La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 10 de octubre de 2019

Espert: “No tiren el voto con Macri porque el kirchnerismo lamentablemente vuelve”

El economista pidió que lo apoyen para empezar a construir la oposición a los Fernández. Dijo que el presidente y el candidato del Frente de Todos tienen "una enorme cantidad de cosas en común".

Lejos de estar decepcionado por el resultado de las PASO, que lo depositaron en el sexto puesto cuando esperaba discutir el tercer lugar con Roberto Lavagna, José Luis Espert asegura estar satisfecho por el papel del Frente Despertar. “Estamos muy contentos por haber instalado las ideas liberales, de sentido común, que la Argentina tiene que aplicar para que nos vaya bien alguna vez”, dijo ayer el economista en Mar del Plata antes de caminar por la peatonal.

“Arrancamos este año de cero. Hemos resistido un montón de embates para bajarnos de parte del Gobierno”, recordó en una entrevista con LA CAPITAL.

–¿Después de las PASO siguieron los embates?

–No, la principal batalla fue antes de las PASO, cuando perdimos a manos de Pichetto el único sello nacional que teníamos en ese momento. Logramos obturarlo consiguiendo otro sello partidario para competir. También perdimos a nuestros candidatos en la provincia.

–Tenían aspiraciones a ser la tercera fuerza. ¿Qué explicación le encontró al sexto puesto?

–El golpe fuerte que recibimos fue en la provincia de Buenos Aires. Con los candidatos de la provincia hubiera sido otra cosa. Pero, además, votarnos a nosotros es complicado técnicamente, porque tenemos boleta completa solo en Capital Federal y Santa Fe. En el resto del país, para votarnos a nosotros hay que cortar boleta. Y el corte de boleta no supera nunca el 5%. También hay que tener en cuenta la polarización. En febrero, Lavagna medía 17 puntos. La polarización se llevó puesto todo.

José Luis Espert, candidato a presidente del Frente Despertar, y Guillermo Castello, quien fue dado de baja antes de las PASO de su carrera para gobernador bonaerense.

José Luis Espert, candidato a presidente del Frente Despertar, y Guillermo Castello, quien fue dado de baja antes de las PASO de su carrera para gobernador bonaerense.

–¿Cuál es la expectativa real del Frente Despertar para el 27 de octubre?

–Para nosotros lo importante es estar en primera vuelta e ir a los debates. Eso para nosotros ya es un balance positivo. En números, puede ser que terminemos sextos como en las PASO o que tengamos un poco más. La gente compró la grieta, una grieta falsa. La verdad que la cantidad de cosas en común que hay entre el kirchnerismo y Macri son enormes. Porque Macri defaulteó la deuda como los Kirchner, hizo cepo como con los Kirchner, congelamiento de precios como los Kirchner, de tarifa, de tipo de cambio. La gente ha optado por la grieta. Por miedo a Cristina o por bronca a Macri, la gente compró el buzón de la grieta.

–Macri dice que puede llegar al balotaje…

–Todavía hay gente que votó a Macri el 11 de agosto por miedo a la vuelta de Cristina y está pensando que si lo vota de nuevo puede evitar que vuelva Fernández. Lamentablemente, la mala noticia es que el kirchnerismo vuelve, con alguna versión que no sabemos cuál, pero vuelve. Por lo tanto, que no tiren el voto votando a Macri, que voten por el Frente Despertar, que lideramos con Luis Rosales, porque hay que empezar a constituir una oposición muy fuerte al kirchnerismo que se viene, y claramente el macrismo no va a hacer eso.

“Por miedo a Cristina o bronca a Macri, la gente compró el buzón de la grieta”

–¿Qué país se imagina con Alberto Fernández como presidente?

–Si Fernández lleva a cabo lo que dice, estamos en un problema serio. Acá no se sale con más impuestos, con acuerdo de precios. Hay que hacer otra cosa. No puedo creer que no aprendamos nada de lo que pasó. No puedo creer que Argentina crea que porque cambiamos de Macri a Alberto Fernández pero hacemos lo mismo la cosa va a andar bien. El problema es lo que hacemos, no quién lo hace. Tenemos que tirar a la basura la sustitución de importaciones e ir a una economía que comercie con el mundo. En lugar de tener este estado elefantiásico que transforma a los que están en blanco en esclavos impositivos, tenemos que tener un estado de tamaño razonable. Lo mismo que las leyes laborales: tenemos que cambiarlas todas. Si tenemos 5 millones de trabajadores en negro es por culpa de estas leyes laborales. Tienen 80 años. Ya está, ya cumplieron su rol.

Para Espert, "si Fernández lleva a cabo lo que dice, estamos en un problema serio".

Para Espert, “si Fernández lleva a cabo lo que dice, estamos en un problema serio”.

–¿Cómo se sale de la crisis?

–En los últimos 50 años hubo siete planes económicos. Los siete terminaron en crisis. La inflación cero de Gelbard, el de Martínez de Hoz, el de Grinspun, el Plan Austral, la convertibilidad, el plan de los Kirchner y el de Macri. Deberíamos hacer algo muy diferente de lo que muestran esos siete planes. Por más difícil que parezca, lo que hay que hacer para dejar de tener crisis ya lo hacen otros países parecidos a nosotros, no es que hay que irse a Suiza para encontrar algo diferente.

-¿Por ejemplo?

–Chile, Perú y, en menor medida, Colombia y Paraguay. Ahí encontrás una matriz: comercian, tienen una economía muy abierta al mundo, tienen un Estado de un tamaño chico, cobran impuestos razonables y tienen mercados laborales muy diferentes a los nuestros, muchos más amigables al empleo. Nosotros tenemos un mercado laboral con regulaciones poco amigables con el empleo.

“De Mar del Plata me
espanta el desempleo”

José Luis Espert prefiere no dar definiciones políticas sobre Mar del Plata, la ciudad a la que ayer arribó en campaña. “Recién llegué”, se ataja. Pero enseguida recuerda que es el distrito que encabeza el ranking de desocupación y lanza: “De Mar del Plata me espanta el desempleo”.

El candidato presidencial de Despertar dice que no puede creer que Mar del Plata “no haga una revolución pidiendo una apertura al mundo cuando tiene todo para ganar con el comercio”, a través del puerto.

Pronto aclara que lo de Mauricio Macri no fue liberalismo. “Una cosa es que Macri sea millonario y otra cosa es que sea liberal. En la Argentina, al revés de lo que se piensa, la plata no se hace con liberalismo ni de manera competitiva y meritocrática, sino que se hace con negocios al calor de alguna regulación del Estado o directamente con el Estado. Ese es Franco Macri, es Mauricio Macri”, disparó.

Para Espert, “si el liberalismo triunfa en el mundo y acá no es porque acá no se hacen políticas liberales; si no, hubieran andado bien hace rato”.