12 de julio de 2018
Comentarios

Licencias truchas: condenaron a Belmonte a 14 años de prisión

Además, el Tribunal Oral Criminal N° 2 condenó a Alberto Zelaschi (11 años), Viviana Pared (7), Fernando Peña (7) y Luis Alberto Belmonte (7 años y seis meses), entre otros. Federico Bal, absuelto.

El Tribunal Oral Criminal N° 2 condenó este jueves a 14 años de prisión al ex titular del Distrito Descentralizado El Gaucho Juan Carlos Belmonte a 14 años de prisión por encabezar una banda dedicada a la emisión ilegal y comercialización de registros de conducir.

El Tribunal Oral Criminal N°2, compuesto por los jueces Alexis Simaz, Néstor Conti y Roberto Falcone, también condenó a Alberto Carlos Zelaschi a 11 años de prisión, Viviana Pared (7 años), Fernando Peña (7 años), Luis Alberto Belmonte (7 años y 6 meses), Leda Araya (5 años y 6 meses), Verónica Benedetti (5 años y 6 meses), Raúl Hernández (6 años), Sabrina Soria (5 años y 6 meses) y Ester Bonfini (4 años).

Sobre todos pesa además la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos, mientras que Juan Carlos Belmonte, Zelaschi y Bonfini fueron detenidos de forma inmediata. En cambio, el mediático Federico Bal fue absuelto tras una débil imputación por el uso de una licencia irregularmente emitida.

La lectura del veredicto, que solo se enfocó en la parte dispositiva y no en los argumentos, generó una gran expectativa en el sexto piso del edificio de Tribunales debido a que era, acaso, la primera causa en muchos años que rozó al poder político de la ciudad.

Juan Carlos Belmonte fue condenado por ser el jefe de una asociación ilícita y además de incumplimiento en los deberes de funcionario público en 132 hechos constatados además de cohecho pasivo y de falsedad ideológica. En la práctica, a Belmonte se le comprobaron acciones ilícitas en el marco de la tramitación de las licencias de conducir en el período que va del año 9 de marzo de 2011 hasta 8 de abril de 2014.

Tras el fallo, el ex titular municipal del área de emisión de licencias de conducir apuntó contra el ex intendente Gustavo Pulti y los funcionarios Adrián Alveolite y Guillermo Iglesias: “Esto estaba todo preparado y los que estuvieron acá, los dueños del circo, no estuvieron”, dijo.

Dichas maniobras contaron con la participación de los demás imputados en distintos roles, siendo uno de los más gravitantes el del médico Zelaschi, cuya firma en los estudios necesarios para la aprobación de las licencias fue un mecanismo indispensable.

Ellos dos, junto a Bonfini, fueron notificados de la inmediata detención. El caso de Bonfini es particular porque si bien su pena es la más baja de todas, durante el proceso del juicio que se inició a fines de abril se constató que continuaba con las mismas actividades ilícitas pero en otra jurisdicción administrativa. Por eso se ordenó entonces su detención y ahora, tras la condena, se mantuvo ese estado. Además se le aplicó una pena de inhabilitación para su tarea profesional por el mismo tiempo: durante 4 años no podrá ser gestora.

En la lectura del fallo, Juan Carlos Belmonte miró fijamente el tribunal pero al escuchar su sentencia comenzó a responder mensajes en su teléfono celular. Otras imputadas, en cambio, dejaron caer algunas lágrimas. Las distintas defensas adelantaron que una vez que puedan leer los argumentos (son casi 600 páginas debido a la multiplicidad de hechos y de autores) plantearán recursos de apelación.

En la sentencia a la que tuvo acceso LA CAPITAL, así operaba la organización liderada por Juan Carlos Belmonte que tramitaba y expedía ilegalmente licencias de conducir en el ámbito del Municipio del Partido de General Pueyrredon-Batán.

Subir