La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 11 de febrero de 2019

La parroquia San Carlos cumple 80 años: “La pertenencia cada vez es más fuerte”

El párroco Armando Ledesma destacó la atracción religiosa de este templo y aseguró que “es muy linda la cuestión afectiva de la gente del barrio".

El obispo Gabriel Mestre celebró una misa especial en la parroquia con motivo de su 80° aniversario. Lo acompaña Armando Ledesma, párroco de San Carlos Borromeo.

Con una misa especial celebrada por el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, la parroquia San Carlos Borromeo celebró ayer su 80° aniversario. Desde sus orígenes, desarrolló “una atracción religiosa particular” y “un sentido de pertenencia muy fuerte con el templo”, según contó a LA CAPITAL el cura párroco Armando Ledesma con motivo de esta fecha cargada de emotividad.

El aniversario de esta parroquia construida en 1939 se conmemora cada 11 de febrero, pero con motivo de la celebración de las actividades de Nuestra Señora de Lourdes previstas para hoy, se decidió realizar la misa especial este domingo.

Así, una gran cantidad de fieles se acercó ayer a las 11 al templo ubicado en Juan B. Justo 2098 para acompañar la homilía en la que se recordó a sus patrocinadores: José Gregorio Zuberbühler y su esposa Carmen Olinden de Zuberbühler, quienes en memoria de su hijo Carlos fueron los donantes de la capilla del Patronato de la Infancia durante la presidencia de Roberto Ortiz.

“En esta parroquia hay gente de años, que prácticamente tiene la edad del templo. La atracción que genera en la gente es muy particular, tanto que el año pasado hicimos más de 800 bautismos y tenemos alrededor de 70 casamientos por año”, indicó el Padre Ledesma, quien en 1985 se ordenó en esta parroquia como diácono y en diciembre de 1986 celebró allí mismo su primera misa.

En relación a los bautismos, San Carlos Borromeo es una de las parroquias de Mar del Plata con mayor cantidad de ceremonias. “Es tradición, son bastante populares, suelen venir 15 personas por domingo a bautizarse”, indicó y anticipó que en el marco de la celebración del 80° aniversario, “la idea para la fiesta de Pentecostés es poder bendecir una piedra bautismal”.

Además el templo es “muy elegido” por parejas que buscan consagrar su unión en matrimonio. “Las historias de los casamientos son muy lindas. Las bodas no están muy de moda porque hay una tendencia a probar primero vivir juntos, pero sigue habiendo. Los que vienen nos cuentan que les faltaba algo o que querían completar la bendición de Dios”, indicó el padre Ledesma, quien años atrás se desempeñó como vicario general del ex obispo de la ciudad Juan Alberto Puiggari; también trabajó con monseñor José María Arancedo y con Antonio Marino.

Actualmente, el párroco de San Carlos mantiene una “magnífica relación” con el obispo Gabriel Mestre, quien este domingo celebró una misa especial para conmemorar este importante aniversario.

“Al obispo Gabriel lo conozco de seminarista y él fue mi vicario. Es un hombre muy cercano a la gente con una cercanía que no es impostada, sino que viene de su familia y tiene muy claro el tema de ser puente. Ninguno de nosotros es la solución de los problemas, pero él es puente de acercamiento y está en todos lados”, remarcó.

Vecinos del barrio y de otras zonas concurren con frecuencia a esta parroquia. “Hay necesidades espirituales siempre y también materiales en algunos casos”, dijo el cura párroco y destacó que “es cada vez más fuerte la pertenencia” que existe en torno al histórico templo de la avenida Juan B. Justo.

“La gente es de clase media trabajadora, muchos vienen muy seguido. Acá tenemos un grupo grande de chicos de Acción Católica, tenemos la Legión de María y un grupo de personas que asiste a los enfermos, visitándolos en su casa y acompañándolos comprometidamente”, indicó Ledesma.

Además de en Mar del Plata, Ledesma ha trabajado en diferentes localidades de la provincia de Buenos Aires y reconoce tener un excelente recuerdo de su paso por Otamendi, “una comunidad quizás no tan religiosa pero con valores humanos muy marcados”.

“Dios te regala en todos lados una familia y hay que estar siempre dispuesto al encuentro con las personas. Acá el coro de la San Carlos es muy fuerte, con voces muy lindas. Pero la cuestión afectiva, la gente que te invita a su casa, la respuesta de la gente, es fantástica”, manifestó.

El templo

El 11 de febrero de 1939, diez años después del inicio de la construcción de los pabellones del Patronato, se inauguró la capilla San Carlos Borromeo y 27 años más tarde se convirtió en parroquia Diócesis de Mar del Plata.

El estilo del templo es pintoresquista, corriente arquitectónica surgida en Inglaterra y asociada al romanticismo desarrollado en Europa, que en Mar del Plata se propagó entre 1885 y 1945.

Este estilo da fuerte importancia al jardín y los espacios verdes que rodean a las obras, característica muy presente en el caso de la parroquia San Carlos, en el extenso jardín que rodea la construcción y que en el sector trasero, además, permite el desarrollo de actividades al aire libre.