3 de noviembre de 2018
Comentarios

En esta nota

Lo peor

por Vito Amalfitano

Fue lo peor de Aldosivi. Sería una buena noticia. Que este sea el final de la pendiente. El último peldaño de una traumática racha adversa de tres partidos en la Superliga del fútbol argentino. Y no el síntoma de males mayores.

Si la actuación fallida y la goleada en contra ante Banfield es el final y no el principio de algo, hay que ocuparse más que preocuparse. Si esta presentación negativa en el Minella fuera una muestra de cómo está realmente hoy Aldosivi entonces el problema sería mucho mayor.

El equipo de Mar del Plata cometió errores groseros en la contención y el retroceso desde el comienzo y eso fue letal ante un Banfield muy preciso para gestar y resolver cuando se le presentaron las ventajas.

Además de no contener y de retroceder sin cerrar correctamente los espacios, se sumaron errores individuales que dejaron a contrapierna toda la retaguardia en los tres goles que pusieron a Banfield 3 a 0 en el primer tiempo. En los dos primeros perdió la pelota en el medio Iván Colman.

En el tercero Aldosivi se apuró en un tiro libre en campo contrario y le dejó servida la pelota y la acción al rival para el contraataque. Convirtió una jugada con pelota detenida con peligro para el rival, en una situación letal para el arco propio.

Es cierto que en el medio hubo un penal no sancionado en perjuicio de Matías Pisano pero con tantos errores no forzados todo se hizo cuesta arriba para la generación de juego y la reacción.

Esas fallas groseras hicieron que Banfield pareciera de otra categoría. Y sí, Dátolo y Cvitanich son de una categoría diferente. Jugadores de gran nivel internacional. Rodeados de un equipo que si deja atrás su irregularidad tiene los jugadores y el libreto como para crecer. Con la marca Falcioni (y la alegría extra de ver trabajar a Julio al borde del campo, en la lucha férrea contra sus problemas de salud) y con el agregado del buen trabajo de un multi campeón como Sebastián Battaglia.

Pero los regalos de Aldosivi le dieron aun más envergadura a este Banfield, que si tuviera siempre esta precisión y contundencia estaría en la pelea del campeonato.
Viene Talleres. Y dos partidos de local, con Newell’s y San Lorenzo, y un último de visitante con Argentinos antes del receso veraniego. Cuatro compromisos para comprobar si lo de este mediodía de sábado fue lo peor, o si hay que preocuparse más. Cuatro partidos para retomar la senda del equipo ordenado que Aldosivi supo ser en la parte inicial del campeonato, aquella que le dio un “colchón” de cinco victorias, lo que significa algo más de tiempo para corregir el rumbo.

@vitomundial

Subir