La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 14 de abril de 2019

Luchó como pudo pero fue derrotado en Córdoba

Peñarol cayó ante un Instituto superior. Fue 74-62 para el escolta en Córdoba.

Kyle Austin, quien levantó su rendimiento en el segundo tiempo, supera al marplatense Facundo Piñero. Peñarol luchó pero no pudo en Córdoba (Foto Diego Roscop).

Prácticamente no hubo equivalencias. La enorme distancia que existe entre un equipo que marcha con solidez en la posición de escolta y otro que pugna por escapar de la lucha por la permanencia quedó claramente expuesta en el “Angel Sandrin” de Córdoba.

Allí, Peñarol perdió sin atenuantes frente al local, Instituto de Córdoba, que lo superó por 74 a 62, en una nueva jornada por la fase regular de la Liga Nacional de Básquetbol.

El desarrollo del primer cuarto fue un suplicio para Peñarol. Disimuló carencias con una defensa decente y las pérdidas de la “Gloria”, porque con 3/17 en tiros de cancha y una desproporción desfavorable en la lucha por el rebote, le podría haber ido peor. Instituto llegó al primer descanso con ventaja de 16-7.

El panorama no mejoró demasiado durante la primera parte del segundo cuarto. A Peñarol le costaba mucho convertir puntos y atrás fue algo más permisivo. Sobre todo mostrándose permeable ante soluciones provenientes del banco de relevos de Instituto: Santiago Scala, Cristian Amicucci y Pablo Espinoza.

La ventaja llegó a ser de 18 (34-16) para los de Facundo Müller. Sin embargo, el conjunto marplatense logró encadenar algunas buenas defensas con un quinteto sin extranjeros en cancha, encontró continuidad adelante y con una ráfaga de 8-0 consiguió descontar (34-24), si bien Facundo Piñero anotó un triple para volver a tomar distancias.

El local se llevó a los vestuarios esa brecha de 13 puntos, lógica para el desarrollo de los primeros 20 minutos. En ese lapso, los de Leonardo Gutiérrez nunca forzaron situaciones atacando el aro y no tiraron libre alguno en todo el primer tiempo, al margen de haber concretado apenas un 32% de sus tiros de cancha, incluidos 2/11 en triples.

Amparado en su gran noche perimetral, con porcentajes de ensueño desde la larga distancia, y las bondades de su defensa -de las mejores de la Liga-, Instituto se escapó a 54-35 a menos de 3 minutos para concluir el tercer cuarto.

De todas maneras, el cierre fue a todo Peñarol. Redobló su intensidad atrás y tuvo variantes adelante para acortar a 56-45.

Y ese impulso renovado el equipo de Garay y Santiago del Estero lo trasladó al cuarto final. Una formación combativa en defensa lo puso en partido al visitante, que además recobró la confianza para sus lanzamientos exteriores. Y precisamente tras un triple de Lucas Arn -de buen segundo tiempo-, el “milrayitas” redujo la desventaja al mínimo (61-60) todavía con mucho por jugar (4 minutos y fracción).

Hasta ahí llegó el esfuerzo. Instituto recobró el aplomo, volvió a circular sus ofensivas para liberar a los tiradores (Rodney Green, Piñero) y así tomó aire nuevamente en las cifras. Llevó la ventaja a los más lógicos 10/12 puntos y le puso el moño a un triunfo inobjetable.
La síntesis

Instituto (C) 74
G. Whelan 12, L. González 10, R. Green 16 (x), F. Piñero 9 y S. Clancy 5 (FI). C. Amicucci 7, S. Scala 5, P. Espinoza 5, L. Reyes 5. DT: Facundo Müller.

Peñarol 62
J.I. Marcos 4, C. Hinkle 3, J.P. Vaulet 9, K. Austin 13 y D. Tintorelli 6 (FI). A. Alloatti 4, N. Lauría 2, L. Arn 13, L. Gorosterrazú 2, J. Valinotti 4, T. Monacchi 2. DT: Leonardo Gutiérrez.

Estadio: “Angel Sandrin”, de Instituto.
Arbitros: Oscar Britez, Javier Mendoza y Danilo Molina.
Parciales: 16-7, 37-24 y 56-45.