La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Zona 29 de junio de 2020

La actividad agropecuaria fue la menos afectada por la pandemia en Balcarce

Así lo aseguró un estudio de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNMdP. Destaca que las empresas del sector “no tuvieron problemas para afrontar pagos”.

BALCARCE (Corresponsal).- “La agropecuaria es una de las actividades menos afectadas ante la aplicación del ASPO, en general permanecieron siempre en funcionamiento”, indicaron desde la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Fue a través de un informe sobre la producción en el partido serrano que elaboraron los grupos de investigación a pedido de los titulares de Producción y Turismo del municipio.

“En su mayoría estas empresas no han tenido problemas para afrontar los pagos de salarios ni impuestos, servicios, alquileres y proveedores y contratistas, tampoco han recurrido a despidos, suspensiones o reducción de carga horaria. No han requerido de las herramientas que ofrece el Estado”, puntualizaron desde la casa de estudios.

Es que el campo nunca detuvo su funcionamiento. El propio ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, dijo días atrás que “la actividad agropecuaria es esencial para garantizar la seguridad alimentaria, pero no a cualquier costo, sino que es necesario el desarrollo de protocolos que garanticen la salud de los trabajadores involucrados en la producción de alimentos. Debemos sostener la cadena de provisión de alimentos para la población argentina y para el mundo”.

En relación con las exportaciones, desde Económicas dijeron que en algunos casos se accedió al mercado externo sin demasiados inconvenientes mientras que en otros, como por ejemplo el de la carne, el cierre de los mercados de destino generó ciertos problemas.

“La continuidad del ASPO un mes más genera preocupación dada la caída en las ventas del sector alimenticio al cual proveen. Las empresas de servicios han visto reducida su capacidad instalada en uso en una importante proporción a partir del aislamiento”.

La tarea de Grupos de Investigación de Análisis Industrial y de Turismo y Sociedad y  la Secretaría de Vinculación con el Medio y la colaboración de Ciencias Agrarias permitió establecer que las firmas de servicios no han sufrido inconvenientes en la provisión de materias primas e insumos.

Demoras

Sin embargo, indicaron que la mayoría de los comercios han enfrentado demoras en los tiempos de envío de los productos, falta de stock y proveedores cerrados.

Son las firmas de servicios encuestadas las que más se han diversificado, con innovaciones asociadas a la “virtualización” del servicio brindado de forma presencial antes del ASPO. Algunos locales comerciales, han incorporado a sus catálogos productos asociados a la prevención del COVID-19.

“Más de la mitad de las empresas encuestadas, tanto de servicios como comerciales, han implementado –y continúan implementando-, acciones de trabajo remoto a partir del ASPO”, afirmaron.

Respecto a la actividad comercial, advirtieron que “dos tercios de la muestra, especialmente los comercios, han incorporado delivery, comercio electrónico y una mayor presencia y difusión a través de redes sociales”.

Con relación a la mano de obra, resaltaron que “no se observan en las empresas de la muestra, ni despidos ni suspensiones, sin embargo, la mitad de ellas ha tenido retraso en el pago de salarios. Los comercios en particular, han recurrido a la reducción de la carga horaria”.

Uno de los datos más preocupantes de la muestra es que alrededor de la mitad de las empresas encuestadas “no ha podido pagar a proveedores ni impuestos en abril, y también alquileres, situación que se tiende a revertir hacia el mes de mayo por la posibilidad de volver a funcionar de algunas de estas firmas”.

Por último, reconocieron que el principal problema financiero mencionado por las empresas encuestadas es la falta de crédito. “Un tercio de las firmas de la muestra han accedido a alguna de las herramientas de ayuda ofrecidas por el Estado Nacional, especialmente las de servicios”, concluyeron.