11 de enero de 2019
Comentarios

Peñarol bailó un tiempo, sufrió otro

Triunfo ante Libertad. El equipo marplatense sacó veintiocho puntos en la primera parte con una gran producción. Pero en el complemento se complicó contra una defensa zonal y terminó penando.

por Sebastián Arana

En la extraña localía de Once Unidos Peñarol, que finalmente no contó con Juan Pablo Vaulet, terminó festejando este viernes una victoria valiosa sobre Libertad de Sunchales -con las ausencias de Marcos Saglietti y Ariel Zago-, por 83-75, y despegó un poco del fondo de la tabla de posiciones de la Liga Nacional de Básquetbol.

El equipo marplatense mostró dos caras bien opuestas. Una muy feliz en el primer tiempo. Y otra preocupante en el segundo. Así se le complicó de manera increíble un partido que tenía prácticamente ganado.

Peñarol fue demoledor en la primera parte. Ágil, lúcido y certero para atacar. Muy duro a la hora de defender. Con dos individualidades, Nicolás Gianella y Lucas Arn, en altísimo nivel. El primero fue imparable en el uno contra uno en velocidad y el segundo anotó seguido y reboteó con solidez.

El resto complementó con los cinco sentidos puestos en el partido y mucha atención para defender. Libertad falló mucho desde el perímetro y, en consecuencia, trató de forzar acciones cerca del canasto, sobre todo con el estadounidense Kelley. Pero, la gran mayoría de las veces que fue hacia adentro, chocó. Fue tapado, perdió la pelota o falló lanzamientos factibles.

Con amplio dominio de rebote, con recuperaciones oportunas en la primera línea, Peñarol corrió seguido y lastimó. Sacó una máxima de 27-12 en el primer cuarto tras un triple de Lauría.

Después se tomó un respiro anotador en el arranque del segundo parcial. Mientras tanto, no dejó de hacer los deberes atrás. Libertad terminó el primer tiempo con pobrísimos 1/9 triples y 5/23 en dobles. En consecuencia, cuando la ofensiva peñarolense volvió a fluir, otra vez con Gianella como gran protagonista, la diferencia se estiró a un increíble 50-22 a la hora del entretiempo.

Parecía partido concluido. No fue así. Peñarol volvió al complemento relajado y perdió casi toda su solidez defensiva. Libertad, que encontró el gol exterior que no tuvo en los veinte minutos iniciales, de movida estableció un parcial de 9-0 en poco más de dos minutos para inyectarse confianza.

Al tiempo que flaqueaba atrás, el elenco de Leonardo Gutiérrez se confundía adelante contra una defensa zonal que fue efectiva. Sin posibilidades de romper y descargar, falló mucho desde posiciones exteriores.

Libertad logró ingresar trece puntos abajo (49-62) al cuarto final. Parecía que un triple de Lauría lo desanimaba. Sin embargo, siguió enfocado en achicar y creyendo en su defensa zonal. A falta de tres minutos y medio, Peñarol sólo ganaba 73-68 y estaba en caída libre.

Entonces apareció Todd Brown, quien no había tenido una buena noche. El estadounidense pidió jugar una bola clave, penetró y convirtió un doble fundamental. Peñarol revivió con esa conquista y logró cerrar un partido que se le complicó más de la cuenta.

Estudios a Vaulet

La información brindada desde el club en los días previos era que Juan Pablo Vaulet iba a debutar anoche. Sin embargo, los que fueron a Once Unidos con la expectativa de verlo se llevaron un chasco. El jugador no fue habilitado y no pudo ser de la partida. Para ello falta un examen médico que se le realizará este sábado. Si lo supera, será confirmado como refuerzo del equipo.

Síntesis

Peñarol (83): N. Gianella 25, T. Brown 14, L. Gorosterrazu 4, L. Arn 21 y A. Alloatti 4 (FI); T. Monacchi 0, J. I. Marcos 7, N. Lauría 8 y N. Franco 0. DT: Leonardo Gutiérrez.

Libertad (75): A. Alonso 9, N. Copello 10, Martín Cuello 15, I. Cuassolo 0 y K. Kelley 12 (FI); A. Caffaro 23, D. Figueredo 4, M. Alonso 0 y J. Eydallin 2. DT: Sebastián Saborido.

Estadio: Once Unidos.
Árbitros: Diego Rougier-Rodrigo Castillo-Sebastián Moncloba.
Parciales: 27-14, 50-22 y 62-49.

Subir