CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 28 de octubre de 2020

“Me ilusiono con que este plan de transporte cambie la vida de la gente”

El subsecretario de Movilidad Urbana, Dante Galván, aseguró en una entrevista con LA CAPITAL que el proyecto es una prioridad del gobierno y una política que excede a la gestión. "Es un cambio profundo y va a ser gradual", afirmó.

Dante Galván, subsecretario de Movilidad Urbana, uno de los "cerebros" detrás del plan de transporte del municipio.

Por Hernán Kloosterman

Dante Galván parece sentir en carne propia los reclamos de los usuarios de colectivo. Lo remontan a los años de su adolescencia en Andant, un pueblo de la localidad de Daireaux, donde llegaba a caminar hasta 17 kilómetros para subirse a un colectivo.

Varias décadas después y con una amplia trayectoria profesional, el subsecretario de Movilidad Urbana tiene sobre sus espaldas gran parte del peso de un proyecto que puede cambiar la realidad del transporte público. Es uno de los “cerebros” detrás el nuevo pliego que elaboró el municipio.

La idea se empezó a gestar en su paso como director de Gestión del Plan Maestro de Transporte y Tránsito en el primer gobierno de Gustavo Pulti y se puede concretar una década después. “No lo tomo como un logro personal sino como una gran responsabilidad”, reitera en un mano a mano con LA CAPITAL, poco después de la presentación formal del SITU Sistema integrado de transporte urbano (SITU).

“Me ilusiono con que esto le cambie la vida a la gente, si no no tiene sentido”, define el ingeniero, consultor y docente sobre la expectativa que genera el proyecto.

-¿Qué impacto va a generar en la dinámica de la ciudad?

-Es un cambio profundo en lo que tiene que ver con el acceso a las distintas oportunidades de la ciudad, con la posibilidad de un sistema de transporte que se va a adaptar a las necesidades que tiene hoy el usuario y también el ciudadano que hoy no lo usa porque no le da las respuestas que le tiene que dar. Hoy generalmente vemos que la gente tiene como última alternativa el transporte público. O porque no lo deja bien o porque el servicio no lo considera adecuado. Queremos que se transforme en una verdadera alternativa de desplazamiento.

-¿Cuánto tiempo cree que está atrasado el sistema actual?

-Ha sido tan gradual el paso de la Mar del Pata que estaba cuando se planificó este sistema, que uno nunca puede saber cuándo ese cambio empezó a ser necesario. Sí, sabemos que hoy es necesario. Cuando te piden una solución para el transporte público en determinado barrio, sabés que esa solución es casi imposible, salvo que le sigas aumentado costos y kilómetros al sistema. Es un sistema que cumplió una etapa hace un tiempo. Tiene que responder más a un esquema de ciudad policéntrica y no a una monocéntrica.

-¿Y las frecuencias?

-Las frecuencias van a cambiar paulatinamente. Algo que me gustaría dejar claro es que esto no es que mañana se implanta el sistema y cambia rotundamente. Va a ser un paso gradual. Va a haber mejoras pero es un cambio muy gradual.

-¿Fue una de las prioridades de la gestión?

-Sí. Es uno de los primeros proyectos en los cuales, cuando nos juntamos con el intendente, nos pusimos de acuerdo. Era una clara decisión de la gestión y era parte de objetivos de este primer año. La pandemia nos trastocó los tiempos pero era un proyecto prioritario, porque se vence el año que viene la prórroga. La ciclovía era otro de los proyectos que veníamos trabajando y en el que queríamos avanzar. El intendente nos ha puesto la vara alta en el sentido que teníamos que cumplir en determinado tiempo. Para nosotros, eran proyectos de primer semestre.

-¿Se dejó pasar una oportunidad en los últimos cuatro años?

-Bueno. Esta prórroga lo que hizo fue trasladar la decisión pero esa decisión había que tomarla. En el fondo, estamos empezando un proceso de mucho tiempo y de varias gestiones. No solo de esta gestión. Lo importante es que también tenga aceptación como ha tenido. Todos los bloques de concejales y los actores con que hemos hablado han estado de acuerdo y eso es muy importante. Porque la importancia de una política de estado es la continuidad y la coherencia. Por lo tanto, tenemos por delante un desarrollo de esto. Podría haber sido empezado hace cuatro años, lo estamos empezando ahora. Sabemos que excede esta gestión.

-¿En lo personal es una satisfacción?

-No son logros personales pero estar en ellos es bueno. Pero, ¿sabés qué es? Una gran responsabilidad. Yo hoy me desperté a las 3 de la mañana y no me pude dormir más. Tendría que disfrutarlo más pero me carga mucho de responsabilidad. Sé que no es una decisión sencilla. Uno está ilusionado con que esto le cambie la vida a la gente, tiene que cambiársela porque sino, no tiene sentido. Es una gran responsabilidad. Me siento muy apoyado, tenemos un equipo muy bueno. Desde los chicos que trabajan en la subsecretaría hasta Guillermo (Montenegro) o Santiago (Bonifatti). Es como salir de viaje de egresados con los amigos: este proceso está bueno vivirlo con gente que lo siente como vos. Tienen un compromiso tremendo. Se me pone la piel de gallina cuando hablo del trabajo que estamos haciendo. Estoy convencido que esto va a cambiar a Mar del Plata.

boleto

Las falencias que busca cubrir el nuevo pliego

Dante Galván hizo un repaso de todas las falencias que aspira a cubrir el nuevo pliego para el transporte público.
“Apunta para cubrir todas esas falencias que depende de qué lado la veas es más importante. La combinación debería ya estar hace mucho tiempo, la accesibilidad, el trato, el hacinamiento que hay en determinados momentos. Lo que creo es que la calidad del sistema de transporte público tiene que cambiar. Por eso incorporamos en ese cambio, los indicadores de calidad, donde hablamos de la limpieza, el vehículo, el trato del conductor”, sostuvo y destacó que “otro aspecto importante es el empoderamiento del usuario”. “Queremos que el usuario nos diga cuál es la experiencia de viaje. Hoy no tenemos ese ida y vuelta. Tenemos el 0800 o el 147 que está claro que no es suficiente”, marcó.

El ingeniero también se refirió a los barrios que no tienen servicio y señaló la falta de infraestructura.
“Hay recorridos que se podrían optimizar pero hay calles que no existen todavía. Es un sistema que cumplió su ciclo y hay que rediseñarlo”, consideró.

Además, valoró la inclusión de la perspectiva de género en el proyecto. “Son los temas que nos pueden dar un salto cualitativo en el transporte público”, opinó.