejor dicho contacto directo: al igual que otras residencias, cuenta con un vidrio y un telecomunicador para que los abuelos puedan ver a sus familiares sin tener contacto físico, medida que se sostiene desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio.

Namaste 07

Residencia de adultos mayores “Namasté”

“Hipótesis de cómo pueden haber surgido los contagios hay muchas”, reconocen desde el municipio y la residencia geriátrica, pero “la principal es que un empleado, más precisamente la cocinera del hogar, haya tenido contacto con un contacto de un caso positivo”, dijo la doctora Colla en declaraciones a LU6 Radio Atlántica, en sintonía con la cadena de nexos epidemiológicos que estudia la Secretaría de Salud.

Según pudo saber LA CAPITAL, el yerno de la mujer que trabaja como cocinera del hogar “Namasté” habría estado en contacto directo en las últimas semanas con el suboficial mayor de la Policía de la provincia de Buenos Aires que dio positivo en el hisopado que le realizaron a principios de julio.

El 2 de julio, este agente balcarceño que está a punto de jubilarse y se desempeña en el Paraje “El Boquerón” fue confirmado como caso positivo de Covid-19. Antes de ser trasladado a Balcarce, donde permanece aislado, habría estado en contacto con el yerno de la cocinera del hogar “Namasté”.

Al confirmarse el caso de este suboficial, el joven “informó enseguida” que había estado con él. La información llegó al hogar y sus directivos, con el consentimiento de la doctora Collia, resolvieron que “lo más indicado” era que la cocinera dejara de ir a trabajar y se estudiara el nexo existente y se realizaran testeos a ella y su familia.

“Desde la institución se le indicó que no viniera más por el momento y se la hisopó, pero el contacto existió“, confirmó la profesional médica que trabaja en el hogar.

El caso del policía, además, podría ser el origen del contagio a la trabajadora gremial de La Bancaria, que el martes fue uno de los cuatros casos confirmados de la jornada, según entienden desde la Secretaría de Salud. Otros empleados de la Bancaria fueron hisopados, con resultado negativo.

El “enlace” con el Houssay

Cabe mencionar que los casos en el geriátrico y en el hospital Houssay surgieron prácticamente a la vez, entre el 1° y el 6 de julio, luego de semanas prácticamente sin casos autóctonos.

Desde el Municipio señalan que “el brote es un solo solo” y que podría haber una conexión directa entre alguna persona infectada del hogar con alguien (familiar, trabajador o paciente) del nosocomio, o viceversa.

Vale aclarar que, a contramano de los protocolos, el hospital Houssay habría permitido visitas, algo que al salir a la luz fue rápidamente cuestionado por el titular del SAME y por el propio intendente Guillermo Montenegro. Desde PAMI, sin embargo, aseguran que “se cumplen los protocolos” en el Ex Emhsa.

BHoussay04

En el hospital, el primer caso de esta seguidilla de contagios se identificó el 1° de julio en un empleado de una agencia de seguridad privada. Al día siguiente, el 2 de julio, se confirmó que un enfermero también se había infectado. En total ya son 33 los casos, entre pacientes, personal de salud y familiares.

En tanto, el primer caso en el hogar “Namasté” se registró el 6 de julio, cuando se contagió una mujer de 74 años que se encuentra internada en la clínica 25 de Mayo. Un día después se confirmó el positivo de un empleado administrativo de 34 años y el miércoles se oficializaron otros tres contagios: una mujer de 94 años que está internada en el Hospital Interzonal de Agudos, una empleada administrativa de 35 años y un hombre de 42 años.

El parte oficial reportó anoche otros 17 infectados en esta residencia para adultos mayores: seis son trabajadores y once residentes. De esta manera ya son 22 los casos positivos en el lugar.

Desalojo

La doctora Colla se ocupó personalmente en estos últimos días de contactarse con las familias de cada uno de los residentes para ponerlos al tanto de la situación. “Están muy preocupados”, admitió. Muchos preguntaron si el geriátrico será desalojado, algo que también comenzó a evaluarse.

Respecto a la posibilidad de desalojar el geriátrico “Namasté” y el otro de la misma firma, el director del SAME, Juan Di Mateo, dijo que esto no se hará por el momento, primero debido a que “desde el primer día se trabajó muy bien con los epidemiólogos y la doctora de los geriátricos”, segundo porque “las medidas se seguridad estaban siendo debidamente cumplidas” en el lugar y tercero porque “hay que ser muy cuidados y cautos con los traslados porque puede ser muy traumático para los abuelos”.

En la misma línea, la doctora Claudia Colla coincidió en que el desalojo, como se apreció en otras residencias del país, implica “una situación por demás estresante” para los adultos mayores y remarcó que “hay mucha gente capacitada trabajando a mil para que los residentes sigan haciendo su vida normal”.

Asimismo, destacó que “el municipio colaboró mucho en todo sentido y enseguida se puso a disposición” y con respecto a la posibilidad del desalojo sostuvo: “Dios quiera que no se haga, no me parece lo más prudente sobre todo si tenés personas capacitadas para detectar casos sospechosos, aislarlos e hisoparlos, pero además porque si desalojas, ¿a dónde los llevas?, aunque si un epidemiólogo nos dice que lo mejor es evacuar el lugar, por supuesto vamos a hacerlo”.