La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 14 de junio de 2019

Liberaron a un “lechuzón de Campanario” en la Laguna de Los Padres que pudo volver a volar

El ave fue rescatada y recuperada para volver a su hábitat natural, tras haber sido encontrada caída de su nido.

En la Reserva Laguna de los Padres, el Cuerpo de Guardaparques municipal junto al Grupo Scout 1219 “Nuestra Señora del Pilar” de Sierra de los Padres, liberó en las últimas horas un lechuzón de Campanario (Tyto alba) que fue rescatado y recuperado para volver a su hábitat natural.

Según informaron fuentes de la Reserva, el pichón había sido encontrado caído de su nido y era incapaz de volar y alimentarse por sí mismo.

Personal de la Reserva ayudó al lechuzón. Contaron que se lo alimentó y cuidó hasta este momento en que ya puede cazar presas por sí mismo y volar sin dificultad.

Esta actividad fue acompañada por acciones de limpieza e higiene de la reserva natural.

Lechuzon2

El “lechuzón de Campanario” es una especie de ave estrigiforme perteneciente a la familia de Tytonidae. Es una de las aves más ampliamente distribuidas del mundo, pudiendo encontrarse en casi todo el planeta, con excepción de regiones polares o desérticas, Asia al norte de los Himalayas, la mayor parte de Indonesia y algunas islas del Pacífico. El área de distribución de esta rapaz incluye los cinco continentes, en los que podemos encontrar varias subespecies.

Sus alas son relativamente cortas y redondeadas, lo cual no facilita los vuelos largos y poderosos, aunque la particular estructura de las filoplumas, especialmente suaves y desflecadas, dotan a esta rapaz de un vuelo silencioso, lo que hace que parezca que flotan antes que aletean.

Emiten un grito lastimero y estridente, aunque la gran variedad de sonidos que producen dificulta la identificación, a excepción del inconfundible siseo que emite cuando se siente amenazada o cuando las crías piden alimento.

Para cazar se muestran muy observadoras, moviendo imperceptiblemente la cabeza,en ocasiones, se lanza desde una posición elevada. Posee una visión excelente cuando hay poca luz, y su oído es tan preciso que puede atacar a su presa en una oscuridad total.