La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 16 de octubre de 2020

Imputan al dueño de la carnicería por balear al ladrón que le entró a robar

Lo hizo el fiscal Juan Pablo Lódola luego de obtener toda la información inicial de la secuencia delictiva en el comercio de Juramento y Ayolas.

El dueño de una carnicería del barrio Villa Lourdes quedó imputado y afrontará cargos por tentativa de homicidio al avanzar la investigación en torno al ladrón baleado que entró a robar a su comercio.

Así lo dispuso el fiscal Juan Pablo Lódola luego de que se estableciera que fue el comerciante quien, supuestamente, disparó contra el ladrón de 27 años.

Debido a que ahora la imputación se analizará si encuadra en una legítima defensa la fiscalía no ordenó medida de detención contra el carnicero.

Por otra parte, pudo saberse que el delincuente permanecía en el Hospital Interzonal General Agudos (HIGA) con pronóstico reservado a causa de la lesión sufrida en la parte lumbar por el impacto de un proyectil.

El hecho se registró en horas de la mañana de este viernes cuando un delincuente robó en una carnicería en Ayolas y Juramento y, tras amenazar al comerciante, huyó del lugar con la caja registradora.

Según trascendió, el carnicero salió del negocio en busca del delincuente y a 50 metros encontró su caja registradora. Luego, en Irala y Alejandro Korn el hombre que lo había asaltado fue descubierto con al menos un disparo en la espalda.

Personal de la comisaría tercera fue hasta el lugar y solicitó una ambulancia del SAME para trasladar al herido al Hospital Interzonal.

La primera versión que se hizo circular pretendió ocultar un detalle significativo: el autor del disparo. Así fue como en el lugar de los hechos se dijo que un “justiciero” desde una camioneta había accionado el arma de fuego contra el ladrón de 27 años.

Sin embargo, poco después distintas averiguaciones permitieron secuestrar una arma de fuego calibre 22 largo con dos vainas servidas y cinco proyectiles. La formación de causa y notificación al carnicero de 60 años suponen que, aunque los hechos están en investigación, que existe cierta convicción de que fue él quién disparó.