La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de septiembre de 2020

Pintadas en la sede del Colegio de Arquitectos

El secretario del organismo, Diego Domingorena, responsabilizó a la Uocra. También defendió la postura de estar en contra de la huelga a la japonesa.

El secretario del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires, Distrito IX, Diego Domingorena, brindó una conferencia de prensa donde responsabilizó a la Uocra de los desmanes que se produjeron en su sede. El edificio de la institución, ubicada en Dorrego 1357, apareció envuelto en pegatinas y grafitis, que hacían alusión a la posición del gremio de querer trabajar, en contraposición al colegio que se opuso a la huelga a la japonesa.

En ese marco, Domingorena comentó que “nuestra sede apareció en su frente con pegatinas de la Uocra en apoyo a la llamada ´huelga a la japonesa´ en las paredes y la puerta de la institución.

El arquitecto agregó que simultáneamente una situación de vandalismo similar se suscitó en la sede del estudio profesional del presidente del organismo, Eduardo Agüero, donde también responsabilizó al gremio de la construcción.

En el contacto con la prensa, el secretario mencionó que luego de los hechos se comunicaron directamente con el secretario general de la Uocra, César Trujillo, para darle a conocer lo sucedido con marcada preocupación.

Según Domingorena, Trujillo les habría responsabilizado por los hechos a un sector del gremio teniendo en cuenta que se encontrarían en un interna y se desligó de cualquier acto de violencia a la vez que les brindó todo su apoyo en el marco de esta situación.

“Nosotros no tenemos por qué no creerles lo que nos dicen: lo aceptamos. Igual decidimos plantear nuevamente lo que pensamos de esta huelga a la japonesa. No la combatimos, no estamos en contra pero simplemente salimos a decir que no la apoyamos”, argumentó.

En tanto, planteó posibles “conflictos” que pueden tener los matriculados del colegio habida cuenta que son los responsables de las obras. “No hay certezas que las ART cubran posibles accidentes de los operarios y tampoco ni que pensar si ocurriría una muerte”, alertó.

Damboriana también resaltó que los arquitectos están expuestos a una denuncia de terceros en el ámbito penal teniendo en cuenta que en el Código Penal algunos artículos aluden a “la ruptura de la decisión de alguna autoridad en la pandemia”.

Por último, habló también de cuestiones éticas que hacen a que se hayan pronunciado en contra de la huelga aunque apuntó que “no deja de lado nuestro reclamo para que funcione la obra privada en Mar del Plata pese a estar en fase 3”.