La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Zona 1 de diciembre de 2019

Miramar: Pese a la compleja actualidad, comerciantes se mantienen expectantes hacia la temporada

El panorama actual del sector no es el mejor, algunos negocios de la calle principal cerraron sus puertas, especialmente por los altos costos de servicios y alquileres. De todas maneras, la Cámara de Comercio trabaja con esfuerzo para diagramar una serie acciones que redunden en beneficios conjuntos entre el sector público y privado.

Pese al cierre de algunos negocios históricos, la Cámara de Comercio mantiene ciertas expectativas para el verano.

MIRAMAR (Corresponsal).- A escasos días del comienzo de un marcado cambio político en el país, las expectativas para económicas  hacia una nueva temporada se manejan al menos dentro de un contexto de incertidumbre en Miramar.

La devaluación del real en Brasil, aumenta la competitividad y es un factor a tener en cuenta para las autoridades municipales e instituciones prestadoras de servicios turísticos que deberán implementar estrategias tentadoras, acordes a la estudiosa demanda.

Más allá de esto, desde la Cámara de Comercio, Producción Industria y Servicios (Cacips) de General Alvarado mantienen la esperanza de un receso positivo que genere un importante ingreso de divisas en la ciudad.

“Pensamos que puede venir mejor que el año pasado donde el balance general no fue bueno, pero debemos pensar en un trabajo más consistente entre todos los sectores hacia el futuro, a nivel municipal, provincial y nacional”, declaró a LA CAPITAL, la presidenta de la institución, Lidia Gallegos.

La crisis económica sumada a los aumentos sostenidos especialmente en tarifas de luz, energía eléctrica y los exorbitantes precios y especulaciones del mercado inmobiliario con ciertos alquileres prácticamente imposibles de pagar, produjo un descalabro comercial que causó  a su vez  el cierre definitivo de negocios históricos ubicados en la calle principal de la ciudad.

Otros, no llegaron a ese extremo aunque debieron achicar su espacio de venta y por lo tanto bajar la calidad de la oferta.

“Sin dudas las rentas que deben pagarse son altas en muchos casos, otro factor es que viene decayendo la diferencia entre costos y ganancias. No todos tienen respaldo para soportar esa situación y es preocupante ya que muchos dueños de locales resultaron fundadores en sus rubros o estilos”, argumentó la titular de la Cacips.

Continuando con este tema, otra de las realidades es la merma de una calidad comercial, cuando se cierra un comercio y reabre otro diferente en el mismo espacio físico. “Vemos que se buscan otras alternativas y por eso se amplió tanto en diferentes sectores de la ciudad, sin una planificación controlada. A raíz de este tema presentamos una proyecto ante el Concejo Deliberante que esperemos prospere a partir del año próximo”, destacó Gallegos.

No obstante, pese a la cruda realidad desde la Cámara de Comercio siguen buscando estrategias que redunden en beneficios conjuntos e incentiven a una participación mayor de asociados. “Cada día hay menos locales pero mantenemos la esperanza y motivación de continuar con acciones que puedan mejorar la realidad, estando al servicio de quienes lo necesiten. Llevo 35 años dentro del rubro cerrajería y me mantuve siempre como socia de nuestra institución”, indicó la comerciante.

Por último, Gallegos dio a conocer que cuando asuman las nuevas autoridades municipales y provinciales hay programados una serie de encuentros para tratar diversas temáticas relacionadas con el sector.