La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Provincia 8 de enero de 2020

“Tenemos una situación seria en términos de enfermedades de transmisión sexual”

El flamante ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, afirmó que entre los temas urgentes de su gestión se encuentra el tratamiento de la cuestión nutricional durante la infancia, la prevención del sarampión y del dengue y la producción y provisión de medicamentos.

El ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollan.

Por Luciana Mateo
Corresponsal en La Plata

El ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollan, aseguró que hay “una situación seria en términos de enfermedades de transmisión sexual, que estaban realmente más controladas en 2015”. Y explicó: “Vemos un aumento del 400% de los casos de sífilis y un 500% más de sífilis congénita”, infecciones que básicamente se previenen con educación sexual y el uso del preservativo.

En ese sentido, remarcó: “Tenemos un millón 500 mil preservativos en el Ministerio, cuando antes se entregaban 75 millones por año”.

En esta entrevista con LA CAPITAL, Gollan –médico egresado de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y ministro de Salud de la Nación durante el último año de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2015)- se refirió además al estado en que encontró el Ministerio.

“Hay una situación financiera complicada”, definió. Y planteó que el tratamiento de la cuestión nutricional en la infancia, la prevención del sarampión y del dengue y la producción y provisión de medicamentos “son los temas más urgentes”.

¿Con qué situación se encontró al llegar al Ministerio de Salud?

Hay una situación macro bastante complicada en la provincia de Buenos Aires. Para este año tenemos un déficit de caja de 200 mil millones de pesos y 200 mil millones de pesos que hay que pagar de deuda contraída por la Provincia durante este año, dolarizada. A nivel ministerial la cuestión financiera también está complicada: encontramos 6 mil millones de pesos de deudas consolidadas a proveedores, que no cobran desde hace 6 u 8 meses; encontramos el IOMA con 6.400 millones de pesos de deuda consolidada, siendo que ese dinero ingresó por los aportes de los afiliados; y encontramos el Programa Incluir Salud -que depende de recursos nacionales- con un déficit de casi 1.800 millones de pesos. Ahí hay prestadores y proveedores del Programa que no cobran desde marzo, como los farmacéuticos.

¿Y desde el punto de vista sanitario?

Encontramos una Provincia que más o menos reproduce lo que está pasando en todo el país: la reemergencia de enfermedades que ya no circulaban por el territorio, como el sarampión: con 64 casos somos la provincia con más casos del país y también tenemos una situación seria en términos de enfermedades de transmisión sexual, que estaban realmente más controladas en 2015. Vemos un aumento del 400% de los casos de sífilis y un 500% más de sífilis congénita. La sífilis se previene con el uso del preservativo y con educación sexual y, en el caso de la congénita, con los controles durante el embarazo. En la reunión del Consejo Federal de Salud informaron que tenemos un millón 500 mil preservativos en el Ministerio, cuando anualmente se entregaban 75 millones. Tenemos asimismo muy debilitados los equipos que hacían prevención territorial en clubes, escuelas, boliches y barrios. Todo esto está vinculado al desmembramiento de los programas de prevención nacionales y provinciales.

¿Ese desmembramiento tiene que ver con la reducción de personal?

Sí, tenemos una caída del presupuesto real en Salud durante los últimos 3 años, tanto en Nación como en Provincia. En Nación bajó del 2,3% hasta el 1,8% y en Provincia se quebró la línea del 6%; llegamos a 5,8%. Eso en lo relativo al presupuesto, pero luego la ejecución -es decir lo que realmente se usa de lo que autorizó la Legislatura- también fue muy inferior. Además hay que pensar que con una inflación del 55% en un año, el presupuesto que se votó con una previsión inflacionaria del 15%, no tendría que alcanzar a partir de agosto. Pero acá en algunos programas sobraba dinero, es decir que no se gastaba. Esto quiere decir que había una franca sub-ejecución presupuestaria, lo que significa menos trabajadores, menos insumos, menos aparatología, menos mantenimiento, menos todo.

El ministro de Salud Bonaerense durante la entrevista con LA CAPITAL.

El ministro de Salud Bonaerense durante la entrevista con LA CAPITAL.

¿Cuál es la situación nutricional de la niñez bonaerense?

En la Provincia el 60% de los chicos come mal, pero esto no quiere decir que estén desnutridos. La desnutrición es un cuadro perfectamente descripto: durante su desarrollo, la persona tiene que tener una relación entre su peso y su talla, si eso está dentro de determinados parámetros, está bien. Pero una persona puede estar alimentándose mal y eso no implica que esté mal en su relación peso-talla. Tenemos problemas con el sobrepeso; en medio de una población que come mal hay mucha gente que come mucho hidrato de carbono, mucha grasa y pocas proteínas, vitaminas y minerales.

¿Se controlará desde el Ministerio la alimentación de los comedores escolares?

Vamos a poner equipos de nutricionistas y pediatras muy capacitados que van a actuar en conjunto con Desarrollo de la Comunidad y con Educación para que se vuelva a plantear una dieta balanceada. Los comedores escolares son realmente deficitarios, no alcanzan para conformar a una dieta nutritiva y en la cantidad suficiente para un chico. Que además muchas veces es la única comida importante que tiene en el día, y ni hablar de lo que sucede los fines de semana. Por eso toda la serie de medidas que estamos pensando están vinculadas a atender en estos primeros días el tema nutricional en conjunto con Nación y con otras áreas del gobierno provincial.

¿Cuáles son esas medidas?

Por el tema nutricional vamos a ir a 1.500 escuelas de verano que tienen sus comedores abiertos y vamos a estar trabajando en Centros de Atención Primaria y hospitales provinciales de todos los municipios para la detección de casos; ya tenemos detectados y geo-referenciados chicos que vienen con problemas de peso y talla a través del Programa Nacer y se va a poner particular atención allí.

Sarampión y dengue

Este año se produjo un rebrote de sarampión, una enfermedad que no se registraba en Argentina desde 2000.
De los 64 casos confirmados hasta el momento en la provincia de Buenos Aires, “sólo uno estuvo relacionado al movimiento antivacunas y en realidad el antivacunas era el médico, no los padres”, dijo Gollan.
El resto se contagió por “falta de dosis” en los centros de salud.

¿Qué medidas se están tomando contra el sarampión?

En todos los municipios en los que está circulando el virus –ahora Merlo, Moreno y La Matanza- se van a realizar las acciones más fuertes con vacunación a chicos de entre 6 y 11 meses; luego se los vacunará normalmente al año y a los 6 años. Vamos a tener un fuerte sistema de alarma para ver dónde aparecen nuevos casos. Si son aislados, por ahora sólo se los bloquea; no se hace una campaña masiva porque no hay cantidad de dosis necesarias para hacerla en todo el conurbano. La Nación está procurando destrabar dosis, esta semana está liberando 320 mil que hacía tiempo que estaban en la Aduana por falta de pago de un 25% correspondiente a un impuesto. También hay otra gran cantidad de vacunas para su ingreso al país. Se nos mencionó que esto se puede regularizar en un tiempo relativamente corto para poder ampliar la campaña contra el sarampión y atender a todas las otras enfermedades inmuno-prevenibles.

Gollan en la jura como ministro del gobernador Axel Kicillof.

Gollan en la jura como ministro del gobernador Axel Kicillof.

¿Observa alguna injerencia de los llamados grupos ‘antivacunas’ en la reaparición del sarampión?

En Argentina es muy poquita, nada que ver con lo que pasa en Estados Unidos y en Europa, donde los movimientos son más fuertes y parte de lo que está pasando en esos países con el sarampión sí tiene que ver con los ‘antivacunas’. Pero en Argentina la cultura de la vacuna está fuerte todavía. Pasa que si se mantienen estas líneas de desazón de la gente, donde van a buscar la vacuna una y otra vez y no está; donde por la televisión salen los ‘antivacunas’ a hablar y nadie del Ministerio les responde inmediatamente; donde se van perdiendo las cadenas de frío porque no hay heladeras para mantener, termina impactando en el tiempo, generando que la gente no vacune a los chicos.

Mencionó una campaña contra el dengue ¿qué está pasando con esta enfermedad?

Creo que este año podemos tener serios problemas con el dengue porque hay una circulación muy grande, con muchos casos en todos los países limítrofes con las provincias del norte argentino. El virus está circulando mucho y además estamos en un momento de auge turístico.

¿En qué consiste la campaña oficial?

Estamos trabajando con todos los intendentes de los municipios que tienen mayores posibilidades de circulación. Planteamos casa por casa el tema del descacharrado porque lo más importante es eliminar los lugares en los que se cría el mosquito: sacar todo aquello que junta agua y que no se utiliza. Y a los recipientes que sí tienen que estar –como los que contienen agua para los perros- hay que cambiarles el agua cada 6 horas, de manera de no permitir que se genere el ciclo de reproducción del mosquito.

¿Cómo está la producción local de medicamentos?

En Nación se va a poner en marcha lo antes posible el Programa Remediar, que va a ser importante para volver con una gran cantidad de medicamentos a los Centros de Atención Primaria. Lo vamos a complementar en la Provincia a partir de aumentar prácticamente 8 veces la producción de medicamentos en el Instituto Biológico. La producción está en un 8% de su capacidad debido a la falta de mantenimiento de los equipos: se están produciendo 30 millones de comprimidos al año y el Instituto tiene un potencial de 360 millones.

¿Qué medicamentos se producen?

Son 14 medicamentos de uso muy cotidiano, entre ellos están los que abastecen al Prodiaba (Programa de prevención y tratamiento para los pacientes diabéticos) y después hay antiinflamatorios e antihipertensivos, es decir los que se usan con mayor frecuencia dentro de un consultorio. Son 14 en este momento y nos informan que se podrían hacer eventualmente 17. También tenemos amoxicilina y cefalexina que se hacen en la planta de Bahía Blanca: se están produciendo 150 mil frascos por año, con una capacidad de 800 mil, así que vamos a realizar una inversión allí. Toda esta medicación iría privilegiadamente a nuestros hospitales provinciales y municipales. Y se está trabajando en el IOMA, en conjunto con el PAMI, para abaratar los precios de algunos medicamentos. No son medidas que se puedan hacer de un día para el otro, requieren de tiempo pero se está trabajando fuertemente en esto.

Sobre su procesamiento

Daniel Gollan fue ministro de Salud de la Nación durante 2015.

Daniel Gollan fue ministro de Salud de la Nación durante 2015.

Gollan se encuentra procesado en la causa por presuntos sobreprecios en la ejecución del Plan Qunita, cuando ejercía como ministro de Salud de la Nación.

Consultado al respecto, el ahora titular del área en Provincia aseguró que “no hay pruebas de nada”, por eso “ni me preocupa, ni sé cómo está” la causa, remarcó.

“Es todo político, claramente forma parte del ‘lawfare’, así fue dicho en nuestros decretos de nombramiento”, señaló Gollan.

En efecto, en el decreto 14 firmado el 12 de diciembre pasado, el gobernador Axel Kicillof consignó que la causa judicial iniciada en 2015 por el juez Claudio Bonadio contra Gollan y otros ex funcionarios kirchneristas, se trata de una “injusta persecución penal” que se encuadra en el concepto de “lawfare”, entendido esto último “como el uso indebido de instrumentos jurídicos para fines de persecución política, destrucción de imagen pública e inhabilitación, donde se combinan acciones aparentemente legales con una amplia cobertura de prensa”.

“Además es un caso muy particular -sostuvo Gollan- porque no hay pruebas de nada, yo ni siquiera estoy nombrado en la causa. Todo el invento lo hizo el juez Bonadio”. Y explicó que “como no encontró ninguna prueba y todas las pericias que pidió le salieron mal, la elevó sin pruebas, con una pericia que es penalmente no válida, como lo es tomar precios de Mercado Libre”, finalizó.

Aborto: la Provincia adherirá al protocolo

Referentes de la Salud. Gollan junto a su par en Nación, Ginés González García

Referentes de la Salud. Gollan junto a su par en Nación, Ginés González García

Daniel Gollan aseguró que “en los próximos días” la Provincia adherirá, a través de una resolución, al Protocolo de aborto no punible que aprobó días atrás el Ministerio de Salud de la Nación que conduce Ginés González García.

“No hay dudas de que la Provincia va a adherir; estamos hablando de lo legal y en eso no debería haber ningún tipo de discusión”, dijo el funcionario bonaerense.

“La Corte Suprema ha sido muy taxativa y ha exhortado a las jurisdicciones provinciales a que tengan su protocolo”, concluyó Gollan, que en diversas oportunidades ha manifestado públicamente su postura a favor de despenalizar y legalizar la interrupción voluntaria del embarazo.