La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Tecnología 3 de diciembre de 2019

La Internet cuántica ya es realidad

por Alejandro Manrique

El pasado 26 de septiembre tuvo lugar el CIITI 2019 – XVII Congreso Internacional en Innovación Tecnológica Informática, organizado por la Universidad Abierta Interamericana (UAI), en la ciudad de Buenos Aires. El evento, desarrollado anualmente en forma ininterrumpida, llevó el lema “Inteligencia Computacional y Computación Cognitiva, Ejes de la Revolución de la Automatización”, y tiene por objetivo la generación del análisis y reflexión crítica del impacto de la tecnología informática en los diversos campos científicos. Una variedad de actores pertenecientes al gobierno, empresas y centros de investigación y desarrollo se dieron cita para intentar abordar los desafíos y procesos que las nuevas tecnologías de la información presentan a la sociedad de cara al futuro.

La frenética jornada tuvo una sucesión de panelistas en temas interdisciplinarios que expusieron frente a un nutrido público, especialmente joven, ávido de conocer las novedades y tendencias que surgen con fuerza de la mano de la denominada “Cuarta Revolución Industrial”, caracterizada por una amplia gama de nuevas tecnologías que agrupan los mundos físico, digital y biológico e impacta en la economía y la industria mundial: biotecnología, impresión 3D, inteligencia artificial, Internet de las cosas, nanotecnología, robótica, vehículos autónomos, por mencionar algunas.

Uno de los protagonistas fue Bernardo Huberman, físico argentino residente en los Estados Unidos que disertó sobre las computadoras cuánticas y la posibilidad de alcanzar sistemas cuánticos donde la seguridad de datos sea inviolable. Huberman, quien se graduó de físico en la UBA en 1966 e hizo su doctorado en Pennsylvania en 1972, actualmente es socio de Hewlett-Packard y director de su Laboratorio de Computación Social y profesor consultor en el Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Stanford. Contribuyó al desarrollo de la teoría del caos en los sistemas físicos y la distribución eficiente de recursos en los sistemas informáticos. Considerado un verdadero pionero e innovador en la introducción de soluciones para las tecnologías de la información, sus múltiples trabajos permitieron descubrir la dinámica propia de los mercados electrónicos y el diseño de ingeniosos mecanismos que protegen la privacidad en el comercio online y la comprensión del flujo de la información en las redes de gran volumen.

Claves de seguridad inviolables, fundamental

Para la explicación, el investigador se remontó a la mecánica cuántica, rama de la física que trata los sistemas microscópicos y donde los fenómenos que perciben nuestros cerebros van a contramano de nuestra intuición. Dos fenómenos importantes suceden en el mundo de la mecánica cuántica y que son relevantes para el mundo tecnológico. Uno es el principio de superposición, que no se presenta en el mundo clásico, un sistema puede estar en varios estados simultáneamente. El otro es el de la noción de los denominados sistemas entrelazados, donde dos entes (dos átomos o dos electrones), separados por distancias intergalácticas, están correlacionados y se comunican.

“La mecánica cuántica no tiene sentido, viola todas las nociones de causalidad que tenemos. Y las consecuencias son muy prácticas. Hoy se puede crear una computadora cuántica en la que en vez de tener bits (ceros y unos) se puede tener lo que llamamos qubits (quantum bits), que pueden estar en cero y uno y todos los estados intermedios al mismo tiempo. Este es un estado del algoritmo y una máquina procede a una velocidad impresionante porque examina todas las posibilidades. Hoy día hay varias compañías que están creando computadoras cuánticas, pequeñas y costosísimas, pero que van a ser importantes”, afirmó Huberman en su exposición.

Una de las implicancias para la red de redes del futuro será la seguridad dado que actualmente las claves secretas se pueden descifrar con algoritmos especiales. Según Huberman, este problema se ha resuelto porque “…la noción de entrelazamiento de la que les hablé permite establecer la posibilidad de crear claves secretas que se pueden usar y que son inviolables”, aseveró, para luego agregar que “en un mundo donde la privacidad es importante, se pueden resolver problemas de coordinación y crear sistemas de colaboración entre la gente y tener acceso a las computadoras cuánticas que van a estar en la nube, vamos a usar sistemas entrelazados para comunicarnos”.

Huberman insistió sobre la fundamental importancia de lograr la seguridad de las claves, ya que hoy día cualquiera puede romperlas por su fragilidad. La vulnerabilidad de los sistemas de agua, energía, infraestructura, toda la red Internet estaría bajo amenaza. El interrogante que surge sería en cuánto tiempo se podrán implementar estos sistemas, a lo que el investigador respondió: “…Tal vez veinte años o menos. En mi laboratorio, en un año o dos esperamos tener un demo para comenzar”, cerró con sumo entusiasmo un tema que ciertamente será vital en los años por venir.