CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 21 de noviembre de 2020

Realizan peritajes al teléfono del policía Arcángel Bogado

La diligencia es llevada a cabo por especialistas de la Policía Federal, debido a la incriminación en el hecho de un efectivo de la Bonaerense. El fiscal Alejandro Pellegrinelli espera los resultados para definir el rumbo de la causa.

Especialistas en informática realizan por estos días un peritaje al teléfono celular del policía Arcángel Bogado, quien en julio pasado mató a Brandon Romero (18) en un presunto asalto que éste y otro hombre, también herido de bala, le habrían cometido en la ruta 226.

Fuentes de la investigación confiaron a LA CAPITAL que el fiscal Alejandro Pellegrinelli ordenó la diligencia hace algunas semanas y que la misma recayó en los peritos de la Policía Federal debido a que, al estar incriminado un efectivo de la Policía Bonaerense, sus pares de esta fuerza estaban imposibilitados de hacerlo. Además, este medio pudo saber que el investigador aguarda específicamente los resultados de este informe con vistas a definir, de una vez, el rumbo de la causa.

Hasta el momento, Pellegrinelli mantiene imputado por el homicidio de Romero al policía Bogado, aunque cree que éste actuó en legítima defensa al haber sido asaltado, y por eso no ordenó medidas restrictivas de su libertad. Si bien aún no se conoce la fecha en la que obtendrá los resultados por parte de los especialistas de la Policía Federal, se presume que, de no surgir ninguna prueba que incrimine al efectivo, el fiscal podría pedir formalmente su sobreseimiento a la brevedad.

Las novedades también son aguardadas con ansiedad por los familiares de Romero y su abogado, César Sivo, quienes sostienen firmemente que se trata de un caso de “gatillo fácil”. En consecuencia, todas las semanas realizan marchas a Tribunales o al Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) para pedir que Bogado sea separado de la Policía Bonaerense, vaya preso y sea juzgado por el crimen.

Hasta el momento, el efectivo sigue en libertad debido a que cuando declaró ante el fiscal Pellegrinelli dio datos e información sobre lo ocurrido y su versión no le dejó dudas al investigador. Según sostuvo, el domingo 5 de julio pasado a las 6 de la mañana se dirigía hacia Mar del Plata a bordo de su motocicleta por la ruta 226, cuando a pocos metros de la rotonda de Sierra de los Padres tres hombres que circulaban en otro ciclomotor lo sorprendieron con fines de robo. De acuerdo a su declaración, logró esquivarlos tras realizar una maniobra de distracción.

Sin embargo, en cuestión de segundos vio que el vehículo de los delincuentes volvía a alcanzarlo y decidió detener la marcha del suyo y arrojar las llaves al piso. Entonces, siempre de acuerdo a su versión, observó que uno de los ladrones se había bajado y ahora eran dos los asaltantes.

Conforme pudo saber este medio en ese entonces, Bogado mencionó que fue allí que uno de ellos descendió del rodado y le gritó al otro, que estaba armado: “¡Matalo!”. “Vi que el que seguía en la moto tenía un arma y salió un fogonazo. Entonces, saqué la pistola y cuando el que se había bajado se me vino encima disparé”, explicó.

Lo cierto es que Romero sufrió varios balazos y murió, mientras que otro joven que luego sería identificado como Kevin Farías -quien tiene 20 años y múltiples antecedentes delictivos- también resultó herido, pero pudo escaparse del lugar.

En octubre pasado, quienes declararon ante el fiscal fueron los padres de Brandon Romero. En esa oportunidad, dijeron que su hijo era “un chico trabajador”.

Tanto el hombre como la mujer describieron la vida del joven, contaron que cumplía labores en una panadería y hablaron sobre sus relaciones sociales y sus actividades. Sin embargo, la detención de Farías (ocurrida sólo días después del hecho), la herida de bala curada en forma casera descubierta entonces en una de sus axilas, y sus múltiples antecedentes penales, hicieron que hasta ahora el fiscal Pellegrinelli creyera en la consistencia de la versión de Bogado.

Una vez que se conozca el resultado del análisis del teléfono celular en cuestión, el investigador analizará también el peritaje balístico, el resto de las pruebas recogidas en la causa y todas las declaraciones tomadas para tomar una decisión sobre la situación procesal de Bogado, después de casi 5 meses de suspenso.