La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 20 de mayo de 2019

Suspenden las clases en tres escuelas tras confirmar que el agua está contaminada

Se trata del edificio donde funcionan el Jardín de Infantes N°926, la Escuela Primaria N°9 y el anexo de la Escuela Secundaria N°74. El Consejo Escolar se encontraba brindando bidones con agua potable y a partir de ahora OSSE proveerá cisternas.

El Consejo Escolar decidió suspender las clases por 48 horas en un Polo Educativo de la ciudad luego de confirmarse que las napas del lugar contenían agua contaminada, y puso en marcha un operativo para dotar a los establecimientos de agua potable a través de cisternas.

Esta mañana, dirigentes del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba)  acompañaron a padres y directivos del Jardín de Infantes N°926, la Escuela Primaria N°9 y el anexo de la Escuela Secundaria N°74, que funcionan en un mismo edificio, en el reclamo que realizaron hoy en el Consejo Escolar, luego que tres informes dieran positivo sobre la presencia de contaminantes en el agua del lugar.

SUTEBA AGUA 02

Según señaló a LA CAPITAL, Susana Aranguren, secretaria adjunta del gremio docente mayoritario en territorio bonaerense, en abril, en el marco de los controles de rutina impulsados por el organismo provincial, los estudios que una empresa privada realizó del agua tomada de la canilla del lugar dio que “no es segura”, lo que llevó al Consejo a brindar al Polo Educativo, a modo de precaución mientras se realizaban nuevas investigaciones, bidones otorgados por el SAE (Servicio Alimentario  Escolar).

El segundo análisis fue solicitado a profesionales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP), que en esta oportunidad optaron por tomar muestra de las napas y no de la canilla como en el estudio inicial. Los resultados, informados a la institución hace diez días, dieron que el agua de la escuela no es potable y cuenta con “más de 240 coliformes”. “O sea, que tiene materia fecal”, explicó Aranguren.

Pero éstos no fueron los únicos estudios realizados. Este lunes, en medio de la reunión solicitada con las autoridades del Consejo, se leyó un tercer informe, en este caso dirigido por el área de Bromatología: el trabajo ratificaba lo expuesto en los dos anteriores.

En este sentido, la dirigente gremial aseguró que lo que solicitaron hoy fue “tener agua potable”. “Es fundamental tener agua segura, por lo que se resolvió que se van a suspender las clases por 48 horas, para que en ese tiempo se pueda acondicionar unas cisternas que se llenarían con agua y serían traídas por OSSE todos los días“, señaló, comunicando la respuesta obtenida por parte de las autoridades provinciales.

“Se tratan de escuelas con jornadas completas y por lo tanto los bidones que teníamos que ir a buscar, no alcanzaban. Además requiere mucho trabajo de logística, se trata de un edificio a 8 kilómetros de Batán”, agregó.

Por otra parte, Aranguren señaló que este viernes evaluarán los pasos a seguir y si será posible contar con nuevas alternativas. “Estamos a la espera de una respuesta concreta por parte de especialistas para que determinen si se puede realizar otro pozo o cuáles son las posibilidades que tenemos”, aseguró. La búsqueda de alternativas para obtener agua potable también fue confirmado por Sofía Badie, presienta del Consejo Escolar.

El pasado sábado, en el twitter oficial del Suteba, se subió un video en el que se escuchaba el diálogo entre referentes gremiales y docentes de la institución, en el que se aseguraba que el agua estaba comunicada, según los estudios realizados por los profesionales de la alta casa de estudios.

Las imágenes despertaron la alarma que llevó a que este lunes, cerca de las 9 de la mañana, parte de la comunidad educativas de las instituciones se hicieran presentes y solicitar la inmediata solución.