La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 26 de abril de 2018

Las deudas de Incluir Salud ponen en riesgo la subsistencia de una ONG de salud mental

La entidad asegura estar desfinanciándose por la falta de pago por parte del gobierno nacional. Temen por la suerte de sus 160 pacientes y de más de 60 trabajadores.

 

Los retrasos en los pagos por las prestaciones brindadas a los beneficiarios del programa Incluir Salud está poniendo en riesgo la continuidad del centro de promoción social y del hogar de la asociación civil sin fines de lucro Aipe.

La ONG marplatense ubicada en Valencia al 6400 brinda desde hace 20 años atención terapéutica a personas con trastornos psiquiátricos crónicos y cuenta con unos 160 pacientes, muchos de los cuales son derivados desde el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).

De todos ellos, prácticamente un tercio posee la cobertura médico asistencial de Incluir Salud, un programa antes denominado Profe, que ahora es manejado por la Agencia Nacional de Discapacidad que depende directamente de la Presidencia de la Nación.

Según explicaron sus autoridades, tal como viene ocurriendo con muchos otros prestadores, la ONG registra deudas parciales por agosto, septiembre y octubre de 2017 y aún espera que el gobierno nacional se ponga al día con los pagos correspondientes a los meses de noviembre en adelante.

Sin esos recursos y sin ninguna otra fuente de ingresos que permita compensarlos, la institución está desfinanciándose, lo que entre otras cosas, pone en riesgo la continuidad laboral de más de 60 personas.

“Estamos preocupados por el delicado estado económico de la entidad, por la situación de extrema vulnerabilidad de nuestros pacientes y por nuestras propias fuentes de trabajo”, le dijo a LA CAPITAL uno de los psicólogos de Aipe, Pablo Castro.

Según explicó la presidenta de la ONG, Silvana Lopizzo, la mayoría de los pacientes que asiste al centro de día y al hogar son personas que además de tener trastornos psiquiátricos crónicos, se encuentran en una frágil situación social y económica.

“Por esa razón muchos de ellos subsisten gracias a pensiones asistenciales, a partir de lo cual tienen acceso, como única cobertura médica, a Incluir Salud”, explicó.

Es por eso que buena parte de los pacientes que concurren a la entidad dependen de ese programa, en torno al cual existen cada vez más reclamos en todo el país por la deficiente cobertura que les ofrece a sus beneficiarios.

“Además de los graves problemas económicos que sufre la ONG, nuestros mismos pacientes están en una situación de vulnerabilidad extrema porque tienen problemas para acceder a servicios de farmacia, transporte o de dependencia”, explicó por su parte la secretaria de Aipe, Cecilia Coccia.

Según indicó, en muchos casos estas dificultades están afectando la continuidad y la calidad de los tratamientos. “Estamos hablando de personas que por su condición no pueden estar sin un seguimiento y sin una medicación adecuada”, destacó.

Las autoridades y los trabajadores de Aipe están cada vez más preocupados por el futuro de la ONG y sobre todo, por el de sus pacientes.

“Sinceramente, de continuar con esta situación, Aipe podría ingresar en un estado terminal”, advirtió Coccia, quien aseguró que la desaparición del centro de día y del hogar representaría un grave problema para el sistema de salud mental de Mar del Plata.

“No hay en la ciudad otra institución como esta así que su cierre dejaría completamente desamparados a todos nuestros pacientes”, aseguró.