3 de julio de 2018
Comentarios

La emisión de la TSU genera una oleada de consultas y quejas de los vecinos

Los contribuyentes expresan su desconcierto y sus reclamos por la última emisión de la TSU. En los últimos días la Agencia de Recaudación registra una intensa afluencia de público que pide explicaciones por los aumentos y orientación sobre qué y cómo pagar.

La confusión generada por la última emisión de la Tasa de Servicios Urbanos, que además de llegar con fuertes subas contiene el reclamo de ajustes retroactivos y la opción de realizar un pago anual, provocó que durante los últimos días se registrara una oleada de quejas y de consultas en la sede de la Agencia de Recaudación Municipal (ARM).

“Me llegaron 6 boletas más caras, en las que me piden pagar cosas que ya pagué”, le explicó a LA CAPITAL Mabel, quien este martes concurrió a las oficinas ubicadas en Moreno 2357 para tratar de obtener precisiones sobre lo que, efectivamente, debe aportarle al municipio.

“Mi intención es pagar lo mínimo e indispensable, porque entre los aumentos de los servicios y de los impuestos no estoy en condiciones de dedicarle más dinero del que tengo a la Municipalidad”, agregó.

Al abandonar las oficinas, Leonardo, otro contribuyente, le explicó a este medio que tras varias horas de espera decidió retirarse sin haber tenido la posibilidad de plantear sus inquietudes en el mostrador.

“Llegué temprano y saqué el número 305; pero recién van por el 200 y me tengo que ir a trabajar”, comentó.

Según dijo, si bien no tuvo la oportunidad de dialogar mano a mano con algún empleado de la Agencia, algunas de sus dudas fueron despejadas por otros vecinos con los que compartió la espera.

“Me están reclamando la sexta cuota de este año que yo ya tengo paga y acá me acaban de confirmar que aparentemente la mandaron por error y que no tengo que pagarla. Así que lo que voy a hacer es pagar la cuota número 7 y esperar a los próximos vencimientos”, señaló.

La Agencia de Recaudación Municipal no es la única dependencia en la que en los últimos días se registra una intensa afluencia de público como resultado de las confusiones generadas por la última emisión de la TSU.

Otra de las oficinas en las que se advierte un fenómeno similar es la Defensoría del Pueblo, ubicada en San Luis y Belgrano, cuyo personal también está tomando nota de un significativo número de quejas y reclamos de los vecinos.

ARMBOLETAS3

El desconcierto que existe entre los contribuyentes fue durante la semana pasada motivo de planteos por parte de los concejales de la oposición, quienes cuestionaron la forma en la que el gobierno realizó la última emisión de tasas, en la cual quedó reflejado el impacto de los recientes aumentos dispuestos por la Municipalidad.

“El contribuyente no entiende qué es lo que tiene que pagar”, advirtió al respecto la concejal de Unidad Ciudadana, Virginia Sívori, quien destacó que la información aportada por la comuna a la gente “es confusa y demuestra la improvisación” con la que actúa el Ejecutivo.

Además Sívori sostuvo que algunos vecinos recibieron aumentos “desmedidos y fuera de contexto” lo que en un punto hasta podría deteriorar la recaudación de la Municipalidad.

Algo similar opinó el jefe del bloque de 1País, Ariel Ciano, quien expresó su temor porque “la gente elija primero alimentarse, luego vestirse y recién en tercer lugar pagar los servicios y las tasas” provocando que “lamentablemente el municipio termine recaudando menos”.

“Cuando no te explican algo bien es porque no quieren que lo entiendas. La confusión es adrede para que la gente no entienda bien y termine pagando algo que es absolutamente injusto”, advirtió.

Por su parte la presidenta del bloque de Acción Marplatense, Claudia Rodríguez consideró que “las tasas son impagables e incomprensibles” a lo que se le suma que en algunos casos hubo aumentos “totalmente insensibles con la realidad que viven los vecinos”.

La última emisión de la TSU comenzó a llegar a fines del mes pasado a manos de los contribuyentes, registrando en muchos casos fuertes subas con respecto a los valores que estaban vigentes.

Los mayores aumentos fueron aplicados sobre los inmuebles de las categorías más bajas entre los cuales figuran departamentos pequeños, viviendas de la periferia, terrenos baldíos, cocheras y bauleras

Entre este tipo de cuentas alguna subas hasta superan en 1000%.

Pero además de tener que afrontar el pago de tasas más caras, los vecinos también comenzaron a recibir boletas con reclamos de ajustes retroactivos, correspondientes al primer semestre del año, los cuales deberán ser abonados hasta diciembre próximo.

Sumado a eso, y de manera simultánea, la comuna ofreció la alternativa de realizar un pago anual y agregó a la correspondencia otra boleta con un  “estado de deuda” al 31 de mayo, referenciando en él cuotas que para esa fecha todavía no estaban vencidas.

Asimismo desde este año se dispuso que unos 80 mil inmuebles de la categoría 1 comiencen a pagar junto a la TSU la Contribución para la Salud, cosa sobre la que la Municipalidad nunca hizo algún tipo de anuncio.

Subir