La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Opinión 16 de octubre de 2020

Los municipios en pandemia

Juan Horacio Zabaleta, Intendente de Hurligham.

Por Juan Horacio Zabaleta
Intendente de Hurlingham

Vivimos tiempos críticos en la vida de los ciudadanos y ciudadanas que conforman nuestras comunidades. La pandemia sacudió fuerte el sistema sanitario y la economía de nuestro país y como nunca antes se había visto, la respuesta fue inmediata y contundente.

Rápidamente el estado se puso al frente de la situación, poniendo en el centro de la toma de decisiones la salud y la vida de las personas.

Nuestra cabeza piensa y nuestro corazón siente en donde nuestros pies apoyan. En los territorios que habitamos, las respuestas diseñadas se pudieron ejecutar en gran medida gracias al rol de los municipios.

El entramado de vínculos, las articulaciones, las experiencias directas y el aprendizaje en la gestión cotidiana, hicieron posible que se materializara la intervención inmediata que el plan de contingencia demandaba.

Hospitales, centros de aislamiento, acompañamiento a adultos mayores y personas en riesgo, reacondicionamiento del espacio público, elaboración de protocolos y controles de circulación, son solo algunas de las acciones que los intendentes tuvimos que coordinar junto a nuestros equipos de gobierno.

La dimensión local se vio sustancialmente modificada y quienes nos encontramos al frente de los municipios, tuvimos que aprender a gestionar más allá de los límites y fronteras jurisdiccionales.

El virus que nos azota no sabe de fronteras, por eso es fundamental la coordinación regional, imprescindible para definir e impulsar las acciones y medidas a implementar. Pudimos, desde el primer día, dialogar para construir acuerdos y compartir experiencias, dejando de lado nuestras diferencias políticas para unirnos y asumir el rol que nuestra función como Intendentes nos demanda.

Sabemos que enfrentamos enormes desafíos hoy, pero ya estamos pensando también en los de mañana. Somos conscientes del rol que deberemos asumir y al que nos convoca el Presidente de la Nación, Alberto Fernandez, el dichoso día en que contemos con una vacuna para el Covid y debamos orientar toda nuestra voluntad, nuestra creatividad y nuestros recursos para impulsar campañas de información, prevención y vacunación.

Más allá de los desafíos que supone la pandemia, hace mucho tiempo que a nuestros municipios los azota la crisis económica. Desde hace años que Argentina no crece y transitamos cambios bruscos en el rumbo económico. Desde la realidad territorial de los municipios fuimos buscando y avanzando en soluciones paliativas, como cara visible de un Estado presente.

Por ello, no dudo que desde los municipios y las ciudades de cada rincón de la Argentina saldrán los principales protagonistas de la recuperación económica de nuestro país. Tal y como venimos viendo y aprendiendo de la responsabilidad con los cuidados y prevenciones en materia de salud y la solidaridad con que todos nuestros vecinos y vecinas atraviesan este difícil momento.

2020 nos dejará muchos desafíos y al menos tres lecciones: en primer lugar, la necesidad de articular, coordinar, compartir experiencias para tomar decisiones en clave regional que nos permitan superar las dificultades; en segundo término, ser extremadamente creativos para aprovechar al máximo los recursos disponibles en pos de una pronta recuperación y por último, nuestro deber como la primera línea de un Estado de proximidad, un Estado cercano que interpreta, siente y responde ante la necesidad de cada vecina y vecino.