La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 29 de marzo de 2020

“Todos queremos volver a jugar, pero la salud de todos es lo prioritario”

Manuel Gelpi, el entrenador de Quilmes en la Liga Argentina de Básquetbol, habló sobre el momento que atraviesa el mundo a partir de la pandemia del coronavirus.

Por Marcelo Solari

 

Resulta una obviedad afirmar una y otra vez que priorizar la salud es lo más importante y está por encima de todo. De eso no hay dudas. Pero también es cierto que hay una ciudad (un país) que espera poder superar la pandemia de la manera más estoica posible y, eventualmente, que esto ocurra más temprano que tarde.

Y, por supuesto, hay que hacer planes para cuando ese día llegue. Cada uno en sus actividades particulares, diagramando pasos a seguir y evaluando escenarios posibles.

En eso está el entrenador Manuel Gelpi, quien supervisa a distancia a sus dirigidos de Quilmes, a la espera de que se reanude la Liga Argentina de básquetbol. Y mientras transcurre la cuarentena, el entrenador compartió con LA CAPITAL algunas cuestiones del día a día.

-¿Cómo se atraviesa el aislamiento sobre todo con la inminencia de que se extenderá algunos días más?
-Sí, todo indica que al menos seguirá hasta después de Semana Santa. Nosotros seguimos cada uno en sus casas, haciendo cosas y esperando que todo pase porque la competencia va a seguir. Al menos (Gerardo) Montenegro -el presidente de la AdC- avisó que sería así. En principio había dudas porque el calendario de los Juegos Olímpicos podía impedir que se completara la temporada, pero se podría seguir adelante sin problemas. Será cuestión de ver cómo se puede reorganizar.

-¿Los jugadores trabajan con planes individuales?
-Sí, exclusivamente para la parte física y esperando noticias de cuándo se puede volver a hacer básquet, porque eso es lo único que no podemos hacer, más allá de algún análisis táctico o estadístico. Lo que sí se puede hacer es técnica individual pero nada grupal porque tampoco tenemos acceso a abrir un lugar exclusivo que nos permita juntarnos. Nos adaptamos a lo que podemos hacer.

-Seguramente habrán tenido que variar esos trabajos individuales…
-Sí, por supuesto. El que maneja las cargas es Sebasián Maffía, el preparador físico. La primera planificación había sido para 5 o 6 días, y después tuvimos que reformular.

-¿Están en contacto permanente? Sobre todo para monitorear cómo sobrellevan la cuarentena desde el aspecto mental…
-Seguro. Estamos en contacto constante entre todos. Es un ida y vuelta, porque hay más tiempo libre y también incertidumbre. Nuestra intención fue que aquellos que no son de Mar del Plata pudieran volver a sus casas, pero no todos lo pudieron hacer (tuvieron que quedarse en la ciudad Darío Skidelsky, Alejandro Reinick, Gregorio Eseverri, Juan Cruz Germano e Iván Catani).

-¿La partida de Paul Larsen es definitiva, sin boleto de retorno?
-En un principio no iba a ser así. Estaban por cerrar los aeropuertos y si nos demorábamos, no iba a poder viajar. Fue una decisión inteligente porque además, al frenarse la competencia, no había que abonarle el sueldo. Eso hicieron la mayoría de los equipos. Ahora parece difícil que puedan volver los extranjeros. Por un montón de cuestiones. Habrá que hacer un rápido análisis de mercado para ver cuáles son las posibilidades. No estoy seguro, pero creo que se adaptará la reglamentación.

-Se dijo que se estaba analizando la posibilidad de suspender el descenso en la Liga A. ¿Creés que si eso pasa tampoco habría ascenso desde la Liga Argentina?
-Yo no creo que modifiquen el esquema de competencia, y por lo tanto, no creo que se quiera sumar un equipo, así que la posibilidad de que no haya ascenso desde la Liga Argentina es bastante concreta. Pueden llegar a pasar muchas cosas pero todavía no tenemos precisiones.

-¿Y vos, particularmente, cómo te llevás con la cuarentena?
-Bastante bien. Trato de ser rutinario para evitar un exceso de estrés. Hago algunas cosas que tenía postergadas en mi casa y aprendí a hacer cosas nuevas, aunque sin tutoriales no podría haberllas hecho (risas). Además, intento estar lo más informado posible para darle a este momento la importancia que tiene. Todos queremos volver a jugar, pero la salud de todos es lo prioritario. Sabemos que esto se evalúa semana a semana.