La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 8 de agosto de 2020

Pese al aumento de casos, Mar del Plata sigue en fase 4

Se confirmó este sábado a la tarde luego de una charla entre el intendente Guillermo Montenegro y el jefe de gabinete bonaerense, Carlos Bianco.

Pese al crecimiento de casos durante el último mes, Mar del Plata seguirá en la fase 4 y no se deberá dar marcha atrás con la apertura de actividades.

La decisión se tomó este sábado a la tarde luego de una serie de charlas entre el intendente Guillermo Montenegro y el jefe de gabinete bonaerense, Carlos Bianco.

La negociación no fue fácil: esta vez, Mar del Plata estuvo al borde de retroceder a la fase 3. El aumento exponencial de los contagiados de coronavirus durante el último mes provocó que el gobierno provincial analizará la posibilidad de cerrar actividades para intentar contener la escalada de infectados y darle un respiro al sistema sanitario de la ciudad.

Durante la semana, los efectores de salud habían advertido que la situación era cada vez más delicada y que de continuar la suba de casos iba a estar cada vez más complicada la posibilidad de atender a los pacientes. Y no solo eso: advirtieron que las camas de terapia intensiva en el Hospital Interzonal ya estaban al límite.

Como contracara, empresarios y sindicalistas se unieron para emitir un fuerte comunicado en el que manifestaron su rechazo a la posibilidad de que Mar del Plata sea retrocedida a la fase 3 del aislamiento. “Entendemos que es desmesurado igualar a nuestra ciudad con aquellos distritos que concentran el 90% de los casos de Covid-19 del país y cuyo sistema de salud podría estar complicado o, que peor aún, se nos coloque en una situación de mayor encierro que en estos lugares”, sostuvieron en un tramo. Y, enseguida, profundizaron: “Debido a la gravísima situación en que se encuentra la actividad económica, es imprescindible que las medidas sanitarias de mayor aislamiento sean prudentes y no vayan más allá de las necesidades reales del momento, porque las empresas y por lo tanto el empleo están en riesgo y, la caída de este profundizará la pobreza, con las consecuencias devastadoras por todos conocidas”.

Con este escenario rodeado de variables sanitarias y económicas, Bianco y Montenegro hablaron al menos dos veces durante este sábado. El intendente argumentó que la suba de casos en comparación con la semana pasada no se había disparado. Y no solo eso: explicó que la Secretaría de Salud Municipal tiene solo sin determinar el nexo epidemiológico del 13% de los casos.

El ida y vuelta fue intenso y al final se decidió que Mar del Plata, por ahora, siga en la fase 4. De seguir el aumento de los casos cada vez será más difícil evitar el retroceso.