29 de julio de 2018
Comentarios

En esta nota

Un cuarto de siglo del programa ProHuerta

Técnicos, con distintas especialidades, cubren la ciudad favoreciendo la realización de huertas familiares, fortaleciendo capacidades y mejorando sistemas productivos.

El ProHuerta cubre en Mar del Plata una amplia demanda de formación.

El programa ProHuerta -del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el INTA- cumplió 25 años de trabajo ininterrumpido en Mar del Plata. Cinco técnicos, con distintas especialidades, cubren la ciudad favoreciendo la realización de huertas familiares, fortaleciendo capacidades, acompañado espacios de comercialización, mejorando sistemas productivos hacia una transición sustentable y consolidando vinculaciones y articulaciones con las instituciones y organizaciones presentes en el Partido de General Pueyrredon.

Entre las innovaciones que impulsó el programa desde la Agencia de Extensión Rural de Mar del Plata, INTA Balcarce, se destacó la generación de una red de trabajo interinstitucional e interdisciplinar, que funciona en 18 Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de la ciudad a través de los servicios sociales de salud, dependiente de la Secretaría de Salud del municipio de General Pueyrredon.

Así, el programa llega a los sectores más vulnerables de la ciudad, con una propuesta que integra el saber técnico del equipo de trabajo del ProHuerta (MDS+INTA) con la atención de las trabajadoras sociales del municipio mejorando la alimentación, la salud y el bienestar integral de las personas.

Además, el ProHuerta (MDS+INTA) cubre en Mar del Plata una amplia demanda de formación. Durante los meses de marzo y septiembre, en los comienzos de la campaña otoño/invierno y primavera/verano, el programa convoca aproximadamente a 600 personas en la Agencia de Extensión Rural Mar del Plata para aprender a realizar la huerta familiar.

Este alcance se triplica durante todo el año teniendo en cuenta los talleres que se brindan en los 18 CAPS, y que incluyen no sólo la realización de la huerta familiar sino que también abarcan el manejo agroecológico de plagas, las labores culturales en la huerta, la multiplicación de plantas aromáticas, cultivos sin suelo, poda y sanidad de frutales, salud y alimentación, entre otros.

Durante el 2017, el equipo integrado por Cecilia Leonardi, Marcela Almendros, Mauricio Navarro, Mauro Ruiz Pollizzi y Juan Cuda logró fortalecer y generar vinculaciones con aproximadamente 70 instituciones locales.

A través de las mismas, el ProHuerta concretó proyectos como la huerta demostrativa para personas no videntes en la Biblioteca Parlante de la Plaza Peralta Ramos; un laboratorio de multiplicación de plantas donde los estudiantes secundarios del Colegio Atlántico del Sur producen plantines que se entregan a huertas y viveros escolares e institucionales; y espacios de formación y encuentro para emprendedores gestionados junto con el programa de extensión Visopro (Vinculación Socio Productiva) de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Asimismo, en la ciudad acompaña a tres ferias verdes agroecológicas y muchos otros espacios de comercialización de la pequeña agricultura familiar que involucran aproximadamente a 80 productores.

Cabe destacar que los profesionales del programa no fueron contactados por el intendente Carlos Arroyo ni por el coordinador de la iniciativa municipal.

Subir