La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 13 de mayo de 2020

Manino contra el médico “chapeador” y la necesidad de reforzar los retenes

El coordinador del ministerio de Seguridad de la Provincia en Mar del Plata, Rodolfo "Manino" Iriart citicó la actitud asumida por el médico que se contagió recientemente de coronavirus y que se negó a cumplir con la cuarentena. La necesidad de reforzar las tareas en los retenes.

En la noche del martes, cuando se conocía oficialmente que se registraban dos casos nuevos de coronavirus, ambos médicos, uno de los cuales va y viene con asiduidad a Florencio Varela a trabajar, Rodolfo “Manino” Iriart, coordinador del Ministerio de Seguridad de la provincia en Mar del Plata y máximo responsable de los controles en los retenes de acceso a la ciudad, supo inmediatamente que se trataba de alguien con el que ya había tenido problemas.

“Estoy seguro que es el que nos chapeó el otro día”, le dijo a uno de sus colaboradores. Aquella noche, en su cuenta de Twitter, el representante de Seguridad, tras un incidente registrado con el doctor Gustavo Ernesto Baikauskas, escribió en sus redes sociales que “todos los días nos enteramos de casos de médicos que son retenidos en las entradas a las ciudades porque van y vienen, algunos por sus trabajos, otros no. Chapean, se enojan hasta ofrecer pelear y después aparecen clínicas, sanatorios y hospitales con Covid. ¿Entienden?”.

De hecho, este caso generó que las autoridades municipales comiencen a elaborar un nuevo protocolo para el personal de salud que entra y sale de Mar del Plata, y que podría extenderse a personal del servicio penitenciario y de otras fuerzas policiales. “Algo hay que hacer si queremos seguir teniendo una ciudad blindada para impedir que lleguen casos de coronavirus de otras ciudades”, insisten en los retenes.

Según pudo establecerse, al neurocirujano al que le dio positivo en la noche del martes, en uno de los controles se le labró un acta. Fue el 30 de abril al mediodía. En el retén del kilómetro 391 de la autovía 2, se interceptó un vehículo conducido por Baikauskas, quien venía de Florencio Varela. Tras una discusión, personal de la subsecretaría de Seguridad dispuso su alojamiento en cuarentena en el Hotel Flamingo, de Moreno 2155, activándose el protocolo y siendo acompañado hasta allí por personal policial. En el hotel, el profesional de la salud seguía insistiendo que no estaba dispuesto a cumplir esa directiva. Lo cierto fue que en un par de horas llegó una autorización para que abandonara el lugar. “Soy personal de salud y no tengo síntomas. No tengo por qué quedarme acá”, sostuvo el médico antes de retirarse.

El citado médico -que viaja a Florencio Varela y a Ciudad de Buenos Aires donde cumple tareas- se fue a su casa, pero algunos días después decidió realizarse un hisopado. El resultado fue positivo.

“Hace tres semanas, en uno de los primeros controles que me realizaron al ingresar a Mar del Plata se generó un desconcierto entre las personas que estaban realizando el operativo. Había efectivos de la Policía Local, de la Bonaerense y personal municipal. Había un poco de desconcierto en cómo manejarse y, a pesar de que yo tenía todos los permisos para circular, me llevaron escoltados hasta un hotel. Allí estuve dos horas hasta que pudieron verificar que yo era profesional de la salud y me dejaron retirarme”, relató este mediodía en declaraciones a la prensa.

Tales dichos desataron una nueva reacción de “Manino” Iriart. “¿Vieron lo que decía en tuits anteriores? Ahora escucho a un médico decir que hubo “desconcierto” en controles de entradas a las ciudades. Habla después de infectarse Covid-19 por no querer seguir el protocolo. Además de chapeador es irresponsable y mentiroso”, sentenció Iriart, quien como consecuencia de la gran cantidad de horas diarias que pasa supervisando tareas en los retenes conoce “decenas de casos” de conflictivos similares.

“Vienen de lugares donde el virus está circulando y tarde o temprano vamos a tener problemas. Hay guardiacárceles, policías, personal de la Armada y de la Prefectura y médicos de Mar del Plata que van y vienen. A eso sumale que ahora con la flexibilización de la cuarentena en algunas actividades, ingresan cerca de 300 camiones por día. Hay que intensificar la tarea en los retenes de acceso”, sostienen cerca de Iriart.

De hecho, la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, admitió que “estamos tratando de poner un puesto de salud permanente en la ruta 2 para hacer más estricto el control” y añadió que “vamos a elaborar un protocolo en salud para ver cómo definimos el ingreso y la permanencia en la ciudad”.

.